Etiqueta: Rastreador

Archive Posts Listed On This Page

Rastreador sanitario: Violencia de género vs Violencia doméstica

Violencia de género versus Violencia doméstica: La importancia de la especificidad

 Fuente: Beatriz Gimeno (2011)

España se ha convertido en los últimos 10 años en un ejemplo mundial de sociedad concienciada y en lucha contra la violencia de género y por los derechos de las personas lgtb. No sólo por la cantidad de leyes e iniciativas de todo rango que se han ido aprobando en este sentido desde hace ya tiempo sino también, o quizá como consecuencia de lo anterior, porque muchas de estas normas son producto de una intensa movilización de la sociedad civil. Basta mirar las cifras de aceptación con que contaba la ley de matrimonio homosexual en el momento de su aprobación o la repulsa  que se produce cada vez que hay un asesinato o una agresión machista. El rechazo social que la violencia machista suscita es, en la sociedad española, casi unánime y tanto la derecha como la izquierda compiten en demostrar que son más eficientes en la lucha contra la misma (…)

(…) La oficialmente llamada Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género contempla todo tipo de medidas para luchar contra la violencia contra las mujeres.

(…) El ámbito de aplicación: violencia de género vs. violencia doméstica

En el debate que se suscitó ante esta cuestión, yo misma jugué un pequeño papel como presidenta entonces que era de la FELGTB . Cuando la Ley se estaba gestando recibí algunas llamadas de diputadas y miembros de organizaciones judiciales y sociales interrogándome por la posibilidad de incluir a las parejas del mismo sexo en el ámbito de aplicación de la Ley, asunto éste muy controvertido en aquel momento. A esta inclusión se oponían firmemente las organizaciones feministas, mientras que las organizaciones de derechos lgtb y otras organizaciones sociales, así como algunos sectores conservadores, la defendían e incluso la exigían. A pesar de mi cargo al frente de la FELGTB siempre he reivindicado mi primera adscripción ideológica como feminista y en ese sentido me manifesté, apoyando la no inclusión de las parejas del mismo sexo, recién reconocidas entonces como matrimonios, en el ámbito de aplicación de la Ley Integral. La ley finalmente se aprobó con las mujeres como únicas  posibles víctimas y los varones como únicos posibles agresores.

(…) Desde nuestro punto de vista, y desde el punto de vista de  la mayor parte del movimiento feminista, no podemos admitir que se confunda la violencia de género con cualquier tipo de violencia, aunque se produzca en el ámbito familiar. Eso no quiere decir en absoluto que neguemos que esa violencia exista o que consideremos que las víctimas de la misma no merecen la misma consideración o protección. Lo que quiere decir es que reconocemos y defendemos el carácter específico de la violencia contra las mujeres. En realidad, al delimitar lo que es y lo que no es “violencia de género”, lo que estamos haciendo, desde el punto de vista del feminismo, es subrayar la centralidad que tiene el género como principio organizador y normativizador de los sistemas sociales, en este caso de la familia heterosexual donde se ponen en juego construcciones como maternidad/paternidad, feminidad/masculinidad, división sexual del trabajo etc. Cuando se pretende que cualquier violencia doméstica es como la violencia de género lo que se hace, en unos casos de manera consciente y en otros de manera inconsciente, es  difuminar la definición del concepto de “Violencia de Género” para de esa manera hacerlo inefectivo. Una cosa es, desde nuestro punto de vista, combatir la violencia doméstica y preparar protocolos y recursos de ayuda a las víctimas de la misma, (sean parejas del mismo sexo, menores, ancianos, personas vulnerables) y otra cosa es reconocer que esta violencia es distinta de aquella otra que sirve como instrumento de control del patriarcado sobre las mujeres, y reconocer así que la sociedad entera está estructurada sobre dicha organización. Esa es la razón de que no nos parezca correcto emplear la expresión “violencia doméstica” para denominar la violencia o el maltrato que sufren las mujeres por parte de sus parejas o exparejas, porque “violencia doméstica” puede hacer referencia a cualquier tipo de violencia producida en el hogar y contra cualquier persona que viva en él.

En el caso concreto que nos ocupa, merece la pena destacar que desde el punto de vista político es inaceptable que partidos conservadores que se habían manifestado reiteradamente en contra de los derechos de las personas lgtb se mostraran súbitamente muy preocupados por su bienestar y protección y por ello exigieran que las parejas del mismo sexo fueran consideradas en la Ley Integral.  En este caso estaba meridianamente claro que se trataba de un burdo intento de instrumentalización política, ya que no siendo políticamente correcto oponerse a ninguna medida que tenga que ver con la protección de las mujeres, la derecha pretendía utilizar los derechos lgtb para oponerse, en realidad, a que la violencia de género quedase perfectamente definida como violencia estructural, como una de las formas de control que utilizan los hombres hacia las mujeres, como una violencia especial y particular, distinta a otros tipos de violencia y necesitada, por tanto, de soluciones y políticas específicas.

En lo que se refiere a las críticas que provenían de sectores sociales progresistas, es cierto que en las asociaciones lgtb se reciben, cada vez más, peticiones de ayuda de personas que se ven sometidos a malos tratos físicos o psicológicos por parte de sus parejas del mismo sexo. La policía en España ha reconocido que éste tipo de denuncias les llegan cada vez con más frecuencia y que no saben como afrontarlas; también las asociaciones que trabajan contra la violencia contra las mujeres nos han advertido de que reciben cada vez más llamadas de lesbianas pidiendo ayuda. Obviamente que la violencia en familias compuestas por personas del mismo sexo existe,  como existen sin duda hombres maltratados por mujeres y también niños y niñas maltratados por sus padres o madres y todo ello es violencia doméstica. Habrá que empezar por reconocer que lejos de las versiones edulcoradas e idílicas que muestran los sectores más conservadores, la familia (sea del tipo que sea) es en sí misma una institución conflictiva que puede esconder maltrato de todo tipo, así como violencia física y psicológica. La familia, que en ocasiones puede resultar una instancia de bienestar y protección, de apoyo y resistencia (Baca Zinn 1989; Stark 1974) es también, como en su momento puso de manifiesto el feminismo, un escenario político de desigualdades e injusticias. La familia es el espacio en el que nos subjetivamos, nos construimos como personas, nos socializamos como seres sociales, lo que le asegura ser la fuente de numerosos conflictos; es una institución en la que se mezclan relaciones de amor y de poder, relaciones económicas y sexuales, culturales y afectivas, de dependencia física (ancianos, discapacitados…) y económica, todas ellas traspasadas de relaciones de poder y dominación,  de conflictos intensos en todo caso.  En la familia pueden resultar dañados y dañadas mujeres, hombres, ancianos, niños y niñas, personas con discapacidad o especialmente vulnerables…es en la familia donde vienen a reflejarse todas las tensiones sociales; es un foco de conflictos para todos sus miembros y esos conflictos pueden degenerar en violencia. Y la violencia suele ejercerla quien tiene más poder sobre quien tiene menos.  La diferencia de poder entre las personas es una característica de esta sociedad patriarcal en la que, estructuralmente los hombres tienen más poder que las mujeres, pero donde se entrecruzan otras variables que hacen que los jóvenes tengan más poder que los ancianos, los adultos más que los niños, los ricos más que los pobres, los universitarios más que los no universitarios etc. Sean los que sean los conflictos, se deban a lo que se deban, lo cierto es que en muchas ocasiones degeneran en violencia porque vivimos en una sociedad en la que no se educa a nadie en la resolución pacífica de los conflictos, sino al contrario y esto afecta, por supuesto, a las parejas homosexuales. Pero no olvidemos en ningún momento que la familia es por antonomasia uno de los espacios donde se concretan las diversas formas de sujeción de la mujer.

En las parejas formadas por dos personas del mismo sexo también se establecen relaciones de poder, sólo que en este caso el poder no está sistemáticamente ejercido por el hombre frente a la mujer, sino que  es uno de los dos miembros de la pareja el que lo atesora en función de distintas variables, como ganar más dinero, tener más edad o menos, más autoridad, ser de una clase social superior, tener acceso a más recursos materiales o sociales etc.  El asunto de los malos tratos en parejas homosexuales es un tema que aun no se ha desarrollado plenamente en España o en Latinoamérica, pero sí en EE.UU. donde se han hecho decenas de informes, donde ya existen servicios sociales volcados en este problema y donde se han aprobado leyes que reconocen este tipo de maltrato y que lo combaten como violencia doméstica. En este momento, dirigentes y activistas lgtb se muestran preocupados y escandalizados por la violencia o el maltrato que existe en las parejas del mismo sexo y se esfuerzan por sacar a la luz el problema, por incluirlo en las leyes etc. Sin embargo, como feministas que somos, sostenemos que existen importantes diferencias entre esta violencia y la violencia contra las mujeres, además de aquella ya mencionada de su carácter estructural y sistémico. En todo caso hay una diferencia de grado que no se puede pasar por alto.  La violencia doméstica entre personas del mismo sexo es menor, de menor intensidad y menos frecuente, que la que ejercen los hombres sobre las mujeres y tiene además unas características propias. Sólo con mala fe pueden ignorarse los resultados de los estudios que hay al respecto. (Poorman, P Seelau, S. y Seelau, P. : 2005). Hay maltrato, desde luego, pero hay menos asesinatos y, en general, son situaciones que no alcanzan los niveles de gravedad que conocemos y que se dan frecuentemente contra las mujeres: mujeres quemadas vivas, palizas y torturas durante años, secuestros, asesinatos, violaciones…  Eso no quiere decir que seamos tolerantes con otras violencias que existen y que tienen que ser atajadas. Por supuesto que a la víctima de una violación poco le importa si su violador es especialmente sádico o si es algo menos sádico que otro violador; a la persona maltratada no le hables de grados ni de diferencias en la calidad del maltrato. Por supuesto que  todas las víctimas son víctimas y que tienen que gozar de toda la protección posible y de toda la ayuda que les puedan prestar las instituciones pero eso no impide que, desde el punto de vista social, sean considerados fenómenos diferentes y de diferente gravedad.

En ocasiones, las partidarias de que “Violencia de Género” incluya a toda la violencia, se contradicen. Por ejemplo, Raquel Osborne (Osborne, R. 2008: 99-124) dedica un artículo al tema y critica la Ley Integral: « ¿Se trata de proteger a las mujeres de toda la violencia que reciban o hay una jerarquía en el tratamiento hacia la violencia no por sus efectos  -igual de violentos en los dos casos- sino por de dónde proviene? ¿Le duele más a una mujer el golpe o el insulto que le produce su hijo o su hija, su padre o su madre que el que le produce su novio o marido? La respuesta a esta última pregunta es : « no ». La violencia, el maltrato, la injusticia son en cada ocasión únicos e igual de hirientes para las víctimas y todas ellas requieren cuidado y atención, así como todos los maltratadores o agresores merecen su correspondiente sanción penal. Pero, sin embargo, la misma Osborne escribe al comienzo del artículo  que costó mucho que la violencia contra las mujeres fuera considerada una cuestión política y que se reconociera su importancia y gravedad. Y finalmente admite que sin una interpretación sistémica esta violencia no puede comprenderse. Pues bien, entonces volvamos a la primera pregunta que formula : se trata de proteger a las mujeres al mismo tiempo que se reconoce una jerarquía en el tratamiento hacia la violencia, no tanto por el dolor inflingido a las víctimas, sino por su relevancia social. Si bien es cierto que para las víctimas toda violencia es igual, desde el punto de vista social ambas situaciones no son equivalentes y ésto es lo que las instituciones y las políticas tienen que tener en cuenta si es que el estado se plantea como objetivo, e incluso como obligación o mandato constitucional en el caso español, combatir la desigualdad de género.

Para enfrentarse desde el estado a la violencia hay que entender su génesis, como bien dice Osborne.

La violencia de género es un producto específico de una situación determinada, es sistémica y se produce porque el patriarcado ha puesto en manos de los hombres un enorme poder simbólico, y también material, del que ha desposeído a las mujeres.

Es un poder que les ha sido entregado a los hombres para emplearlo sobre las mujeres como instrumento de control, lo que no quiere decir que no existan otras variables sociales de poder y despoder que se entrecruzan con ésta. Cuando un hombre maltrata a un mujer que cree suya, ejerce dicha agresión en nombre de un poder que él cree legitimado  – y lo está por el patriarcado-  Cuando la agresión se produce en otro contexto, siendo una agresión auténtica no tiene en ningún caso la base simbólica, y a menudo también material,  que tiene el poder de los hombres sobre las mujeres en esta sociedad.  La violencia contra las mujeres está socialmente legitimada (y de ahí en muchas ocasiones la levedad de las penas)  Los malos tratos ejercidos por los hombres sobre las mujeres no proceden de un poder imaginario, sino real (material y simbólico) y es el uso de ese poder el que la Ley Integral pretende declarar ilegítimo, al considerar su uso como un agravante penal.

Por tanto, consideramos que quienes pretenden que toda la violencia doméstica es igual están impidiendo de hecho que la Violencia de Género sea comprendida adecuadamente y pueda ser combatida desde la convicción de que dicho combate forma parte de un combate general contra el patriarcado y el sistema de sexo- género.

 


Cronología de víctimas mortales de violencia de género de 2018

El año 2018 se ha cerrado con 47 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en España, según el balance del Ministerio de Igualdad, cuatro menos que en el año anterior. Se trata de la cifra anual más baja desde que hay datos oficiales.

Hasta 39 menores han quedado huérfanos y 27 niños han sido asesinados por violencia machista desde 2013.

Por comunidades, la mayor cifra se concentra en Andalucía, donde vivían 12 de las víctimas, autonomía a la que siguen Cataluña, con siete, Madrid, con cinco, y Aragón, Asturias y Galicia, con tres. Dos víctimas eran de Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Navarra y País Vasco.

El peor día fue el 25 de septiembre, con cuatro víctimas por violencia de género en apenas nueve horas: dos niñas asesinadas por su padre en Castellón, y dos mujeres por sus exparejas, una en Maracena (Granada) y otra en Bilbao. En total, son 976 mujeres asesinadas desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar. El número de atención a las víctimas de violencia de género es el 016. No deja huella en la factura, pero hay que borrarlo del registro de llamadas.


Sanidad rescata el Observatorio de Salud de las Mujeres: “Creará igualdad”

Fuente: Redaccionmédica.com

(…) La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha señalado que el objetivo de la recuperación del Observatorio de Salud de la Mujer es “eliminar la inequidad y las desigualdades” que existen en la vida de las mujeres, fomentado la igualdad de la equidad de su salud.

Hoy estamos recuperando el Observatorio de Salud de las Mujeres, que se perdió en 2014 con la mal llamada de austeridad de aquel gobierno conservador”, ha recordado la ministra.

(…) el observatorio, que se creó en 2003-2004, fomentará la perspectiva de género en “la formación e investigación”. Además, este observatorio hará hincapié en las enfermedades prevalentes entre mujeres, así como las específicas entre ellas, “y por supuesto en la salud sexual y reproductiva”.

(…) El Observatorio de Salud de las Mujeres contará como finalidad el fortalecimiento del enfoque de género en las políticas sanitarias, mediante la investigación, formación y difusión y comunicación sobre los determinantes de la salud, con especial énfasis en el género para lograr la equidad en salud, así como logros en la calidad de vida de las mujeres y los hombres. Profundizar en temas de salud específicos de las mujeres será una de las  principales acciones a desarrollar por el Observatorio. Entre otros, temas relativos a salud sexual, afectiva y reproductiva; violencia de género; y enfermedades específicas y/o de mayor prevalencia en las mujeres.


Las mujeres de Irlanda del Norte esperan que 2019 sea el año en el que se legalice el aborto

Las mujeres de Irlanda del Norte que luchan por el aborto libre esperan que 2019 sea su año. Las activistas consideran que el éxito alcanzado en Irlanda pueda replicarse en el norte y quieren unirse a los políticos que también están a favor para presionar al Gobierno británico. En la región, el aborto no es legal ni siquiera en caso de violación, incesto o anomalías en el feto.

En Irlanda del Norte, el aborto no es legal ni siquiera en caso de violación, incesto o anormalidades fetales de índole mortal

En Irlanda del Norte, el partido Unionista Democrático, que apoya al Gobierno de May en Londres, se ha negado a cambiar de opinión respecto de su apoyo a ultranza a la ley del aborto de la época victoriana que rige en la región. Sin embargo,  el Sinn Féin cambió su postura radicalmente después del referéndum en la República de Irlanda y ahora apoya una liberalización de la ley.

Las activistas tienen el apoyo de sus colegas de la República de Irlanda, que están listas para seguir luchando del lado norte de la frontera, remarcó Ailbhe Smyth, portavoz de la Coalición para la Derogación de la Octava Enmienda. “Creo que lo más importante es que en el sur lo logramos”, dijo. “Si hubiéramos perdido el referéndum, eso habría paralizado todo el proceso, pero al ganar se han propagado la fuerza y la determinación”.

En los últimos meses, se han sumado una serie de elementos que han avivado el fuego. En octubre, un sondeo de Amnistía Internacional sugirió que el 65% de los adultos de Irlanda del Norte piensa que el aborto no debería ser un crimen.

En junio, un fallo del Supremo afirmó que las leyes sobre el aborto en la región eran incompatibles con los derechos humanos. La decisión ha presionado aún más a los políticos, aunque los jueces se han negado a emitir un fallo firme porque el caso que se les presentó no tenía una víctima individual.

Y, dado que la asamblea de Irlanda del Norte no se reúne desde el colapso del Gobierno de coalición hace casi dos años, los parlamentarios en Londres a favor de un cambio de ley sienten que están frente a una oportunidad sin precedentes. El pasado julio, más de 170 políticos de Reino Unido y la República de Irlanda firmaron una carta instando al Gobierno británico a reformar las leyes del aborto en Irlanda del Norte.

El Comité Selecto sobre Mujeres e Igualdades está analizando las leyes, y la ministra de Mujeres e Igualdades, Penny Mordaunt, les ha dicho a los políticos de Irlanda del Norte que si no liberalizan la ley del aborto, lo hará el Parlamento de Westminster.


Justicia de género y derechos de las mujeres

Cada día, las mujeres de todos los países del mundo sufren desigualdad y discriminación. Se enfrentan a situaciones de violencia, abusos y un trato desigual tanto en su hogar, como en su entorno de trabajo y sus comunidades solo por el hecho de ser mujeres. También se les niegan oportunidades para aprender, obtener ingresos, hacer oír su voz y liderar.

La mayor parte de las personas que viven en situación de pobreza son mujeres. En comparación con los hombres, tienen un menor acceso a recursos, poder e influencia, y pueden experimentar una mayor desigualdad debido a su clase, etnia o edad, así como debido a creencias religiosas y fundamentalistas.

La desigualdad de género es un factor clave de la pobreza y menoscaba gravemente los derechos de las mujeres.

LA DESIGUALDAD DE GÉNERO EN CIFRAS

  • Las mujeres tan solo ocupan el 22% de los escaños parlamentarios a nivel mundial. En el ámbito municipal la situación es aún más grave, ya que tan solo ocupan el 5% de las alcaldías.
  • De media, en todas las regiones y sectores, el salario de las mujeres es un 24% inferior al de los hombres.
  • Casi dos terceras partes de los 781 millones de personas adultas analfabetas son mujeres, un porcentaje que se ha mantenido constante durante las dos últimas décadas.
  • 153 países tienen leyes que discriminan económicamente a las mujeres. En 18 de estos países, los maridos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen.
  • En todo el mundo, una de cada tres mujeres sufre o sufrirá violencias machistas en algún momento de su vida.

 

Ver

Rastreador sanitario

España muestra que es posible una respuesta humana a la salud de los migrantes en Europa

Leire Pajin, Gonzalo Fanjul, Elena Urdaneta, Martin McKee

Publicado: 03 de julio de 2018 Licencia Creative Commons Attribution (CC BY 4.0) 

Thelancet.com

Durante muchos años, las personas que abogaron por el derecho a la atención médica de los migrantes indocumentados consideraron a España como un ejemplo positivo. La Ley General de Salud, promulgada en 1986, se basó en el principio de universalidad. Las reformas posteriores a lo largo de la década de 2000 culminaron con la Ley de salud pública de 2011, que otorgaba un derecho explícito a la atención sanitaria gratuita para todas las personas que viven en España, tanto españolas como inmigrantes, independientemente de su estatus legal, lo que convierte a España en una de las ciudades más acogedoras. sistemas en Europa.

En 2012, esta situación cambió. El Gobierno español, actuando por Real Decreto (ley 16/2012), eludiendo así el proceso parlamentario, restringió el acceso a la asistencia sanitaria de los inmigrantes indocumentados. De ahora en adelante, estas personas tenían derecho inicialmente solo a la atención de emergencia, a menos que fueran niños o mujeres embarazadas, aunque a las personas con tuberculosis se les proporcionó posteriormente acceso sin restricciones a la atención médica. El gobierno buscó justificar esta medida por razones económicas, argumentando que el gasto público debía reducirse luego de la crisis financiera, que afectó gravemente a España. Sin embargo, el gobierno no presentó estimaciones de las sumas que podrían salvarse. De hecho, varios expertos argumentaron que restringir el acceso a la atención médica de los migrantes podría costar más. La forma en que se introdujo la medida, junto con la ausencia de una justificación económica clara y los argumentos morales obvios, generó una oposición generalizada, y los críticos también señalaron el gasto relativamente bajo en salud de España, con un 7 · 0% del producto interno bruto. cuando el promedio en la Unión Europea fue de 7 · 6% y cuando se vio que el sistema de salud español funcionaba mejor que muchos otros países de Europa.

Las preocupaciones se vieron exacerbadas por las restricciones en los servicios y los copagos incrementados para los ciudadanos españoles. Estos desarrollos dieron como resultado el descontento popular, la creación de nuevos movimientos sociales (por ejemplo, la Marea Blanca) y manifestaciones callejeras. Algunas regiones autónomas (por ejemplo, Valencia, Cataluña y Andalucía) se negaron a cumplir con el gobierno central, argumentando que hacerlo podría crear una crisis de salud pública. En cambio, estas regiones continuaron brindando servicios de forma gratuita. En algunas otras regiones que implementaron formalmente el Real Decreto, los profesionales de la salud se negaron a cumplir, argumentando que aún tenían el deber ético de tratar a los inmigrantes indocumentados.

La evidencia disponible sugiere que el Real Decreto ha impactado severamente a las poblaciones migrantes. Un estudio realizado por Mestres y colegas. Quienes consultaron mortalidad entre las personas migrantes en los 3 años anteriores al Real Decreto y en el período después del decreto había sido implementado, reportó un aumento del 15% en la tasa de mortalidad de la población migrante. El ejemplo español es, por lo tanto, uno en el que la política de acceso a la asistencia sanitaria por parte de los migrantes es totalmente ideológica. No se presentaron pruebas para justificar este cambio de política, y parece haber conducido a un número considerable de muertes evitables.

Los acontecimientos recientes, sin embargo, ofrecen esperanza. En junio de 2018, un nuevo gobierno español llegó al poder, tras la renuncia del primer ministro Mariano Rajoy. Este gobierno ha anunciado que se revocará el Real Decreto, al igual que otras medidas que han restringido los servicios y aumentado los copagos. El nuevo Ministro de Salud dijo: “Es una falacia decir que excluir a los inmigrantes beneficia al sistema”. El nuevo gobierno también hizo una declaración muy visible a la comunidad internacional al otorgar permiso al barco Acuario, que se había desplazado a la deriva en el Mediterráneo con 629 inmigrantes a bordo, para atracar y desembarcar a estas personas después de que Italia y Malta. De esta manera, el nuevo gobierno español está enviando un mensaje claro al mundo de que es posible una respuesta humana y digna a la migración.

Referencias

Legido-Quigley, H, Otero, L, la Parra, D, Álvarez-Dardet, C, Martin-Moreno, JM y McKee, M. ¿Los recortes de austeridad desmantelarán el sistema sanitario español? BMJ. 2013; 346: f2363

Mestres, AJ, López-Casasnovas, G y Castelló, JV. Los efectos mortales de perder un seguro de salud. (Documento de trabajo CRES-UPF # 201804-104) Centro de Investigación en Economía y Salud, Barcelona; 2018

de Benito, E y Seco, R. “Es una falacia decir que excluir a los inmigrantes beneficia al sistema”. Fecha: 2018. Elpais.com 20 de junio de 2018


Anisakiasis tras consumir pescado en procesos insuficientes de congelación 

Según informa la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), España es el segundo país con mayor número de intoxicaciones por anisakis después de Japón, y el consumo de boquerones frescos en vinagre podría ser el responsable de aproximadamente 8.000 casos de anisakiasis al año en nuestro país, de acuerdo a un reciente estudio publicado en ‘Scientific Reports‘.

Uno de cada tres pescados que se consumen en España está infectado con anisakis. Afecta especialmente a platos clásicos del verano, como los boquerones en vinagre o las sardinas a la brasa, si bien el riesgo varía en función de la zona geográfica: mientras que el Cantábrico se dispara al 50%, las especies capturadas en el Mediterráneo apenas alcanzan el 6%.

Para que sea efectivo, el pescado debe congelarse a una temperatura de -20 grados o inferior durante un periodo mínimo de 24 horas, o a -35 grados durante un periodo mínimo de 15 horas. Este es el proceso que siguen por ley los bares, restaurantes y demás establecimientos de restauración, pero los frigoríficos domésticos necesitan más tiempo para alcanzar estas temperaturas que un equipo industrial, por lo que se recomienda congelar los productos a una temperatura de -20 grados o inferior durante cinco días. Se recomienda congelar los productos a una temperatura de -20 grados durante cinco días.


Europa declara la guerra al plástico

Fuente: Nationalgeografic.com 

(…) En todo el mundo, los plásticos representan el 85 % de la basura marina. Es más, los plásticos llegan a nuestros pulmones y mesas, ya que los microplásticos están presentes en el aire, el agua y los alimentos, con efectos desconocidos para nuestra salud. Es imprescindible afrontar el problema que plantean los plásticos, y hacerlo puede crear nuevas oportunidades de innovación, competitividad y empleo.

(…) La primera estrategia europea sobre plásticos, aprobada en enero de 2018, es parte de la transición hacia una economía más circular. Se preve que protegerá el medio ambiente de la contaminación de los plásticos al tiempo que incentiva el crecimiento y la innovación, convirtiendo así un obstáculo, en un programa positivo para el futuro de Europa.

… Europa declara la guerra al plástico

Ver

Rastreador sanitario

Plan sociosanitario de Asturias

La atención sociosanitaria es la atención simultánea, coordinada y estable de los servicios sanitarios y sociales ante necesidades de personas que necesitan que se garantice un abordaje integral y continuado de sus cuidados sanitarios y sociales.

El consejero de Sanidad de Asturias, Francisco del Busto ha presentado las líneas de actuación del Plan Sociosanitario 2018-2021, que su Gobierno ha establecido y desarrolla para hacer frente a los dos retos clave: “Cronicidad y envejecimiento”. Más de un 25 por ciento de la población asturiana actual tiene más de 65 años. Las perspectivas señalan una disminución poblacional y un envejecimiento aún mayor, y también un aumento de la dependencia. Frente a esta realidad, es tan importante mejorar la atención, aumentando la satisfacción de las personas y familias, como hacer un uso eficiente de los recursos disponibles. Pasar de la teoría a la práctica la red sociosanitaria es uno de los retos pendientes, que Asturias quiere solucionar tomando como base el citado plan 2018-2021.

Fuente: asturiasparticipa.es

(más…)

Ver

Rastreador sanitario

5 de mayo, día mundial por la higiene de manos en los centros sanitarios. Prevenir la sepsis

 Fuente: sanoysalvo blog

El 5 de mayo, es decir el 5 del 5, por los 5 dedos de las dos manos, el programa “Salve vidas: límpiese las manos” de la OMS convoca el día mundial por la higiene de manos en los centros sanitarios. El lema de este año es «Está en sus manos – prevenir la septicemia en la atención sanitaria».

Como dice la resolución de la 70.ª Asamblea Mundial de la Salud sobre “Mejora de la prevención, el diagnóstico y la atención clínica de la septicemia”, la sepsis, además de con al higiene de manos, está relacionada también con otros factores y condicionantes como la falta de acceso a programas de vacunación, el acceso inadecuado a un tratamiento y a una atención asequibles, oportunos y apropiados, los insuficientes servicios de laboratorio, la calidad y disponibilidad de sistemas de saneamiento y abastecimiento de agua y la adopción de otras prácticas óptimas de prevención y control de infecciones.  ver más en sanoysalvo

(más…)

Ver

Rastreador sanitario

Una iniciativa de Arscavi que “anima a personas solas, enfermas o con una mala racha”

La quinta planta de Kultur Leioa acoge estos días una exposición de unos artistas valientes. Ellos derriban muros, altos, muy robustos a veces, y no miran para atrás. Sacan fuerzas y doblegan la dificultad. De las paredes de esta sala cuelgan fotos de ventanas o imágenes con encuadres que parecen ventanales también, de aquí y de allá, de distintas partes del mundo. Son obra de los integrantes de la asociación leioaztarra Arscavi, que trabaja por la revitalización de la salud y la mejora de la calidad de vida. Gente que se ha quedado en paro o se ha jubilado y atraviesa un mal momento, personas enfermas que necesitan apoyo y desconexión, alguien que tiene una crisis personal o que se siente solo… Esa es la familia que compone Arscavi y en la que ejerce de psicóloga Itziar Cabieces. En este colectivo, por lo tanto, todos sus socios se distraen, tienen una motivación para salir de casa, aprenden sobre distintos temas… “Estar en un entorno de ocio recreativo como el que ofrece el grupo es importante”, defiende Itziar. Organizar esta exposición, ir a museos, asistir a charlas… son algunas de las actividades que realizan desde hace ya diez años… Leer más

Fuente: deia.eus Marta Hernández 2/5/2018 (más…)

Ver

Rastreador sanitario

La siniestralidad laboral sigue sin freno: 618 muertos y más de 1,3 millones de accidentes en 2017

(…) el pasado año, murieron 618 trabajadores a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. Más de uno al día. Los sindicatos llevan tiempo haciendo sonar las alarmas: tras muchos años de descenso, 2013 supuso un punto de inflexión que ha desatado la siniestralidad.

 Evolución de los accidentes laborales con baja y las muertes durante la jornada, hasta 2016 (último año con los datos cerrados).
Evolución de los accidentes laborales con baja y las muertes durante la jornada, hasta 2016 (último año con los datos cerrados). MINISTERIO DE EMPLEO

Comisiones Obreras y UGT (la siniestrabilidad) “Tiene una relación clara con la precarización del empleo: con la temporalidad, las largas jornadas de trabajo, la inseguridad de creer que puedes perder el puesto…” Los sindicatos mayoritarios llaman a modificar la legislación laboral para equilibrar más la capacidad de negociación de los trabajadores, así como reforzar la prevención y la inspección, para evitar que estos accidentes se produzcan.

Fuente: eldiario.es

(más…)

Ver

Rastreador sanitario

Profesionales de Salud Mental explican alternativas a la hospitalización de los pacientes psiquiátricos

La primera jornada del XI Congreso organizado por la Asociación Madrileña de Salud Mental se ha centrado en profundizar sobre la experiencia de las ‘Casas de Crisis’, como alternativa a la hospitalización psiquiátrica que está funcionado en Reino Unido.

Una de sus impulsoras, Shirley McNicholas explicó las ventajas de estas casas que buscan “dar dignidad de las usuarias a través del respeto y el diálogo y con un enfoque holístico de sus problemas”, han señalado de la asociación.

“Los traumas que causan enfermedades de salud mental están infravalorados en los sistema de salud. Las mujeres con problemas de salud mental tienen una probabilidad mayor que el resto de la población de haber sufrido abusos sexuales en la infancia”, ha explicado.

Durante su intervención ha abordado las características de estos centros, que son parte del sistema público de salud y las ha definido como “casas abiertas, de ingreso voluntario y habitadas por personas en riesgo de estar hospitalizadas, y que en muchos casos son incapaces de cuidar de sí mismas en ese momento”.

En Drayton Park, la casa que ella coordina, se hizo un servicio para mujeres y dirigido y gestionado también por mujeres. “Tener perspectivas feministas no es imprescindible pero sí ayuda mucho a acompañar a estas mujeres”, ha explicado McNicholas. En su centro las usuarias pueden alojarse durante un pequeño periodo de tiempo con sus hijos y moverse con libertad.

Por otro lado, en la primera jornada del congreso también tuvo lugar la mesa sobre perspectivas en cuidados de salud mental en la que participaron familiares, psiquiatras y personas que sufren dolor psíquico.

Patricia Rey, que se define como polidiagnosticada, activista y docente, pudo expresar su preocupación por el maltrato que sufren los usuarios de los servicios de salud mental y su convencimiento de que se trata de un colectivo cada vez más organizado y más consciente de su potencial.

“Reclamamos vidas para ser vividas, las queremos para todas las personas”, ha indicado, y en este sentido se ha manifestado el psicólogo clínico José Leal, que hizo una defensa del colectivo de profesionales de la salud mental y la responsabilidad del sistema: “las organizaciones deben aumentar el esfuerzo por cuidar a los que cuidan y dedicar más recursos a ello”.

Fuente: ecodiario.es

(más…)

Ver

Rastreador sanitario

La jefa del registro del testamento vital de Las Palmas muere con dolor en un hospital público

Una mujer que hizo su testamento vital para evitar morir con dolor y para garantizar que tendría una muerte digna al final de su vida ha fallecido en un hospital público de Canarias después de siete días de extremo sufrimiento para ella y para su familia. Se da la cicunstancia de que esta mujer, Marcela Padrón Rodrígnea, era la responsable del registro de voluntades anticipadas de la Consejería de Sanidad en Las Palmas. Sus hijos denuncian que fue sometida a ensañamiento terapéutico.

Fuente: cadenaser

(más…)

Ver

Rastreador sanitario

Tres años de espera para una consulta de Neurocirugía

eldia.esHace 1 hora
Estos datos han sido recopilados por la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC), quienes han realizado un “trabajo de campo”, al concluir que los datos proporcionados por la Consejería de Sanidad están “maquillados”. La ADSPC ha hecho un trabajo de campo al concluir que los datos de .. La espera en La Laguna FADSP

(más…)

Ver