Rafa Cofiño “el hombre milagro” de la pandemia covid-19

Rafa Cofiño “el hombre milagro” de la pandemia covid-19

Fuente:  La Ventana Cadena SER, Josu Alonso Gijón 

Asturias se ha convertido en un ejemplo para distintas partes del mundo a la hora de gestionar una crisis sanitaria como la actual. Los expertos coinciden en señalar al Principado como modelo, algo que también ha hecho recientemente ‘The Economist’ en una publicación.

Por La Ventana se ha pasado el director general de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño que ha tratado de restar importancia a las buenas cifras de la comunidad. Los datos le cogieron por “sopresa” aunque pese a tener menos de un 2% de contagios, asegura que “los resultados son muy contenidos pero muy prudentes porque la situación de un nuevo brote es previsible. Hay que seguir trabajando”, ha explicado.

Cofiño tiene a su cargo a 48 personas en el departamento de Vigilancia Epidemiológica34 de ellas dedicadas a analizar contactos estrechos. Una parte fundamental para controlar zonas limítrofes como A Mariña. “Tenemos relación directa con la Dirección General de Salud Pública de Galicia. Ahora tocar reforzar la vigilancia y lanzar mensajes a la sociedad para reforzar la prevención”. ¿El escenario futuro es mejor que el pasado? “Nunca se está lo suficientemente preparado. No existe el riesgo 0″.

Para Cofiño las claves del buen momento asturiano pasan por haber reforzado la vigilancia epidemiológica, la Atención Primaria y medidas de anticipación como el cierre de colegios, escuelas y parte de la Universidad. “La pandemia ha sometido al sistema a una situación de estrés. Soy de los que piensa que las estructuras de Salud Pública ha que reforzarlas siempre. No se ven tanto como Atención Primaria pero están ahí”, ha detallado.

Aunque algunos lo apodan el ‘Fernando Simón asturiano’, él resta importancia apuntando que “no soy epidemiólogo y, en todo caso, el éxito está en lo colectivo. Gente que lleva 160 días trabajando 24 horas”. Todo ello ha posibilitado que el Principado sea, ahora más que nunca, un paraíso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *