Radiografía de una atención sanitaria: Se observa imagen de violencia estructural parcial y cultura atrofica

Radiografía de una atención sanitaria: Se observa imagen de violencia estructural parcial y cultura atrofica

por  Itziar Cabiezes, Psicóloga Clínica. Osalde

En estos meses, las personas llamadas Mayores son objeto de atención desde la protección sanitaria. En la calle, hoy,25 de Noviembre, una mujer  llamada Mayor en esta cultura, puede vivirse como vieja, es decir, fea, inútil, patética y una carga para alguien-…

La generación de más edad ha tenido una vida  muy opresiva. Si miramos las décadas anteriores,el sector social con condiciones más insidiosas ,prolongadas,no  bien atendidas,con acumulación y gravedad de las formas de violencia machista,corresponde a  estas Mujeres Mayores que han recibido las heridas más incapacitantes y más injustas.Han perdido parte de sus vidas.

La respuesta preferente como sistema sanitario, para las mujeres más Mayores, en ese contexto de dolor crónico consecuencia del machismo,esa hemorragia personal y colectiva ha sido tratarlo con psicofármacos: una anestesia psíquica cada día para dormir, trabajar,cuidar, vivir…Hoy, en el País Vasco 1 mujer mayor de cada 4, con mas de 65 años, toma psicofármacos, 60.000  mujeres. Y generalmente por un tiempo mayor de 6 meses, cuando son para uso no prolongado, sin tener conocimiento de si esa medicación puede tener efectos de alteraciones hepáticas o de incidir en una futura merma persistente en su memoria -habiendo algunas investigaciones ya en este sentido- y sobre otros efectos indeseables.

No  se ha progresado en el plan de la atención psicosocial y conlleva un grave déficit. NO PROGRESAMOS ADECUADAMENTE, tampoco las usuarias Mayores, en consecuencia, perdiendo estas oportunidades reparadoras en sus  sentimientos, en sus vidas…

¿Cómo se ha ido expresando esta anomalía en las Consulas habituales durante algunas décadas? 

Las mujeres llegaban a consulta expresando cansancio, no encontrarse bien, y -había dos variantes- podía decirle a su médico (más frecuentemente varón) que le hiciera un análisis y recibía un petitorio de analítica sanguínea. La otra alternativa era la propia propuesta médica  de un análisis de sangre ante el cansancio y ese no encontrarse bien.

Ya  el médico, premio Nobel, B.Lown, hace más de 20 años, sentenciaba que  la sangre de la persona que consulta va camino del laboratorio antes de terminar la entrevista.

Si bien es útil en el caso de que fuera una descompensación bioquímica, lo hace totalmente inútil y gravoso cuando se da un contexto psicosocial significativamente aclaratorio y repetido socialmente. Si se escucha lo mínimo, mujer y cansancio van unidos. Y no tiene sólo que ver con el  estado del cuerpo biológico.

Desde la perspectiva de este campo de las problemáticas psicoafectivas y la exposición al estrés y al estado angustioso, así como a las incidencias psicosomáticas, el abordaje clínico en Atención Primaria no está bien consolidado ni bien orientado y hay una necesidad de intervención colectiva sobre estas  actitudes y aptitudes por el importante protagonismo de los cambios necesarios y las resistencias al cambio.

La mayoría de los profesionales, informa la OMS ( 2016) carecen de orientación o capacitación para reconocer y manejar las deficiencias en edad avanzada. Existe una necesidad apremiante de desarrollar enfoques integrales con una base firme en la comunidad, y de introducir intervenciones en niveles de atención primaria del sistema de salud para evitar la pérdida de capacidad, la merma en algunas áreas y los síntomas depresivos. Apoyo, también ,a la persona cuidadora – en mayor proporción mujeres – intervenciones para prevención de altos niveles de tensión en la cuidadora.  

La soledad,hoy,uno de los determinantes sociales de la salud, se considera ahora una epidemia.

Se realizan Jornadas específicas sobre ello…En una parte del mundo, empieza a medirse: “Más de un tercio de personas norteamericanas mayores de 45 años manifiestan soledad; más de nueve millones de británicas -a menudo o siempre- se sienten solas, lo que ha planteado un Ministerio de la Soledad.  Sudáfrica, Japón y Brasil están entre los 10 países más solitarios del mundo”.

Pero vivir en aislamiento, nos dicen, no es la única causa de la soledad : los ingresos y el nivel de educación o la ausencia de amigas en un contexto de apego suficiente e intimidad o confianza. Algo muy común entre las mujeres de más edad, en nuestra cultura. 

 Hay estudios han vinculado la soledad crónica como peligro para la vida al igual que la obesidad y el tabaquismo. Uno de ellos, incluso sugiere que la soledad puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 30 %.Lo cierto es que el mundo está cambiando, las condiciones de vida también y no sólo por los efectos de los virus : En 2034, por primera vez en la historia, habrá màs personas de 65 años o más, que  menores de 18 años. Se habla mucho ya de la necesidad de  prepararse para el FUTURO, de apoyos para una población que envejece, y despega fuertemente la teleasistencia, aplicaciones, tecnología, la telesalud :

 …”para  aumentar las interacciones en persona -aunque ,en realidad, se percibe más como un nuevo mercado-  ….para combatir la soledad como una de las  crisis identificada en Salud Pública …para vivir más tiempo y más feliz… y nos preparan robots emocionales, robots eficientes- el típico “Asistente Robot de Cuidados Múltiples para Propósitos Múltiples”…un robot de cuidado de enfermería,  que cuidará a los mayores como un “oso de peluche”. 

para ayudar con las tareas físicas, salir de la silla de ruedas o regresar a la cama… la “cama inteligente conectada a la nube”…

para simular un mundo virtual

“una instalación de vida asistida”  

…”para conectarse con familiares de una manera más inmersiva,

para protecciones contra la demencia mediante el seguimiento de los movimientos oculares..

Telemedicina, hogares “inteligentes” que “aportan privacidad”...prendas de vestir que ayuda a detectar caídas y a notificar a los cuidadores o al 112 de una emergencia….un robot rodante que puede detectar una caída en una casa y darse vuelta para preguntarle a la persona si debe llamar al 112.. .un sistema de atención médica a distancia, recolectando datos biométricos de una variedad de fuentes como ropa inteligente o teléfonos. Está modelado según un programa diseñado por la NASA para astronautas. …  pijama para personas mayores. Estos tienen sensores para detectar los signos vitales y los patrones de sueño, así como las caídas …sensores para crear pisos inteligentes, detectando cómo se mueven las personas mayores en la casa y con qué frecuencia utilizan el baño…También monitoriza la velocidad a la que se mueven y utiliza la IA… utiliza sensores de techo para monitorizar la frecuencia cardíaca de una persona. En caso de que alguien tenga problemas, llamará a la ayuda y abrirá las puertas para el personal de emergencia.

Dicen que es …para avanzar, para hacer de este un “mundo mejor y más seguro” para todos.  

El papel que la tecnología jugará en la monitorización salud y el autotratamiento ya tiene una gran demanda para el cuidado de las mayores..”Será uno de los mercados de crecimiento más importantes en tecnología en los próximos 20 , despedían a años” :Las  personas llamadas mayores percibidas y tratadas como un gran mercado-

Parece que toda la violencia estructural y cultural aún puede llegar hasta el final de nuestros días .

Alerta pues en el Sistema de Cuidados, la continuidad del abandono de las mujeres mayores, está ahí de nuevo…como nos descuidemos nos colocan un loro( electronico) encima del hombro para vigilar si nos levantamos de la silla….el ojo electrónico del techo transmitirá que queremos levantarnos y alguien nos hará llegar hasta casa una descarga, como a las vacas en un cierre electrificado. Parece chiste, pero el loro, más bien periquito- vigilante- ya existe.

Estos días, por el contrario, en un país pobre entre los pobres, en agua, luz, trabajo, comida, vivienda y libertad, como Haití, uno de sus pueblitos está de duelo. Benicia Sufriente (nombre real) ha muerto con 127 años, se resentía de la cintura y las piernas sobre todo…en su casa, con sus vecinas aplicadas, y una nieta conviviendo, sin aplicaciones de internet, en el entorno del campo, al calor de las palabras tiernas, los pájaros, los ruidos de las tareas, los cantos del dia de fiesta y las voces infantiles, ha podido afrontar una larga vida.

Aprendiendo de otras culturas, no tan atrofiadas.

 

Itziar Cabiezes Ibarrondo. Feminista y Psicóloga clínica.

Osalde

 

 

 

One Comment

  • MariaJesus FernandezAsenjo

    Si algo necesitan los mayores es una
    Mano física amiga.
    Los mayores al igual que los niños necesitamos ser queridos y escuchados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *