El “estercolero vasco”: así son las conexiones políticas y empresariales del vertedero de Zaldibar

El “estercolero vasco”: así son las conexiones políticas y empresariales del vertedero de Zaldibar

Fuente: Publico.es BILBAO DANILO ALBIN

El periodista Ahoztar Zelaieta acaba de publicar un libro sobre lo ocurrido antes, durante y después del derrumbe de la escombrera vizcaína. Destaca que se trata de un negocio millonario: “Solo los vertederos vascos reciben residuos por valor de 47 millones de euros cada año, equivalente al presupuesto anual del Consorcio de Guarderías de Euskadi”, apunta. Leer en origen

Destacamos algunos párrafos:

(…) El periodista Ahoztar Zelaieta acaba de publicar “Zaldibar. Zona cero” (Editorial Txalaparta), un trabajo que recoge distintos aspectos sobre lo que pasó antes, durante y después del 6 de febrero de 2020. Aquel día, recuerda la editorial, “más de medio millón de metros cúbicos de tierra y basura, provenientes de un vertedero cercano, invadían por completo un carril de la autopista A-8 a su paso por la localidad vizcaína de Zaldibar”.

(…) “El transportista Alberto Pérez logró frenar a tiempo para no ser aplastado por el derrumbe cuando oyó crujir los árboles. Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze, dos trabajadores del vertedero, no tendrían la misma suerte y serían sepultados por el alud. A partir de ahí, la magnitud de la tragedia no haría sino aumentar: varios incendios se sucederían en el vertedero y por los que los vecinos y vecinas de la zona serían obligados a recluirse en sus casas, los equipos de rescate serían informados tras muchas horas de la presencia de sustancias altamente peligrosas entre los restos del derrumbe…”, apunta Txalaparta en la presentación de este trabajo.

(…) Zelaieta contó a Público las razones que le llevaron a escribir este libro. “Hay un cúmulo de razones personales y profesionales –relata–. Cuando ocurrió el derrumbe, vi que la tónica sería que los medios de comunicación irían desvelando una serie de informaciones que a la administración pública le costaba trasladar a la ciudadanía”. Entonces empezó a “intercambiar información con algunos medios” y, al mismo tiempo, constató que había datos que “la administración pretendía ocultar”.

(…) Uno de los capítulos del libro lleva como título “El estercolero vasco”, término empleado por su autor para referirse precisamente a lo que ocurre en el ámbito de los vertederos, al tiempo que da detalles sobre la magnitud de este negocio. “Solo los vertederos vascos reciben residuos por valor de 47 millones de euros cada año, equivalente al presupuesto anual del Consorcio de Guarderías de Euskadi”, describe.

(…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *