Covid-19 y arte: “A protegernos y afrontarlo”

Covid-19 y arte: “A protegernos y afrontarlo”

Comentario de J. Barrón. Fotografía: Ana Sanz

Viendo ésta obra se revela el aspecto amenazante y agresivo que tiene el virión del SARS-CoV-2. Parece un artefacto explosivo, una mina. Y en cierto modo lo es. No hay nada más terrorífico que esas minas ocultas que matan indiscriminadamente, con frecuencia a los más inocentes, niños jugando, campesinos que vuelven a sus tierras. La primera impresión que produce en el espectador esta escultura es de miedo. Un miedo directo, diferente al que siente la población, para la que la amenaza es más bien la epidemia, una especie de invisible manto siniestro que se extiende caprichosamente sobre las poblaciones. Estamos acostumbrados a ver al virus decorando fondos de pantallas como una imagen biológica, esquemática, neutra. Si vemos la creación artística que lo representa, con su organicidad somática armada de aceradas proyecciones, sentimos su amenaza. A diferencia de la imagen natural del virus, carente de intencional mensaje racional o emocional, la obra artística es una creación portadora de un mensaje, que revelado por la mirada del espectador, testigo del fenómeno pandémico que condiciona desde hace meses su vida emocional, le estremece. Esas proyecciones no son “spikes” portadoras de esa proteína “S” que se une al ACE2 de la célula huésped, no son dibujos esquemáticos, ilustraciones didácticas recluidas en los artículos científicos o periodísticos. El tratamiento científico de la realidad la hace fría y carente de significado emocional, explorando exclusivamente su lado racional, lógico. Sin embargo, el tratamiento artístico de esa misma realidad activa la mente humana como lo hacen esos  terribles resortes de la obra queue esperan ser pulsados por alguien que pasa por ahí. Recordándonos que cualquier persona, yo mismo, podemos ser la víctima.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *