por Fernando Lamata Experto en Salud Pública y Políticas de Salud. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia, y especialista en psiquiatría por la Universidad de Santander

Fuente: Salud por Derecho  «La Oficina Europa de Patentes (EPO) ha decidido mantener la patente del sofosbuvir tras el recurso de oposición que presentamos en marzo de 2017 desde Salud por Derecho junto a organizaciones de 17 países. Esta decisión seguirá facilitando el monopolio de la compañía Gilead Sciences sobre este fármaco clave en la cura de la Hepatitis C e imposibilitando el desarrollo y la venta de versiones genéricas más asequibles en Europa.»

El profesor Fernando Lamata ha afirmado que es necesaria una gobernanza mundial para hacer posible el acceso a los medicamentos en el planeta, en una declaración realizada en el curso de ‘Acceso a medicamentos: inequidad en el cumplimiento del derecho a la Salud’, organizado por la ONG Farmamundi y la cátedra extraordinaria de derecho a la salud y acceso a los medicamentos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Fuente: actasanitaria.com

Bruselas y la industria de genéricos a favor de la claúsula bolar, frente a las protestas de la industria de medicamentos innovadores que ve limitada su capacidad de abusar de los derechos de propiedad intelectual.

«No debemos tolerar sistemas que pongan la protección de la propiedad intelectual por delante de la protección de la salud. Los pacientes siempre deben venir antes de las patentes.» (Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus Director General de la Organización Mundial de la SaludSede de la OMS, Ginebra, 26 de febrero de 2018) Fuente: who.int

El noventa y dos por ciento de las peticiones ciudadanas presentadas contra los genéricos provienen de compañías farmacéuticas de marca. Fecha: 8 DE MARZO DE 2018 Fuente: The Atlantic theatlantic.com Título: Cómo utilizan las empresas farmacéuticas las «peticiones ciudadanas» para mantener altos los precios de los medicamentos En teoría, se supone que las peticiones ciudadanas sobre la seguridad de los medicamentos son exactamente lo que parecen: una forma de que cualquier persona presente sus inquietudes directamente a la Administración de Alimentos y Medicamentos. En la práctica, muchas peticiones de ciudadanos son presentadas por las mismas compañías farmacéuticas, como una manera de luchar contra el medicamento genérico más barato de un competidor. Las preocupaciones planteadas, de acuerdo con un estudio de New England Journal of Medicine sobre 12 años de tales peticiones, a menudo son «frívolas o cuestionables», no más que un «último esfuerzo para contener la competencia». La FDA tarda meses en responder a las peticiones, que se han vuelto más largas y más frecuentes en la última década. Considera algunos ejemplos: Entre 2006 y 2012, ViroPharma presentó 24 peticiones ciudadanas ante la FDA para retrasar la aprobación de versiones genéricas de Vancocina , un antibiótico. Eso fue además de sus 18 comentarios públicos, un nuevo suplemento de aplicación de medicamentos y tres demandas contra la FDA, todo sobre un medicamento aprobado por primera vez en 1986 . En 2007, Mutual Pharmaceuticals presentó una petición expresando su preocupación por las versiones de otros fabricantes de genéricos del medicamento para la presión arterial Plendil. La petición solicitó a la FDA que determine qué tipo […]