Manifiesto de la Asociación Galega para a Defensa Público en defensa de la dedicación exclusiva del personal Facultativo de la Sanidad Pública Ante la ofensiva del autodenominado “Colectivo de Médicos Gallegos que compatibilizan asistencia pública y privada” , que están llevando a cabo acciones para conseguir la supresión de la dedicación exclusiva en el Sistema Sanitario Público Gallego -con el apoyo de algunos Colegios de Médicos-, desde la Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública (AGDSP) queremos denunciar que la supresión de la dedicación exclusiva podría tener graves consecuencias: 1.- Incrementaría la corrupción y los conflictos de interés, ya que: -Impulsa y legitima la doble dedicación, para que el personal facultativo del Sergas pueda trabajar en los centros personales concertados, posibilitando el control de la demanda (creando listas de espera en los hospitales públicos) y la selección de los pacientes a derivar (de acuerdo a los intereses y rentabilidad empresarial). Como ejemplo, en el Hospital San Rafael de la Coruña, más del 80% del personal médico pertenece a la plantilla del Comolejo Hospitalario (CHUAC), del que recibe los pacientes por concierto. -Existe una relación estrecha entre crecimiento de las listas de espera y la doble dedicación del personal de los servicios hospitalarios públicos. Es de sobra conocido por la población que muchos pacientes acuden a determinados especialistas (incluyendo los propios jefes de servicio) para saltar las listas de espera de pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas. -Ceder la prescripción de pruebas diagnósticas y del tratamiento de los pacientes de […]

En relación con las declaraciones emitidas desde el Ministerio de Sanidad, respecto a la propuesta de flexibilizar la política de incompatibilidades del personal sanitario, para así hacer posible la doble dedicación y aliviar el grave problema de escasez de profesionales de algunas categorías, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) reitera que no es ese el camino a seguir, salvo que la pretendida “colaboración público-privada” busque otros objetivos de privatización y abrir así las puertas a una competitividad y conflicto de intereses más a tono con el mundo empresarial que con los servicios públicos, en especial con el concerniente al que debe procurar el ejercicio del derecho a la salud de las personas. Fuente: Federación de Asociaciones de Defensa de la Salud Pública FADSP Al parecer, las comunidades autónomas no quieren imponer criterios más rígidos en las normativas de incompatibilidades del personal del Sistema Nacional de Salud, ante la medida presentada por el Grupo de Trabajo constituido por el Ministerio de Sanidad de Dolores Monserrat y que va a poner en marcha 13 líneas de actuación que ha consensuado con las comunidades autónomas para la planificación adecuada de las necesidades de personal médico.  Es cierto que uno de los retos más importantes que afronta en estos momentos el sistema público de sanidad es el de la planificación de los recursos humanos en un escenario de escasez de los mismos, dada la nefasta política de personal seguida por las administraciones, la cicatería en la cuantificación de la oferta de formación MIR y su escandalosa ausencia […]