«Necesitamos que nos escuchen!»

«Necesitamos que nos escuchen!»

Vecinos de Leioa contra el cierre de la consulta de Psicología Clínica.

Campaña ciudadana en Leioa, apoyada por 1.000 filmas

«Necesitamos que nos escuchen!» (Campaña de Salud «Expresiva»)¹

por Itziar Cabieces (Psicóloga clínica y miembro de Osalde)

Historia de un gestoGrupos de la ciudadanía que no han recibido escucha en su sistema sanitario local, acuden a Osalde (Asociación por el derecho a la Salud) pidiendo escucha. Es una situación que puede pasar en otros Centros de Salud y el marco de contacto hubiera podido haber sido simbólicamente así:
Son gente tranquila, nos dicen, » la inquieta es nuestra mente»…Y les pasan cosas:
 «¿Ustedes han oído la canción del grupo Del Rio? en el 2018, un grupo musical que canta «REMEDIOS»:
 (…) estoy de camino hacia el alma, ya no se me notan ni las pisadas, incluso abatido sigo y sigo mirando, diles que estoy lleno de dudas, que mi alma quema y que arde la piel, diles que no tengo remedios, no, no y no. Remedios para la esperanza, para el dolor,
(…) ¿no lo ves, que viene de largo? ¡si te caes te tendrás que levantar!
(…) diles que voy dando tumbos y están desapareciendo las señales, diles que no se cómo hacer, que he vuelto a ser débil, por querer mirar los abismos que hay detrás..
«Pues eso, somos gente poco ALEGRE , sin Remedio, por lo que  hemos ido a plantear Remedios para el alma a nuestro Centro de Salud.
No hemos tenido más remedio que irnos porque ya han dicho las altas instancias: que ¡NO! ¡que no hay más remedio! Y entonces no nos reciben., Pero aún hemos vuelto de nuevo., Pero no hemos conseguido que nos atiendan y se equivocan. En lo que han hecho y cómo lo han hecho.
Entonces nos preguntamos ¿nos vamos a pasar toda la vida en casa ‘rebozando la verdad’?…¡Pues No!
Una cierta dosis de SUBVERSIÓN quizás nos convierta en algo Real., porque si no, no existimos. Por eso, aunque seamos gente poco alegre,  ofrecemos a Osakidetza ‘salita de estar’ para conversar «animadamente». Como dice el refrán «soy de clase baja pero tengo pensamiento caro». ¡Se busca personal del sistema sanitario capacitado para mantener conexiones! Esperamos se nos diga en Osakidetza:  «Adelante, por favor, siéntanse como en su casa»., ¡Pero no!
 ¡Por eso precisamente ,tenemos un cierta dosis de subversión ¡ Y,desde ahora ¡estamos en plena campaña de «SALUD EXPRESIVA!»
 
Como miembro del grupo fundador de Osalde, dada mi buena disposición, intento aportar rápido un ‘botiquín filosófico’ de emergencias- filosofar ¡como  un perro! propone Michel Onfray- .
Rápido y conciso:Ustedes, los «prescindibles»,no tengan duda,ustedes mismos son lo mejor que tienen…y la sociedad toda ,como un tesoro, tiene la Salud Pública.
Les decimos , como reacción atemporal y solvente: » quítense las preocupaciones ( lávenlas y tiéndanlas) podemos  airear pensamientos, sin pelea ni resignación, con la verdad demostrable ,a toda velocidad, luces (del intelecto),retrovisor y todo.Como una ambulancia casi perfecta».
Ha sido dicho  que la sanidad publica está ahí  «para tí» pero mirando por el retrovisor lo que dejamos atrás- quizás haya que afrontar aún rígidas costumbres que se mantienen desde hace muchos años, en prolongado silencio, incrustados preceptos que ahora están ahí delante.Tu libertad, por tanto,en todo caso y como primer elemento de valor -tu primer tesoro- no tiene por qué dejarse atrapar voluntariamente.
 
La autoridad actual,donde haya jerarquía y por tanto no simetría;  donde una parte, llena de saber sobre salud, tutela a la otra ignorante;  y la comunicación se dirige en un solo sentido ,en esos casos…probablemente es el campo donde se construye esta emergencia de ‘NECESITAR LA ESCUCHA’.  Vale, pues, plenamente ese querer ser descendientes de Sócrates y echar mano del pensarse, del pensar  y experimentar colectivo, tratando de aceptar «Solo sé que no sé nada».   Nos permite razonablemente no dejarnos engañar por la manera en se «visten» los problemas o los análisis.
En esta ambulancia-UVI con una población  dañada, que se ha quedado sin voz, donde debemos intentar vigilar responsablemente, «con ansiedad» ,que no mueran las verdades, las propuestas ciudadanas, que no muera el respeto por que la  ciudadanía se sienta como en su casa, porque sobre todo  ella es la dueña de esa casa. La gente sanitaria estamos un tiempo limpiamos, arreglamos y nos vamos…
Pero la gente sanitaria está por que sobreviva la cultura del respeto y la participación puesto que los profesionales de Osakidetza, Osakidetza toda, está ya desde hace una década al menos apostando el cambio necesario para la comunicación y empoderamiento de la ciudadanía , de modo observable en sus compromisos escritos, en los proyectos, en la dedicación que se puede, como Osatzen ( Medicina de Familia), EFEKEZE ( Enfermería comunitaria) ,Osalde ( Por el derecho a la salud) reflejan. Incluso el esfuerzo en algunos  de estos grupos profesionales , pertenecientes a Osalde, OME / Salud Mental , Salud Mental Comunitaria, desde hace más de 35 años.
Este sector ciudadano nos aclara: Si la gente sanitaria de nuestro Centro de Salud ya ha escrito y firmado una declaración 
Entonces ¿qué diagnóstico’  y ‘tratamiento’ se puede hacer ?  : 
Estado actual de esta pérdida colectiva en la  «salud expresiva» Pronostico es reservado y la indicación terapeútica INTERVENIR….
Esta ciudadanía ,que acude hoy a entender lo que sucede y a reclamar y recuperar el respeto de nuestros servidores y servicios de Osakidetza, nos dice: «¡eso es lo que en nuestra ciudad decimos los grupos! ¡ habrá que hacer algo!¡ habrá que intervenir!!»
Recomendaciones de Urgencia:
-Evitar que la reacción al ataque a la salud expresiva se reduzca sólo a manifestaciones de anhelos, es una vía rápida para ser tomado como insignificante.
Complementariamente , hay quien decía , tiempo ha,  que’ si se está por  creer que algo o alguien que venga del futuro te salvará, lo más conveniente es pasarse seriamente el estropajo por todo el cuerpo para quitarse la roña’.
– No ahoguen sus esperanzas: hay que practicar todos los días:  desayuno, comida y cena, si nos proponer de verdad podemos sacar de donde no hay.
Saben ustedes que cruzan por sus propias mentes mensajes escurridizos que se ríen de su propia autoridad. Autorícense, cada 4 horas, hasta desinfectar totalmente. Hagan ejercicios de movilización en esta parte del cuerpo (social) , les servirá salir fuera de casa para su recuperación de la funcionalidad ciudadana.
-La vida comunitaria entraña el eterno combate entre lo que me dan y lo que quiero que me den. Y si hay un elemento estructurado en el desacierto, como dicen, les van a ofrecer el Error.
-No nos quieren iguales, sino idénticos, que pensemos lo mismo, que hagamos lo mismo  y , en caso contrario,no estorbar.
Recuerden  , como sule suceder en la realidad social ¡ Les han enviado a la precariedad sin su consentimiento, por su propio bien! ¿En qué manos hemos dejado el gobierno de nuestras propias vidas?
– A la vista del orden normativo imperante, a veces la única salida  es la herejía con total honorabilidad. Escúchense también ustedes con atención lo que no pueden impedirse decir. Hay fórmulas expresivas sin obediencia ni prevalencia. 
-Para esta terapeútica  de ‘recuperar la voz’ en lo social  traten de que no sea su papel repetir sólo las voces del coro, canten, en grupo si quieren que se oye más fuerte,con su propia voz todas las estrofas, todo lo que tengan que expresar, incluso si  desde el desgaste o la poca alegria sin remedios hace un tiempo ‘sólo quieres hacer huevos fritos si es on-line’. Y si lo necesitan, ya que acompañan como símbolo una gallina protestona desde la ventana(leioa)  ¡defiendan su kikiriki!
Por la supervivencia del optimismo dialéctico ¡si salen a la abríguense bien! 
 
Itziar Cabieces Ibarrondo.Psicóloga Clínica Jubilada.
Miembro de Osalde.

NOTA:
[1] Este editorial se refiere al movimiento ciudadano de vecinos de Leioa (Bizkaia) contra el cierre de la consulta de Psicología Clínica. La autora, Itziar Cabieces, ha atendido, durante 36 años dicha consulta. La ciudadanía propone que, “además de la orientación  comunitaria que se le vaya dando a la atención en Salud Mental la atención clínica en buenas condiciones, para el diagnóstico y tratamientos precoces, prevención, incluso que la atención comunitaria se lleve desde una consulta de psicología en el Centro de Salud, de Leioa,  para resolver los problemas de salud psíquica  y además como una propuesta para todos  los Centros de Salud de Osakidetza”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *