Salud y bienestar en democracia participativa: Proyecto “Ciudades amigables para las personas mayores”

Salud y bienestar en democracia participativa: Proyecto “Ciudades amigables para las personas mayores”

Fuentes: OMS: Ciudades globales amigables con los mayores, Declaración de Dublin / Euskadi lagunkoia  / Getxo lagunkoia

El envejecimiento y la urbanización de la población son dos tendencias globales que, juntas, constituyen fuerzas importantes que caracterizan el siglo XXI. A medida que las ciudades crecen, su proporción de residentes de 60 años de edad y más va en aumento. Las personas mayores son un recurso para sus familias, comunidades y economías en entornos de vida sustentadores y facilitadores.

Basada en este enfoque hacia el envejecimiento activo, la OMS publicó “Ciudades Globales Amigables con los mayores: Una Guía (1) cuyo objetivo es lograr que las ciudades se comprometan a ser más amigables con la edad, con el fin de aprovechar el potencial que representan las personas de edad para la humanidad. Una ciudad amigable con los mayores alienta el envejecimiento activo mediante la optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen.

Euskadi lagunkoia

Euskadi Lagunkoia es una iniciativa promovida por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco y puesta en marcha por la Fundación Matia, que tiene como objetivo incentivar la participación de las personas mayores y de la ciudadanía en general para la mejora de barrios y entornos en los municipios de Euskadi para que podamos seguir haciendo nuestra vida a medida que envejecemos.

Unos entornos físicos que tengan en cuenta a las personas mayores pueden establecer la diferencia entre independencia y dependencia para todas las personas, pero son de especial importancia para las que están envejeciendo.

La iniciativa Euskadi lagunkoia se basa en la iniciativa “Age-friendly Environments Programme” promovida por la OMS.
La prolongación de la vida activa y autónoma depende en gran parte, de la amigabilidad del diseño urbano, de la seguridad y de la adecuación de los ambientes domésticos. Este proyecto se desarrolla bajo el paradigma del Envejecimiento Activo. Un entorno amigable con las personas mayores reorganiza sus estructuras y servicios para que sean accesibles y adaptadas a las diferentes necesidades y capacidades de los individuos fomentando su participación.

El Gobierno Vasco viene trabajando en nuevas formas de abordar el proceso de envejecimiento, desde la corresponsabilidad social y el reconocimiento de la autonomía como un valor a impulsar en la ciudadanía que envejece.

Este proyecto, puesto en marcha por el Departamento de Empleo y Políticas
Sociales del Gobierno Vasco, tiene como objetivo movilizar a instituciones, agentes y personas para hacer de nuestros barrios, pueblos y ciudades espacios amigables, donde sea posible vivir sin obstáculos físicos y convivir sin barreras entre personas. La iniciativa tiene como protagonistas a las personas mayores, pero al mismo tiempo recalca en la idea de fomentar la participación ciudadana por entender que esa tarea se requiere la implicación del mayor número de personas, sin distinción de edad.

A estos efectos ha publicado una Guía Práctica para la implantación y uso en Municipios (2) para lograr los siguientes objetivos:

Aprovechar el potencial que representan las personas mayores en la vida de los pueblos y ciudades de Euskadi como generadoras de bienestar.
• Crear y fomentar procesos de participación comunitaria.
• Crear una Red de iniciativas amigables en Euskadi.
• Facilitar la introducción de cambios en los entornos a fin de mejorar la calidad de vida de sus ciudadan@s.

Fases del proyecto

  1. DIAGNÓSTICO Y PLAN DE AMIGABILIDAD (Año 1-2)
    Esta fase incluye cuatro pasos o etapas que serán las desarrolladas en este proyecto:
    a. Establecimiento de mecanismos para involucrar a las personas mayores en todas las fases del Ciclo de Amigabilidad.
    b. Realizar un diagnóstico de evaluación sobre el grado de amigabilidad de la ciudad.
    c. Desarrollar un plan de acción de amigabilidad a tres años basado en los resultados del diagnóstico.
    d. Identificar los elementos clave que facilitarán la evaluación final.
  2. IMPLEMENTACIÓN DE ACCIONES (Año 3-5)
    Una vez completada la Fase 1, y no más tarde de dos años después de la adhesión a la Red, las ciudades presentarán su Plan de Acción a la OMS para su revisión y aprobación. Una vez aprobado por la OMS, las ciudades tendrán un periodo de tres años para la implementación de las acciones.
  3. EVALUACIÓN (final del año 5)
    Al final del primer periodo de ejecución, las ciudades presentarán a la OMS un informe sobre los progresos realizados, que será evaluado con los indicadores definidos en la primera fase.
  4. MEJORA CONTÍNUA
    Si hay pruebas convincentes de que se han hecho progresos con respecto al Plan de Acción inicial, las ciudades pasarán a una fase de mejora continua. Serán invitadas a elaborar un nuevo Plan de Acción de hasta 5 años de duración y los correspondientes indicadores. Los progresos con respecto a este nuevo plan se determinarán al final de este segundo periodo de ejecución. Las ciudades podrán seguir perteneciendo a la Red mientras se comprometan a realizar nuevos ciclos de ejecución.

8 ÁREAS DE INVESTIGACIÓN-ACCIÓN


  1. Ciudades Globales Amigables con los mayores: Una Guía   1.Salud urbana. 2.Anciano – estadísticas. 3.Envejecimiento. 4.Planificación de ciudades. 5.Calidad de vida. 6.Distribución espacial de la población. 7.Salud del anciano. I.Organización Mundial de la Salud.
  2. Guía Práctica para la implantación y uso en Municipios