La verdad sobre los residuos generados en Bizkaia

La verdad sobre los residuos generados en Bizkaia

MIREN BASALDUA GARAY  PLATAFORMA ZERO ZABOR BIZKAIA

LA PLATAFORMA ZERO ZABOR BIZKAIA, ANTE LOS DATOS SOBRE LOS RESIDUOS GENERADOS EN BIZKAIA EN 2017

Desde la plataforma Zero Zabor Bizkaia entendemos que los datos no son para estar satisfechos, ni para prorrogar el PIGRUB como si nada hubiera que cambiar en los objetivos, medios y recursos con que se afronta la gestión de los residuos en Bizkaia. Ofrecer a la ciudadanía datos maquillados creemos que no es la mejor alternativa.

Fuente: 27/04/2018 NAIZ

Manipulan las datos en la gestión de residuos de Bizkaia… No es 48% sino cercana al 38% la tasa de reciclaje… Esto al menos creemos quienes componemos la plataforma Zero Zabor Bizkaia.

La nota de prensa de la Diputación de Bizkaia y en boca de la consejera del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad en la que está integrada la Gestión de los Residuos, Elena Unzueta, recordémoslo, no dejaba de mostrar la enorme satisfacción por el gran incremento de la “tasa de Recogida Selectiva para Reciclaje” en Bizkaia, pasando (según sus datos) de un 42% en 2016 a un 47,5% en 2017, porcentaje que nos estaría acercando al 50% exigido por la UE para 2020. La tasa en un solo año ha crecido nada menos que un 5%. Los vizcainos y vizcainas, en consecuencia debemos estar muy satisfechos de la gestión realizada y no preocuparnos demasiado por los datos preocupantes que aparecen tras los números maquillados y trabajados, para dar esta apariencia de gestión eficaz, que día a día nos quieren trasmitir quienes gobiernan en nuestras instituciones.

La Plataforma Zero Zabor Bizkaia, no estamos de acuerdo ni con la forma en la que se han trasmitido los datos ni con los datos mismos. En primer lugar decir que el hecho de emitir una nota de prensa sin haber hecho públicos los datos en la web hasta días después, resta credibilidad a los mismos y resta el acceso y capacidad de respuesta a quienes venimos realizando año tras año un seguimiento y control por considerar que la gestion de los residuos, es de una enorme importancia para cuidar nuestro medio ambiente y salud.

A las 40 entidades que conformamos la Plataforma Zero Zabor Bizkaia nos preocupa el enorme incremento de los residuos generados (se ha pasado de 605 mil toneladas en el 2016 a 637.000 toneladas en el 2017), empezando a confirmar que el descenso en años previos, en épocas de crisis, obedecía a esto precisamente, a la situación de crisis y no a una verdadera política y gestión real por la reducción del residuo contenida en el PIGRUB, política que debiera ser el primer objetivo de nuestras instituciones, si de verdad se quiere asumir la jerarquía de objetivos establecida por la UE: reducir, reutilizar, reciclar, valorizar y por ultimo eliminar. Pero a la vista está que este objetivo de la reducción, no ha sido ni prioritario ni tan siquiera importante para una institución cuya política de residuos ha pivotado en los últimos 13 años, en torno a la incineradora de Zabalgarbi. Y si una incineradora algo necesita para funcionar son residuos. Por ello la Diputación de Bizkaia, da por bueno el PIGRUB caducado en diciembre de 2016, da por buenos los objetivos logrados tras la ejecución del mismo, prorroga dicho PIGRUB, sin cuestionar que en el año 2017, la generación de basuras haya aumentado nada menos que 32.000 toneladas, con una población similar al año 2016 (apenas 726 habitantes mas en el conjunto del territorio histórico de Bizkaia…).

Por otro lado, y desmenuzando los datos con los escasos medios de los que disponemos, pues el Observatorio de Residuos, desde hace 2 años, esto es, desde que el movimiento ecologista destapamos el fraude y falsedad de los datos publicados en su web (recordemos que se llegó a decir que Bizkaia en el 2015 recicló más del 67% de sus basuras), desde ese momento decimos, no publica balance de masas ni flujos entre los diferentes sistemas de gestión, de forma, que nos tenemos que conformar con ver, y dudar eso si, de la autenticidad de los datos ofrecidos. Porque: ¿No es muy llamativo que en un solo año los residuos de construcción y demolición hayan incrementado en nada menos que 17.000 toneladas, pasando de 76.000 toneladas a 93.000 toneladas siendo ésta una partida que la Diputación contabiliza toda ella como “Recogida de forma selectiva”? ¿Porque en Bizkaia la media por persona y año en cuanto a residuos de construcción y demolición recogidos, es muy superior a la de Gipuzkoa y mucho más que la media de Araba? ¿Cómo es posible que los residuos de construcción y reparación domiciliaria asciendan a 90 kg/persona/año en Bizkaia? Será que esta partida por si sola supone nada menos que el 51% de la recogida selectiva doméstica, frente al 46% que supuso en el 2016? No está aquí ese 5% de “incremento” en lo que se nos ofrece como “Tasa de Recogida Selectiva para el Reciclaje” del año 2017?

Ciertamente creemos que la Diputación de Bizkaia confunde interesadamente “recogida selectiva” con “recogida separada”, citando el indicador de “tasa de recogida selectiva para reciclaje” y ligándolo con el objetivo de cumplimiento de la UE del 50% para 2020. Y esto es tramposo, ya que el objetivo que la UE marca para los estados es del 50% de lo que se conoce como “tasa de reciclaje”, que es bien diferente a lo que la Diputación calcula. Para calcular la tasa de reciclaje (la metodología que la UE estipula), diferente de la recogida separada o selectiva, repetimos, es preciso descontar los rechazos que van a vertedero e incineración (¿cuales han sido? según los datos del Observatorio en el 2017 han sido 0, cuando en el año 2014 fueron 30.000 toneladas), asimismo es preciso descontar las partidas de construcción y demolición que no son residuos urbanos y sumar aquellas partidas de la TMB que si van a reciclaje. Según este método de cálculo, esto es, según la metodología europea, la tasa de reciclaje en Bizkaia no llega al 40%.

Y qué decir de otros capítulos: no se ha aumentado la recogida selectiva ni en “Plásticos no envases”, ni en voluminosos (curioso cuando han incrementado los residuos de construcción y demolición), ni en misceláneos, y apenas 1.000 toneladas en recogida selectiva de orgánico, de ellas, mas de 400 toneladas provenientes de los comercios y grandes superficies, por lo que la recogida en el 5º contenedor marrón, queda muy lejos de estar ni siquiera mereciendo el aprobado, ni en su difusión ni en su implantación. La recogida separada del bioresiduo solo supone el 1,4 %, muy lejos del objetivo 4,5% propuesto en el PIGRUB. Y además los datos recogidos en el Observatorio de Residuos no concuerdan con los recogidos en algunos ayuntamientos (Getxo, Barakaldo..).

Ante todo ello, desde la plataforma Zero Zabor Bizkaia entendemos que los datos no son para estar satisfechos, ni para prorrogar el PIGRUB como si nada hubiera que cambiar en los objetivos, medios y recursos con que se afronta la gestión de los residuos en Bizkaia. Ofrecer a la ciudadanía datos maquillados creemos que no es la mejor alternativa. Y si creemos que se necesita un cambio de rumbo, se necesita transparencia, autocrítica y reconocimiento de una política poco eficaz. Por ello creemos en la necesidad de elaborar un nuevo PIGRUB con criterios de participación democrática y transparencia.