La atención comunitaria es clave para recuperar salud mental, según estudio

La atención comunitaria es clave para recuperar salud mental, según estudio

Un estudio conjunto entre la Federación de Salud Mental y las universidades de Barcelona, Carlos III y Rovira i Virgili ha concluido que el modelo de atención comunitaria es clave para las personas que padecen problemas de salud mental.

Fuente: lavanguardia.com

Durante la presentación de los resultados del estudio, el vocal de la junta ejecutiva de la Federación de Salud Mental Cataluña, Xavier Trabado, ha asegurado que “los modelos de atención comunitaria pueden marcar una diferencia en el proceso de recuperación”.

La investigación ha analizado los comportamientos y las interacciones sociales entre personas con problemas de salud mental, sus cuidadores y personas relacionadas (amigos y familiares), y ha demostrado que son las personas con trastornos mentales las que muestran más interés y cooperación para contribuir al bienestar colectivo.

Este colectivo es el que más se esfuerza para conseguir un objetivo común. Esta mayor predisposición a contribuir en una acción colectiva se puede entender como una forma de reclamar su lugar en una comunidad” ha explicado el director de la investigación, Josep Perelló.

Los parámetros analizados son la cooperación, el optimismo, la confianza, la reciprocidad y la contribución para el bien común en un grupo.

El estudio también ha demostrado que los cuidadores juegan un papel importante: “el elevado grado de cooperación y optimismo de los cuidadores en fundamental, ya que consolida su rol esencial en el modelo comunitario de atención en salud mental”, ha apuntado Perelló.

El director de la investigación también ha resaltado que “el 70 % de los cuidadores son mujeres, lo que implica que la paridad en este sector no existe” y ha reclamado “una visión más amplia de género cuando hablamos de cuidadores o cuidadoras”.

Las personas vinculadas a enfermos de salud mental son los que presentan un menor grado de cooperación, optimismo, confianza y reciprocidad, en comparación con los cuidadores o los enfermos mismos.

El estigma juega un papel importante aún en la sociedad, por eso, las personas que están más alejadas de esta realidad son las menos cooperativas. Con la normalización se puede incrementar la colaboración” ha destacado Trabado.

Según Perelló, “desde el estudio queremos proponer que se trabajen formas de incluir a estas personas que están dentro del ecosistema, como pueden ser amigos o familiares, para que puedan participar de una forma más activa en el modelo de atención comunitaria”.

Para Trabado, “esta investigación supone un refuerzo del modelo que hemos defendido desde las asociaciones, el modelo de atención comunitaria”, y ha añadido que “el problema de la salud mental se ha de abordar desde todos los ámbitos y no únicamente con tratamiento farmacológico”.