Medicalización

Medicalización

Alertamos sobre los riesgos de la medicalización causantes de una importante yatrogenia, del sobrediagnóstico y de la necesidad de modificar la situación actual.
Apoyamos la denominada prevención cuaternaria, entendida como un conjunto de actividades que atenúan o evitan las consecuencias de las intervenciones innecesarias o excesivas del sistema sanitario.

Por ello, estamos por una cultura y una política sanitaria de seguridad del paciente y de la paciente, herederas del principio Primum non nocere –primero no hacer daño– que busque el beneficio del paciente, especialmente del que no pueda valerse por sí mismo, y una mejora de la salud pública.

Apostamos, por la equidad y la eficiencia como valores de justicia pero, también la evitación y reparación del daño. Así como la promoción al respeto de la autonomía del paciente que obligue a los sanitarios a una información adecuada de los riesgos de sus intervenciones diagnósticas, terapéuticas, promocionales o preventivas. En definitiva, estamos por una cultura y una actitud acordes con los valores y deberes de “no maleficencia”, “justicia”, “beneficencia” y “respeto a la autonomía del paciente”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *