España ignora todos los límites de la OMS sobre docencia médica

España ignora todos los límites de la OMS sobre docencia médica

Fuente: diariomedico.com

Sólo dos de las 16 autonomías con facultad de Medicina están por debajo de la tasa de 0,5 centros por millón de habitantes recomendada por la OMS. España supera además en casi un 50 por ciento los alumnos de nuevo ingreso recomendados.

Francisco Goiri, en DM 30 de julio de 2018 escribió:

“España obvia las recomendaciones más elementales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Federación Mundial de Educación Médica (WFME, por sus siglas en inglés) sobre la formación universitaria de Medicina.

La Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicina, que preside Pablo Lara, ha aprovechado su primera reunión oficial con el nuevo secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, para poner sobre la mesa del Ministerio de Ciencia e Innovación (competente en materia de educación superior) unos datos que evidencian el palmario desprecio que las autonomías hacen de los estándares básicos de calidad que fija la OMS sobre el número de facultades y el volumen de alumnos matriculados en Medicina.

Según la OMS, la tasa idónea de facultades de Medicina es de 0,5 por cada millón de habitantes; España, con 42 centros (32 públicos y 10 privados), casi duplica esa tasa (0,95), y es ya el segundo país del mundo en ese ránking, sólo superada por Corea del Sur. Si se establece una comparación con los países de nuestro entorno más inmediato, Francia tiene 0,44 facultades de Medicina por cada millón de habitantes, Alemania 0,45, Reino Unido 0,46 e Italia 0,56, sólo ligeramente por encima de las recomendaciones de la OMS.

España, con 42 facultades, casi duplica la tasa recomendada por la OMS de 0,5 centros por cada millón de habitantes

Los decanos extienden el análisis comparativo a Estados Unidos, un país que todos los años sitúa a 3 de sus facultades de Medicina (Harvard, Stanford y Yale) entre las 5 mejores del mundo. Estados Unidos tiene 173 facultades de Medicina para 325 millones de habitantes, y la oferta de plazas para el próximo curso ha sido de 21.338: se han presentado 816.153 aspirantes y sólo han logrado plaza un 2,6 por ciento.En España, la posibilidad de ingresar en una facultad de Medicina es mucho más elevada: para el curso 2018-2019, las 42 facultades han ofertado un total de 7.042 plazas y han obtenido plaza un 30 por ciento de los 23.500 candidatos que han optado a ellas.

Autonomías incumplidoras

En España, sólo una de las 17 comunidades autónomas (La Rioja) carece de facultad de Medicina, y 34 de las 52 provincias tienen al menos un centro propio. De las 16 comunidades con facultad, solamente dos (Galicia y el País Vasco) están dentro del límite recomendado por la OMS, con 0,37 y 0,46 facultades por cada millón de habitantes, respectivamente. Andalucía, con cinco facultades de Medicina para sus 8,4 millones de habitantes, está cerca de la tasa de la OMS (0,59), pero el resto de las comunidades la supera con creces:el límite por arriba lo marcan Cantabria y Navarra, con 1,72 y 1,56 centros por cada millón de habitantes, respectivamente. El Gobierno navarro ha planteado, además, la posibilidad de abrir una segunda facultad en la comunidad Foral.

Con respecto al número de estudiantes, la tasa recomendada por la Organización Mundial de la Salud está en un alumno por cada 10.000 habitantes, de forma que España, con una población de 46,5 millones, debería tener una media anual en torno a los 4.650. No obstante, según los datos oficiales del Ministerio de Educación, en los últimos diez años la media de alumnos de nuevo ingreso ha sido de 6.849,4 (entre facultades públicas y privadas), lo que supone un 48,9 por ciento más que la cifra que baraja la OMS como ideal.

Nuestro país debería tener 4.650 estudiantes anuales de nuevo ingreso, pero la media está por encima de los 6.800

Entre el curso 2009-2010 y el que se inicia el próximo septiembre, el numerus clausus total ha pasado de 6.244 estudiantes a 7.042 (un 12,7 por ciento más), y el número total de facultades ha aumentado de 28 a las 42 actuales.

La desproporción entre el incremento registrado en la enseñanza pública de Medicina y en la privada ha sido también muy notable: en la última década, se ha pasado de 26 centros públicos a 32, y de dos facultades privadas (Navarra y el CEU) a una decena; el numerus clausus en las primeras ha aumentado un 2 por ciento, mientras que en las privadas lo ha hecho un 103 por ciento (de 665 plazas en 2009 a 1.351 en 2018).

Más facultades y más estudiantes se traducen, obviamente, en más graduados. Según un informe publicado el pasado noviembre por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)España es uno de los países con más graduados en Medicina (13 por cada 10.000 habitantes) de los 35 que forman parte de esta organización, por encima de países como Grecia (9,3), Francia (10), Alemania (11,3) o Italia (12,3)

La media de graduados anuales de Medicina en la OCDE está en 12,1, y la OMS recomienda que los países que superan esa tasa intenten reducir su volumen de egresados. España también ignora esta recomendación.”