Eskerrik asko!

Eskerrik asko!

Esta creemos que debe ser nuestra principal manifestación en este momento concreto: Eskerrik asko.

En primer lugar, queremos dar las gracias a la población, como sujeto activo del sostenimiento del aislamiento y del civismo que está manteniendo en la utilización de los servicios sanitarios. Unas medidas que no podrían ser eficaces si la mayor parte de los sectores sociales, muchos a pesar de sus condiciones, no hubieran apoyado y mantenido. La gente ha comprendido la trascendencia que está teniendo su comportamiento en la solución de la crisis consecuencia de la presencia de este virus en nuestra sociedad.

En segundo lugar, queremos dar las gracias especialmente a quienes trabajan en el ámbito sanitario, a LAS SANITARIAS.

A toda esa escala de personas que se están dejando la piel en la limpieza, en la organización de los servicios, en la atención domiciliaria y hospitalaria de los pacientes, en las aportaciones de nuevas ideas, en la elaboración de pautas de trabajo, etc.

En tercer lugar y por último, también queremos dar las gracias a todas las personas que independientemente de cual sea su partido y su ideología, están dando lo mejor de sí mismas en el abordaje de la pandemia. A los gobiernos, a la Administración y sus gestores, a quienes forman parte de los servicios esenciales, también a quienes, no siendo esenciales, mantienen la economía enferma pero viva aún a expensas de su propia salud. A los sindicatos por su trabajo en la defensa de unas adecuadas condiciones de trabajo y a los partidos políticos.

A pesar de que todos y todas queremos aportar nuestro granito de arena y deseamos por lo menos un gramo de protagonismo en esta historia, todas las fuerzas políticas y sociales se han alineado con los gobernantes para trasmitir un mensaje sin fisuras en favor del bien común, todas ellas, cada vez más personas hemos entendido que, por el bien de la mayoría, debía asegurarse el mantenimiento de las decisiones que el gobierno del país ha ido tomando a pesar de que en estos últimos días cada vez hay más voces discordantes y críticas.

Pero todo lo comentado no significa que la política y las diferentes formas de contemplar la realidad existente en nuestra sociedad, hayan desaparecido. Intentar solucionar lo inmediato ocupa la mayor parte de la actividad de toda la gente, pero no se nos escapa que hay muchas cosas a explicar más adelante. Por qué se ha desencadenado la pandemia, por qué se han ido improvisando medidas al albur de los acontecimientos, por qué se ponen en marcha unas acciones en un momento concreto y no en otro, por los defectos y fallos estructurales en la organización previos a la crisis. Habrá que preguntarse también por el propio sistema sanitario, por la descapitalización del mismo en muchas partes del estado, por la tan cacareada colaboración público-privada (de la que tanto se alardea en nuestro país), por la situación de los servicios de salud pública (tan importantes en la vigilancia epidemiológica y en situaciones como esta), por las residencias de personas mayores y la protección que realizamos sobre nuestras poblaciones más vulnerables, etc.
Pero también creemos que la reflexión no se agotará en lo local. Tendremos que abrir una etapa en la que habrá que pensar en el estado de bienestar, en el papel del Estado, en el desorden económico global, en esta Europa desarticulada e insolidaria, sobre el desdén con él que se ha tratado la información procedente de Asia y seguramente en muchas cosas más.

A pesar de la aparente uniformidad actual, el universo de “opiniones razonables posibles” que se generará, será en realidad el resultado de cómo cada grupo social o político comprenda y explique las situaciones sociales. Este análisis, eminentemente político y social, quiere intentar y tiene como objetivo, por lo menos en nuestro caso, que lo que se ha roto durante la crisis, se reconstruya y estabilice mucho más en consonancia con los intereses y las necesidades de la población.

 

 

2 Comments

  • Concha

    ¡Ya nos vale! No importa que la mayoría de quienes se están dejando la piel en esto sean mujeres. Les damos las gracias a nuestros compañeros: LOS SANITARIOS.

    • Iñaki M.

      Ya corregida esa “incorrección” por lo que se lee y si, ahora queda en conjunto un cercano texto de agradecimiento a todas esas personas, muchas, que lo están dando todo por la salud de la ciudadanía. Y agradecimiento a quienes desde su domicilio también aportan mucho para que salgamos colectivamente de esta. Después ya vendrán las críticas hacia algunos lados y reconocimiento para quien lo haya merecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *