El nuevo Hospital de Eibar

El nuevo Hospital de Eibar

El 22 de octubre será la fecha de apertura del nuevo hospital de Eibar según lo anunció el lehendakari Iñigo Urkullu durante su intervención en un pleno de Política General del Parlamento Vasco. El consejero Jon Darpón, por su parte, también anunció que a final de octubre de 2018 se espera que comience la actividad en el nuevo hospital de Eibar y que ya se va a empezar a contratar a los profesionales que van a trabajar en él para posteriormente incorporar las nuevas plazas aprobadas a la futura oferta de empleo que se espera celebrar antes del fin de la legislatura.

El Hospital de Eibar va a permitir el ingreso de media y larga estancia de los vecinos de la localidad, Debabarrena y otras comarcas cercanas, con el objetivo de ampliar y mejorar la oferta asistencial de la OSI Debabarrena.

El nuevo hospital eibarrés cuenta con una capacidad total de 72 camas. Ubicado en Otaola mejorará la accesibilidad por su situación física a la población de la comarca.

Servicios

Aunque su principal funcionalidad va a ser la atención de crónicos, de media y larga estancia y dar apoyo a personas con enfermedades crónicas de Debabarrena, Debagoiena y Lea-Artibai. También contará con una unidad de cuidados paliativos, completando la actividad tanto hospitalaria de agudos como de atención primaria de esas comarcas. Además, los servicios de atención primaria del Centro de salud de Torrekua y del Centro de Salud Mental pasarán a prestarse en el nuevo hospital. Y, en el caso de las especialidades para la población de Eibar y Ermua podrán ser atendidos en el ámbito de la rehabilitación, traumatología, respiratorio y reumatología, sin necesidad de tener que acudir hasta el hospital de Mendaro como hasta ahora. Estas especialidades se mantendrán también en el hospital de Mendaro pero estarán a disposición del resto de los vecinos de la comarca Debabarrena. Por ello, el nuevo Hospital de Eibar abre un nuevo escenario también al de Mendaro por la apertura de nuevos espacios a las salas de consultas, hoy muy constreñidas o nuevas posibilidades para el servicio de radiologías, una vez que el servicio resonancia está concertado, y se podrán atender a los pacientes con nuestros recursos.

Este centro contará con 183 profesionales y de ahí la necesidad de crear los nuevos 97 puestos, que incluyen 27 diplomados sanitarios, 24 técnicos auxiliares sanitarios y 14 facultativos médicos y técnicos.

Con esta ampliación la plantilla estructural de Osakidetza alcanza los 26.497, siendo el de los diplomados sanitarios el grupo profesional más importante con 8.432 efectivos, seguido de los facultativos médicos y técnicos con 6.584 y los auxiliares sanitarios 4.035.

Accesibilidad

Por su parte, el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, ha mantenido sendas reuniones con la directora de Osakidetza, María Jesús Múgica, y responsables económicos y de la obra del hospital de subagudos, todos ellos componentes de la comisión mixta de seguimiento del proyecto de construcción, para seguir avanzando en las tareas que posibilitarán su pogresiva apertura. En las reuniones, además de los plazos de finalización, se abordaron las peticiones de Osakidetza para abordar la adecuación del transporte público -cuya competencia es municipal- al importante flujo de personas que contará el centro, al acoger consultas externas que se prestaban en Mendaro. El hecho de contar con una salida directa desde la variante, por Alfa, hacia el hospital, y también con un tranvía, con apeadero en Amaña, permitirá una fácil accesibilidad hacia el centro sanitario. Se está estudiando modificar alguna parada para facilitar el flujo de vehículos y personas hacia el hospital, según manifestó el alcalde De los Toyos.

Para reducir el impacto visual que provoca la presencia en las inmediaciones de una casa antigua, el Ayuntamiento está considerando su derribo, contando con un espacio abierto, una plaza que alparecer está incluída en el proyecto de urbanización en Otaola de la promotora, que plantea un proyecto único de urbanización en Otaola.

Nuevos servicios asistenciales

La apertura del hospital va a facilitar la potenciación de la hospitalización domiciliaria que tan buenos resultados cosecha. Igualmente, se contempla un amplio número de consultas externas que evitarán trasladarse a Mendaro. Entre ellas están las de rehabilitación, así como la realización de resonancias magnéticas.

El Punto de Atención Continuada (PAC) o urgencias nocturnas del Ambulatorio de Toribio Etxebarria se trasladará, desde las 17.00 a las 8.00 horas, y 24 horas los sábados, domingos y festivos, con lo que se retirará la atención de urgencia que se realizaba en el Ambulatorio de Toribio Etxebarria y ésta será prestada en las dependencias del nuevo hospital.

La apertura del hospital de subagudos en Otaola va a modificar el mapa sanitario eibarrés, así como diferentes servicios que se prestaban desde el Centro de Salud de Amaña, el Centro de Salud Pública de Ipurua y el propio ambulatorio de Toribio Etxebarria. El Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno Vasco la reversión de los edificios del Centro de Salud de Amaña y del Mercado de Ipurua, en donde se aloja el Centro de Salud Pública, para un uso público.

Otros cambios que se experimentan con la entrada en funcionamiento del hospital es el relacionado con el Centro de Salud Pública, ubicado en el Mercado de Ipurua, y que se trasladará al nuevo centro sanitario de Otaola.

En las nuevas instalaciones del hospital de Otaola se contará con tres unidades de 24 camas, con lo que su capacidad total ascenderá a las 72 camas.