Acta de la Junta Directiva Ordinaria marzo de 2021

Acta de la Junta Directiva Ordinaria marzo de 2021

Bilbao,  4 de marzo de 2021

JUNTA DIRECTIVA OSALDE, jueves 4 de marzo de 2021

ASISTENTES

Presencial y on line: Agurtzane, Esther, Begoña, Mario, Txaro, Maite y JL, Iñaki, Arantza y Jorge.

Ausentes: José, Itziar, Floren y Ander

DESARROLLO

  1. Se realiza una breve intervención sobre la situación de la Pandemia y sus repercusiones en el Sistema de salud, en Osakidetza, y sobre todo en el funcionamiento de la atención primaria.

 

Se recuerda la presencia de varios miembros de Osalde, socios activos, en cargos de responsabilidad, tanto en Osakidetza como en el Dpto. de Salud. Al menos media docena de socios y socias de Osalde. Después de los últimos nombramientos ocupan cargos de responsabilidad en distintos niveles. Es muy conveniente que conozcan nuestras posiciones, como organización, sobre lo que está pasando y sus tendencias.

 

En relación con la situación actual,  la incidencia de casos está bajando, tanto en Euskadi como en todo el Estado y la próxima semana podríamos bajar de una Incidencia de 200 casos por 100.000 hab., lo que implicaría la disminución de contagios e ingresos hospitalarios, y en concreto, el descenso de pacientes en las UCI por disminución de las complicaciones más graves de diagnosticados de la Infección Covid-19. Sin embargo las varias mutaciones del virus, como las denominadas británica o la sudafricana y la brasileña, parecen que aumenta su presencia en el ecosistema y los contagios son más rápidos y aumenta la letalidad. Asuntos en estudio en estos momentos.

 

Por otra parte, en los colectivos ya vacunados, personas vulnerables y mayores en Residencias y plantillas de cuidadoras han disminuido de forma importante los contagios por SAR-COV-2. La correlación vacuna y menor letalidad es un dato muy esperanzador en estos momentos, aunque es pronto para saber qué impacto ha tenido en ello las vacunas.

 

Consideramos, como Osalde, importante, a pesar del cansancio poblacional (Ya se le llama fatiga pandémica) mantener las medidas higiénicas básicas, el uso de mascarilla, mantener distancias adecuadas con la gente, lavarse las manos, permanecer en espacios con ventilación y ventanas abiertas, y en fin, acceder a la vacunación cuando corresponda según las prioridades de grupos establecidas.

 

  1. Se realiza un turno de palabras sobre cómo estamos viviendo la situación actual en los centros de trabajo. Prácticamente los diez participantes en la reunión dan su opinión sobre distintos aspectos que se pueden resumir de la siguiente manera:

 

2.a) Los Centros de salud deben ser los Centros referentes de la estrategia de vacunación, de la captación la de pacientes y personas, según grupos priorizados, y del hecho de la vacunación, así como de seguimiento de posibles complicaciones priorizadas, para citarlas. En algunos centros ya se está haciendo, por ejemplo en todos los Centros de la OSI Barrualde.

 

2.b) Igualmente, la detección de personas diagnosticadas y seguimiento de contactos, debe ya pivotar en los centros de salud. Ello supone dimensionar las plantillas con el número adecuado de médicas, enfermeras y administrativas, para esta actividad, tanto como sea necesario y no esperar a las OPE comprometida este año (Más de 2.000 nuevas plazas).

 

2.c) Es necesario reforzar el papel de los Centros de Salud en el momento actual, tanto en la estrategia de vacunaciones como en el seguimiento de posibles casos y complicaciones en Residencias de ancianos y ancianas.

 

2.d) Asimismo, en la línea de normalizar el funcionamiento del conjunto del Sistema de Salud, parece conveniente que las citaciones de pacientes con patología crónica, la demanda espontánea que sea necesario atender presencialmente, la evaluación y seguimiento de pacientes derivados a consultas externas de especialistas y la valoración de pruebas complementarias de diagnóstico, sean una realidad en todo el Sistema de salud.

 

La Directora General de Osakidetza, Rosa Pérez, ya ha informado en la Comisión de salud del Parlamento vasco la semana pasada, que se han disparado las lista de espera a consultas externas, a pruebas complementaria de diagnóstico y a intervenciones quirúrgicas. Es necesario un plan para disminuir dichas demoras antes del verano.

 

2.e) El debate sobre la utilización de las consultas no presenciales (Telefónicas), entre médicas y pacientes que solicitan consultas, y la información de la Directora General de la utilización en el futuro de más telemática en los proceso de atención, ocupó buena parte de la reunión. Las consultas no presenciales entre médicas de familia y médicas especialistas de segundo nivel de atención (Interconsultas) se vienen desarrollando ya desde hace años y supone un importante avance telemático, aunque hay algunas dificultades que precisan una evaluación.

 

Respecto a la consulta propiamente llamada no presencial (Entre profesional sanitario y paciente), hay consenso en los debates realizados, se entiende como complementaria de la presencial (no sustitutiva) y tiene su cabida y función. De hecho tiene su recorrido en Osakidetza antes de la Pandemia y durante la misma, hay consenso en los debates realizados que no solo se está abusando del mantenimiento preponderante de la modalidad de consulta no presencial (inicialmente para “evitar” contagios, sobre todo en los picos de la Pandemia, en marzo, abril y mayo), sino que están creando cansancio en la gente y pueden distorsionar totalmente el proceso de atención y la relación personal médico/paciente. Sería necesario evaluar el perfil de uso y su impacto en resultados de salud, y que reflexionen sobre ello en el equipo de la Dirección General. (Parece que cuando la incidencia estuvo más alta, las consuntas presenciales en la mayoría de los centros llegaron a ser 3 o 6 pacientes por médico / enfermera, y cuando el número de casos han sido más bajos, estos números se duplicaban o triplicaban, pudiendo llegar en algunos centros a 12 o 14 pacientes en consulta). No conviene contar el número de pacientes que han utilizado un método u otro, y hacer promedios, es un truco estadístico muy conocido. Interesa conocer las desigualdades existentes, las diferencias que han existido y están existiendo, por médicas, por centros, por grupos sociales, …en relación con la evolución de la pandemia.

 

2.f) La propuesta es evaluar el impacto de los métodos de atención en los pacientes y utilizar, preparar, establecer, Protocolos adecuados para el uso de la tecnología telemática, para el uso del teléfono en los procesos de atención, para el uso de las videoconferencias en la relación con las y los pacientes. Es conocido que el miedo en la población ha influido en su no asistencia a Centros de salud y Hospitales (Y viceversa) y es también conocido que algunos médicos, han hecho un uso inadecuado de las consultas no presenciales. Es hora de analizar para mejorar.

 

2.g) El consumo general de fármacos se ha disparado en el 2020, específicamente de psicofármacos. Parecería conveniente diseñar procesos de educación a la salud orientados a la ciudadanía para intentar contrarrestar esta tendencia, entre otras medidas.

 

  1. En relación con las estrategias de vacunación, es obvio constatar el funcionamiento de un mercado millonario alrededor de las Multinacionales farmacéuticas y del papel de los gobiernos. Es probable que nunca en su historia ganen tanto dinero los laboratorios farmacéuticos. Por ello es necesario exigir firmeza a los Gobiernos en sus relaciones con dichas empresas. Que se establezcan relaciones éticas, que cumplan sus compromisos, que la UE denuncie públicamente sus incumplimientos, que el proceso de vacunación y su reparto se haga accesible a toda la población (especialmente con los grupos vulnerables, migrantes, etnia gitana, excluidos sociales,…), que la OMS y la UE introduzcan criterios de solidaridad y reparto en la adquisición de vacunas.

 

Parece necesario que los sistemas de Farmacovigilancia por Comarcas, así como la detección de posibles complicaciones, se evalúen en Osakidetza y en el sector socio sanitario tanto público como privado.

 

Que la estructura organizativa entre Osakidetza y el Dpto. de Salud funcione como corresponde. Tenemos algunas dudas al respecto. Entendemos que asistimos a problemas logísticos desconocidos hasta ahora. Pero es en momentos de crisis cuando se ponen en cuestión las organizaciones, y su papel, en el funcionamiento para cumplir los objetivos del Sistema. Que cada Unidad del Sistema tenga claro su función en el proceso de toma de decisiones y no se establezcan de forma sistemática estructuras paralelas de futuro incierto. Son, deben ser, los Centros de salud los elementos hegemónicos del conjunto del sistema de salud. Consideramos que mientras no se fortalezcan (Plantilla, presupuestos y perfil profesional adecuado) las estructuras y Unidades de Salud pública habituales (Vigilancia epidemiológica, planificación y evaluación, Promoción de la salud, Protección, uso de base de datos,…), es difícil que no se dupliquen decisiones o que haya problemas serios de gobernanza en el conjunto del Sistema de Salud.

 

  1. Se acordó contactar con los miembros de Osalde que ocupan puestos relevantes para solicitar su opinión sobre estos y otros asuntos en relación con el futuro de Osakidetza, la salud pública y la influencia de la Pandemia.

 

  1. Se propuso realizar una Asamblea Ordinaria de Osalde (Pendiente según nuestros Estatutos) presencial después del verano para renovar la Junta Directiva y preparar el plan de trabajo 2021/2022.

 

  1. Se propuso igualmente establecer y reforzar nuestra relación con los medios de comunicación. Hubo varios comentarios sobre su responsabilidad (Irresponbilidad?) en la inadecuación de la trasmisión de mensajes a la ciudadanía a lo largo de todo el 2020 sobre la pandemia. Se propuso analizar más a fondo en la próxima reunión el papel de los medios de comunicación en la Pandemia.

 

  1. Hace ya unas semanas se debatió acerca de la posibilidad de fortalecer, revitalizar, las reuniones del Foro Vasco de la Salud para contrastar nuestras opiniones con más de 14 organizaciones sociales y sanitarias. Posiblemente, se comenta, hasta después del verano será complicado. Analizamos en la próxima reunión su dinamización (Enviar carta a todas las organizaciones sobre el tema).

 

  1. Se informó el próximo ciclo de charlas virtuales (Youtube de Hika Ateneo) en Mayo, organizado por el Hika Ateneo con la colaboración de O.M.E., Osalde, Osatzen y D.M.D. Serán los miércoles a las 19h, y ya están confirmadas varios ponentes como Concha Castells (Vida digna y muerte digna. Nueva ley de eutanasia), Irati Mogollón (Territorio sociosanitario y las Residencias) y Javier Padilla (repercusiones de la Pandemia en el Sistema de salud), está aún por confirmar la ponente del tema “Ocio, tiempo libre y salud”. Iñaki nos informará del programa completo. Se está preparando un nuevo ciclo sobre temas de salud, de organización similar, para noviembre, posiblemente con alguna sesión On line y algunas presenciales limitadas (Hasta 35 personas).

 

  1. Se propone estudiar en la próxima reunión la oportunidad, si todo va bien, de organizar hacia Noviembre unas Jornadas de Osalde (Con Osatzen si fuera posible) sobre cómo queda el sistema de salud en la post pandemia.

 

Sin más acaba la reunión a las 9h mostrando todos los miembros su satisfacción por poder vernos y debatir asuntos importantes después de más de un año sin utilizar la sede ni “tocarnos”. Se acordó reunirnos de nuevo en la sede el próximo Jueves, día 11, a las 6,30h con el modelo mixto de Videoconferencia y presencial. Se repartieron los libros “Bilbao y su gente”, que tiene un artículo de Agurtzane y JL y “Salud mental y Atención Primaria”, del Compañero Ander Retolaza, que ha cedido 30 ejemplares a Osalde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *