Una tarde de cine: Salud Comunitaria y Acción social

Una tarde de cine: Salud Comunitaria y Acción social

por Itziar Cabiezes, Psicóloga Clínica – Osalde 

Algunos elementos importantes para resaltar:

1.- En este encuentro Cinematográfico, Reflexión y Diálogo, vemos el compromiso comunitario, a través de algunos cortos ” Los Cuidados”, “alegrías (de Triana)”, “Los nadies”, el esfuerzo comunitario por el Centro de Atención Primaria en Vallecas, a lo largo de años, o la asociación de un barrio como Triana, en Sevilla.

Relieve, dentro de Atención Primaria, del compromiso comunitario: Juan Luis Ruiz Giménez, de las FADSP como uno de los motores en su Centro de trabajo, y en otros muchos espacios, así como el papel de la nueva enfermería comunitaria y los agentes de salud, alguna gente del barrio, en esa comunidad de Madrid.

2.- La preocupación expresada por el público asistente guardaba relación con la fuerza de la publicidad hacia los recursos privados, la poca fuerza en nuestros movimientos asociativos para la defensa del Derecho  a la Salud por ser grupos reducidos; el planteamiento de la posible necesidad de sindicación para los pacientes; el desligamiento actual entre la vecindad; las dificultades de atención a la salud en este año de confinamiento y  de la actividad no presencial en los servicios sanitarios, el dolor y cansancio en la parte profesional.

3.- Elementos para la reflexión: Cuidados- Cultura -Participación-Acción Social- Salud Comunitaria-

Cuidados

Apego y vigilancia, no son exclusivos de los mamíferos superiores: hay circuitos neuronales para la empatía y el altruismo (generativo / promover el beneficio ajeno) comunes con las ratas, por ejemplo, con las que compartimos ancestro común hace 100 millones de años. Pero además el apego realmente tiene funciones en la economía psíquica, nos puede servir para sentirnos en el mismo espacio mental que otra persona; para sentimiento de seguridad; como regulación psíquica, como valoración…

Pero observamos también límites al altruismo, a los cuidados. En la atención, llevada personalmente, a 6000 personas adultas de una misma población, parece deducirse, dicho de manera sencilla:

– es frecuente, en una parte importante de población, la mala inscripción en su mundo interno, de las otras personas.

– nunca la propuesta ética social es “una persona a costa de otra”. Las mujeres, como ejemplo, en el contrato social implícito, y a veces, también exigido por el varón o hijas/hijos, en relación con el rol de Ama de Casa, o de Esposa, han estado, de promedio, atendiendo unos 17 años de limitaciones y problemas de salud de sus compañeros, teniendo ellas mismas problemas de salud.

– no sólo conlleva el cuidado resultados positivos, en la persona cuidadora o en la cuidada…puede haber desgaste, dolor por exceso de identificación en los Cuidados, las lesiones físicas, los daños sociales, el mal trato, el aburrimiento (si es intenso se incrementa al doble la descarga de adrenalina, nos dicen), dependencia, reclusión, horror, pérdidas sociales…

 

Participación

No es sólo tomar parte sino también TENER PARTE- como en el boleto de lotería de la Navidad que se aproxima.

Fórmulas: la invitación, la irrupción y la autogestión.  Pero no encontramos las puertas demasiado abiertas. Necesitamos que nos abran las puertas para estar “como en casa” que es sentir tranquilidad y pertenencia e inclusión.   

Es muy importante que se tome como enfoque- respaldado por la valoración judicial -García Enterría, como persona experta e implicada en el cambio social durante algunas décadas, la participación de las personas porque garantiza de modo real del, llamado en el sistema de justicia, ” el interés público”sino se convertirá en una pura fórmula nominativa.

Hay aperturas asociativas , del lado de pacientes, como una oleada de avance fuerte, desde hace unos 15 años: La Universidad de los Pacientes, El Foro de Pacientes, El Fórum Clinic, la Red de Escuelas de Pacientes ( en varias Consejerías de Salud), La Red de Ciudades Saludables a nivel mundial, Paciente experto/ activo , La red de seguridad de los pacientes  ( Ministerio), la Red ciudadana de Formación de pacientes, la Plataforma de Organizaciones de Pacientes ( P.O.P) que  ésta , en concreto, reclama presencia en los Consejos de Salud al que acuden otras organizaciones ,empresariales y asociativas.

El descontento es un MOTOR para quien tiene buena experiencia asociativa.

Cuando no se tiene experiencia es fácil sentenciar:” ¡si no nos entendemos en casa, no nos vamos a entender en la calle!”

En cada barrio o calle, puedo testificar, hay personas que generan conocimiento, aprenden, enseñan; adaptables, dinámicas, razonables, constructivas, responsables, eficaces…

De hecho, hoy, hay voces que plantean la importancia de que no se asuma toda la carga del sistema sanitario por el sector profesional pues la comunidad puede aportar este sector organizado u organizable de responsabilidad y eficacia social/comunitaria.

Incluso para algunas personas, hay investigación sobre ello, el tener un rol significativo personalmente y útil llega a mejorar su estado de salud…Puede ser fuente de salud.

Mientras, en el estilo cultural tradicional ha venido siendo, por ejemplo, para las amas de casa, la salida a la tienda, más tarde a la degustación, la fórmula del chándal y caminar; el gimnasio y la zumba; la relajación y las manualidades en forma asociativa junto con algunos elementos de formación respecto del conocimiento, lo literario, etc. sin otras formas de participación en aspectos más complejos, o de carácter participativo en las decisiones/ actividades de esta sociedad urbana.

En las edades de 50 en adelante, hay una de cada tres personas que les gustaría la participación, pero no están tenidas en cuenta por esta organización social.

Hay aperturas, también, en el sector profesional hacia el abordaje comunitario de las condiciones de vida, responsables nos dicen del 50% de la afectación de nuestra salud.

 

Salud Comunitaria

La salud es un espacio afectado por las condiciones materiales, género, clase social, cultura (conocimientos y creencias) médica y social, procesos intrapsíquicos, siendo un espacio también de circulación de mercancías/consumo, agentes de salud y gestión de los servicios de salud.

Vamos superando que la salud tiene que ver sólo con la Biología, que es de lo que trata fundamentalmente la Medicina: los determinantes sociales forman ya o pueden formar parte pronto, del campo de estudio, planificación, organización de los Servicios, y de las tareas habituales en los Servicios de Salud.

El registro del código postal en la historia clínica es ya un hecho, al menos parcial, en nuestro sistema e irá ampliándose por ser un instrumento de referencia sobre las condiciones de vida.

Cuando se pregunta, se investiga, no sólo en encuesta telefónica a 300 personas, permite identificar, la soledad, por ejemplo, como uno de los elementos importantes en la afectación de la salud. El Reino Unido, como muestra, desarrolla un Ministerio específico de Soledad destinado al nueve millones de personas que viven solas, se sienten afectados en su salud psíquica o en desenvolvimiento, sobre todo las personas a partir de una edad. De nuevo, AUTONOMÍA + UNION CON OTRAS PERSONAS.

En cada servicio hay también, como en cada Comunidad, profesionales capaces de conectarse-escuchar-salir de la consulta- trabajar en formas de atención comunitaria, con los Servicios Sociales…más allá de la intervención únicamente individual. Incluso ahora ya la formación profesional suele incluir este tipo de enfoque, como sucede con la Enfermería Comunitaria actual, Medicina de Familia y Comunitaria, el programa de participación Comunitaria en EFEKEZE (Sociedad Científica de Enfermería Comunitaria) o, en Osatzen (Sociedad científica de Medicina de Familia y Comunitaria) que puede impulsar un camino nuevo.

La pandemia nos pone a prueba, las personas explican la dificultad de conexión hoy con el sistema sanitario, y en los casos de atención precaria o frustrante la teleasistencia, el correo electrónico, los mensajes rápidos (un buzón para un papel, un mensaje en SMS, deberían estar funcionando, desde hace mucho tiempo ya, en realidad, como alternativa al teléfono, en variadas circunstancias psico-sociales, de convalecencia, etc. como un medio facilitador de conexión …

¿Qué hacemos, sin embargo, con el planteo por distintas voces influyentes de que, con la pandemia, en el futuro “el Centro de Atención va a ser el paciente y su domicilio, ¿con énfasis en la teleasistencia”? Parecen circular por la vía rápida y en la dirección equivocada…Si se sigue repitiendo, desgraciadamente, nos pueden llegar a convencer…

Superar en la Sanidad el abordaje de los problemas en lo individual-biológico, con nuevas aperturas, colaborar en estimular la creación junto con el espacio municipal, de BANCOS DE TIEMPO PARA EMPRESAS SOCIALES y un PLAN DE SALUD LOCAL, al mismo nivel que la Normalización Lingüística. Una nueva participación ciudadana, no sólo nominal.

 

Cultura-Acción Social

Somos diferentes culturas/ subculturas en la convivencia. Nos invitan a que la diferencia no se convierta en Brecha, ni lleve al Repliegue; que se eliminen las causas estructurantes productoras de barreras hacia lo común, hacia el objetivo de la interculturalidad y la multiculturalidad- cuyos ideales sean: diálogo-respeto-aprendizaje mutuo-ausencia de autoritarismo y de purismo cultural …

Lo que más afecta, según investigaciones, es cuando se presenta mucha distancia y poca habilidad de interrelación.

Sin embargo es importante que quepamos todas las culturas diferentes, sin faltar alguna, que quepamos todas las personas,- incluidas las personas sin techo, ” los nadies, como ellas mismas han querido poner como título del corto en el que han participado con el barrio que les acoge, les facilita  “CAFE-Calor”, ducha, posibilidades de actividad cuando lo deciden  ( al instante o después de meses)..lugar para estar en el confinamiento y no sólo oportunidades de expresión afirmativa de costumbres, lengua, fiestas o gastronomía, también desarrollando normativas que aseguren la justicia social y la inclusión.

Lo que más afecta es la existencia de Prejuiciosesa forma de ver el mundo, asignando a la raza (que no existe, sino la cantidad de melanina en la piel), el estatus social (asociado fuertemente a modelos, lo aristocrático, lo cool, lo mediático, presencia en los medios -nueva gente YOUTUBER) etc. caracteres que, conllevando alguna parte de verdad, son una gran mentira/ deformación de la realidad.

Las culturas son un modo de vivir, pensar y sentir, pero también deberán dar cuenta del porqué determinadas formas/ creencias/ propuestas con relación a otras formas culturales. 

UNIR SIN CONFUNDIR- DISTINGUIR SIN SEPARAR, son lemas actuales.

  • Una comunicación inteligible, para comprender
  • con verdad, que explique y atienda la realidad
  • con veracidad- ausente de mentiras y tramas-
  • con rectitud

Alguien hablaba de “4 TESOROS MILENARIOS”- y no es un plato chino-) la palabra, la imaginación, la relación con la naturaleza y la relación entre las personas.

Habitar el mundo (desplegarse) buscar, tejer redes (SAREak) de afecto y cooperación, hacernos preguntas y responder. Soñar, contar y contarnos. No sólo ser sobre todo un elemento del engranaje de producción y consumo.

Sí, todo ello y otros derechos- llamados de 3ª generación- a la paz, a la convivencia pacífica, a la identidad cultural y nacional, a la justicia internacional, a la cooperación regional e internacional, a la independencia económica y política, a un medio ambiente sano, al entendimiento y la confianza, ….

Pero realmente las personas andamos flojas- confundidas- desorganizadas-preocupadas…

Si pensamos en cuidados psíquicos promuevo:

No tomarse las cosas muy “a pecho”…”No meterse en la boca del lobo”…”Soltar gas”…”Revisar los frenos de vez en cuando”…”Tolerar el error y la contrariedad” …y cambiar.  Esto es el verdadero substrato de la autoestima.

Hoy tenemos una representación sombría del vínculo social. 

Y nos dicen que el estado de ese vínculo tiene valor pronóstico del estado de una sociedad. 

 La sociedad está mal, no se encuentra bien. Existen, es cierto, dinámicas sociales depredadoras. También constructivas. Un gran ejemplo son los cambios que hemos conseguido las mujeres, a pesar de todos los obstáculos enfrentados. Y sin disparar un arma, para la construcción social.

Pensemos también el interés y la valoración de la población por el conocimiento científico…La cátedra de divulgación científica acogía a un grupo pequeño de personas hace hoy 10 años, en este tránsito la actividad de acercamiento de la cultura científica se ha acelerado, en el espacio educativo, en los medios de comunicación, en la sociedad.

Otro ejemplo son la respuesta social colectiva, en pequeños grupos o en forma de boicot, donde ha habido en estos años pasados porcentajes, según diversos estudios, de un 20% de población en estas modalidades de intervención social en forma de oposición, de respuesta personal y colectiva

Hoy funcionamos, en estos tiempos de crisis colectivas, masivas, con formas de acción social. 

Hoy Osalde conversa sobre salud en un festival de cine, novedosa forma de mestizaje en el camino para el diálogo y la transformación social…Brindemos por una nueva forma mestiza y mezclada, intercultural, transdisciplinar, de seguir luchando.

 

Itziar Cabiezes. Psicóloga Clínica.

Osalde.