Patentes y precios de las vacunas covid19. El caso de la vacuna de AstraZeneca-Oxford, del “libre acceso” a “patente comercial exclusiva”.

Patentes y precios de las vacunas covid19. El caso de la vacuna de AstraZeneca-Oxford, del “libre acceso” a “patente comercial exclusiva”.

Juan Gérvas, Doctor en Medicina, médico general rural jubilado, Equipo CESCA, Madrid, España.

jjgervas@gmail.com equipocesca.org @JuanGrvas

Introducción

Moisés Pérez, periodista de la revista catalana “El Temps” publicó un reportaje en la sección de Salud Pública sobre “Els clarobscurs comercials de la vacuna d’Oxford”. Para prepararlo entrevistó a diversas personas y entre ellas buscó a alguien de NoGracias, que delegó en el firmante. El resultado final se puede leer en

https://www.eltemps.cat/article/12332/els-clarobscurs-comercials-de-la-vacuna-doxford

En este comentario se listan las tres preguntas que me hizo y mis respuestas completas a las mismas, con algún añadido para ampliar la perspectiva.

1ª. Pregunta

En sus inicios, desde la Universidad de Oxford (Reino Unido) se apuntó que la vacuna que elaborasen sería de libre acceso. Con el paso de los meses, sin embargo, se cedió la licencia exclusiva a una gran compañía farmacéutica, como es AstraZeneca. Este paso ¿era inevitable para la distribución/comercialización de la vacuna o ha supuesto una oportunidad perdida para dar pasos hacia otro modelo farmacéutico?

El informe “How the ‘Oxford’ Covid-19 vaccine became the ‘AstraZeneca’ Covid-19 vaccine” apunta estos equilibrios entre lo inevitable y lo deseable https://t.co/xoZh39U1Hq

Respuesta

Lo ideal sería anular el sistema de patentes de medicamentos, por el daño que hace a la salud y por el daño que hace a la innovación. Habría que prohibir las patentes de medicamentos y acabar con los monopolios de las industrias farmacéuticas pues llevan a un sistema de precios de claro abuso para el sistema sanitario y para la salud de los pacientes

https://www.fundacionalternativas.org/laboratorio/documentos/documentos-de-trabajo/monopolios-y-precios-de-los-medicamentos-un-problema-etico-y-de-salud-publica

Fue un sistema pensado justo para apoyar la innovación, pero se ha corrompido y logra exactamente lo contrario. Además compromete la equidad, cuestión clave siempre pero más en una pandemia.

En realidad no habría que “anular” literalmente las patentes pues bastaría con que fueran públicas, de uso gratuito y pactado después de “comprar” la patente privada, en el precio que fuera razonable (la patente sería más barata para lo público en proporción a la inversión previa de apoyo con dinero público). También caben las “licencias obligatorias” que permiten saltarse la patente por causa mayor, de salud pública, como han hecho respecto a los medicamentos para el sida en muchos países empobrecidos.

En las vacunas, recordemos la de la poliomielitis, libre de patente por decisión personal de sus desarrolladores. Respecto al caso de las vacunas covid19 hay mucho dinero público invertido, lo que haría más barata la compra de sus patentes (Figura izquierda):

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://www.bbc.com/news/business-55170756

Este debate sobre las patentes es difícil pues lo que prima en la economía de mercado (el capitalismo) es el beneficio y el abuso de posición en el propio mercado. Como ha dicho el presidente de Pfizer: “pensar en producir vacunas sin obtener beneficios es algo muy fanático y radical”

https://www.fiercepharma.com/pharma/astrazeneca-puts-a-time-limit-its-covid-19-no-profit-pledge-report

La vacuna de Oxford con AstraZeneca es “genética” basada en la inyección de un adenovirus de mono que lleva de troyano un gen con información del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 (del mismo estilo de la empleada con éxito frente al ébola en África en 2019 y 2020, fabricada por Merk) pero que facilita su distribución en países ricos y empobrecidos pues requiere una cadena de frío menos exigente que las vacunas de ARN mensajero

http://saludineroap.blogspot.com/2020/11/vacunas-contra-la-covid-que-contienen.html

El acuerdo de Oxford con AstraZeneca es, quizá, lo menos malo en esta jungla de la codicia y se puede comprobar por su precio final (Figura derecha).

Lamentablemente, era impensable otro modelo dada la situación de la pandemia y lo poco aceptado que es el trabajo sin beneficios en el sector industrial farmacéutico. Lo demuestra la oposición, entre otros, de Estados Unidos y la Unión Europea a acuerdos de “uso libre” sin patentes de medicamentos y vacunas para la pandemia covid19. Por ello, en cierta forma, era inevitable el acuerdo.

No nos hemos preparado para el cambio de “concepto” en torno a las patentes, y justo los tiempos pandémicos no están siendo de “fraternidad” sino de todo lo contrario, entre países (los ricos despreocupados de los empobrecidos) y entre clases sociales (los ricos cada vez más ricos y los pobres más pobres).

En todo caso, al menos, se podría exigir transparencia respecto a los acuerdos de compra y sobre los costes pues, como he comentado, se ha utilizado y utiliza mucho dinero público en la consecución de las vacunas covid19.  Lamentablemente, en la Unión Europea tampoco hay transparencia al respecto y 39 asociaciones europeas, incluyendo NoGracias, han pedido sin éxito el acceso a los contratos de las vacunas covid19

https://epha.org/transparency-is-a-fundamental-pillar-for-the-success-of-the-eu-vaccine-strategy/

 

2ª. Pregunta

¿Qué ventajas y qué inconvenientes hay en la evolución desde una vacuna que se antojaba de licencia abierta a una con derecho exclusivo a AstraZeneca?

 

Respuesta

Ventaja, la rapidez y la fuerza de una gran industria.

Inconveniente, caer en el mundo de la codicia (“afán de lucro” dicen).

No obstante, parece que la venta de la vacuna está siendo a precio de coste durante la pandemia, lo que no es poco.

El problema es que AstraZeneca será quien determine qué significa “durante la pandemia”, y parece que ya tiene fijada la fecha, hasta el verano de 2021

https://www.ft.com/content/c474f9e1-8807-4e57-9c79-6f4af145b686

Es ventajoso el que AstraZeneca pueda llevar la vacuna al último rincón del mundo, por sí misma o por sus asociados pero, al tiempo y dada su “exclusividad”, puede marcar límites y obligaciones que dificulten incluso decisiones vitales nacionales.

Quizá la venta a precio de coste se mantenga después de la pandemia para los países empobrecidos

https://www.theguardian.com/global-development/2020/nov/23/oxford-astrazeneca-results-covid-vaccine-developing-countries

 

3ª. Pregunta

Según diversas informaciones, la fundación encabezada por Bill Gates influenció en este proceso, como uno de los financiadores de Oxford. ¿Demuestra esto una orientación de la fundación para preservar el actual modelo de propiedad intelectual?

 

Respuesta

En este caso la información corresponde a la verdad, no a teorías conspiranoicas.

El hecho es cierto: Bill Gates influyó personalmente para que Oxford buscase socios industriales (y quizá con afán de beneficio, con codicia).

Ello puede deberse, pero no lo sabemos, tanto al deseo de que la vacuna llegase a estar disponible en un tiempo prudencial como a la línea capitalista del propio Bill Gates.

Su filantropía tiene una clara orientación (filantrocapitalismo) de forma que podemos suponer que su intervención en Oxford también llevaba ese bagaje del “mercado”.

El filantrocapitalismo tiene una fuerte ideología neoliberal y está marcando la agenda de salud pública del mundo, con especial énfasis en las vacunas

https://saludpublicayotrasdudas.wordpress.com/2015/04/26/filantrocapitalismo-i/

https://www.actasanitaria.com/seamos-cientificos-las-vacunas-no-salvan-vidas-ni-los-medicos/

https://www.thenation.com/article/society/gates-covid-data-ihme/

https://www.theguardian.com/news/2018/may/24/the-trouble-with-charitable-billionaires-philanthrocapitalism

 

Síntesis

El sistema de patentes va contra la solidaridad, la salud y la innovación, lo que es especialmente doloroso en tiempos de la pandemia covid19.

El problema se complica con el oscurantismo respecto a los contratos de compra de las vacunas covid19.

En el caso estudiado se desconocen los términos del contrato entre Oxford y AstraZeneca que han transferido un conocimiento que buscaba  el “libre acceso” y lo ha transformado en un acuerdo de “patente comercial exclusiva”.

En todo caso, al menos durante la pandemia se ofrecerá un precio de venta al coste.

4 Comments

  • Luis Palomo

    Este texto, tan ordenado, bien argumentado y bien documentado, merece ser ampliamente difundido, para que se conozca el rastro del dinero en esta competición por sacar vacunas y obtener ganancias; ¿a cualquier precio y a cualquier coste social?: veremos.

    • Juan Gérvas

      Gracias por el comentario, Luis (Palomo). Lamentablemente, la pandemia covid19 ha enterrado la transparencia y el debate de forma que quienes saben no participan pues “no es el momento”, y quienes son codiciosos aprovechan justo el momento. Es un año ya que ha enriquecido a los más ricos hasta extremos asombrosos demostrando la insolidaridad inherente la economía de mercado, al capitalismo. Por ello carecemos de un debate necesario sobre patentes de medicamentos, en especial de vacunas, y se logra el milagro de vender algo “imposible”, como han logrado con las vacunas de Pfizer y Moderna, sin rigor científico y tensando hasta casi romper las esperanzas de una población que espera un milagro. No hay tal milagro, lo milagroso sería compartir solidariamente y parece que no lo lograremos. En fin. Por supuesto, sí, este texto no será ni difundido ni conocido, será ninguneado y negado, esa es parte de la estrategia de los codiciosos, consentida por quienes saben. Un abrazo Juan Gérvas @JuanGrvas

  • sid

    Una pena no poder compartirlo en redes. Censura.

  • Pingback: Vacunas, economía y COVID - Encuentro y solidaridad (Edit)

Responder a Luis Palomo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *