El precio de los medicamentos: Una prioridad de salud olvidada por los programas electorales

El precio de los medicamentos: Una prioridad de salud olvidada por los programas electorales

Fuentes: Noessano.es / Saludporderecho.com / eldiario.es / Knowledge Ecology International

Según la ONG “No es Sano” los programas electorales del PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y Partido Popular no revisan la actual política farmacéutica y el gasto público en medicamentos hospitalarios, una prioridad para dicha organización y muchas otras del sector salud.
El gasto farmacéutico en los hospitales sigue creciendo, reduciendo así la capacidad de nuestro sistema sanitario de invertir en otras necesidades hospitalarias y de atención primaria.

En cuatro años (de 2014 a 2018), el gasto hospitalario se ha incrementado un 31% en el conjunto de las comunidades autónomas, pasando de 5200 a 6804 millones de euros. Algunas regiones superan con creces esta cifra, es el caso de Baleares con un 54%, Castilla y León con un 38% o Galicia con un 37% de incremento respecto a 2014.El PSOE apuesta por revisar el gasto público en medicamentos y por promover el desarrollo y producción en el espacio público de las nuevas terapias celulares. Además, promete el impulso a la ciencia abierta donde se compartan los datos de investigaciones financiadas con dinero público. Sin embargo, no se pronuncian sobre la fijación de precios justos para aquellos medicamentos de alto impacto presupuestario.

Podemos incluye iniciativas de ciencia abierta, asignando al sector público un papel coordinador y activo a la hora de decidir en qué se investiga o cómo se gestiona la financiación pública en proyectos de innovación biomédica. Deja sin tratar las políticas de precios, la transparencia o la rendición de cuentas del gasto farmacéutico.

Los partidos de la derecha apenas abordan la política farmacéutica. Ciudadanos ha dado un paso atrás respecto a las elecciones anteriores. Ya no habla de conflictos de interés, formación a médicos, transparencia y rendición de cuentas. Y el Partido Popular no incorpora en su agenda política reforma alguna sobre tan importante asunto.

¿Qué se espera de la OMS respecto a la política de medicamentos?

El problema del precio de los medicamentos será tratado en la 72.ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD que se celebrará del 20 al 28 de mayo de 2019 en Ginebra.
España defendido una resolución presentada por Italia que busca que los gobiernos tengan acceso a los costes reales de los medicamentos. La resolución pondría fin al secretismo sobre los precios, los costos o las patentes y mejoraría el acceso a los medicamentos. El objetivo es mejorar el acceso a la información y, por lo tanto, fortalecer la posición de los estados en las negociaciones con la industria sobre el precio de los tratamientos y evitar así algunos de los excesos que se han producido en los últimos años. el principal resultado de esta medida sería que los gobiernos tendrían “una mayor capacidad para desafiar los precios extremadamente altos de los tratamientos para el cáncer y las enfermedades raras, teniendo información más precisa sobre los costes de I+D y los ingresos obtenidos de las ventas”.

Además, afirma Love, la resolución también podría suponer un beneficio para las empresas de medicamentos biosimilares, ya que habría una mayor transparencia en el ámbito de las patentes. Pero las farmacéuticas se apoyan en EEUU y Alemania para frenar en la OMS dicho plan.

Ante esta situación, más de 70 ONG afirman en una una carta que las modificaciones en favor de las farmacéuticas “harían que esta resolución fuera confusa, débil y prácticamente inútil”

Las correcciones propuestas por los representantes de los diferentes países, han mostrando una división clara entre aquellos que se oponen a la resolución, como Alemania, Francia, Reino Unido o EEUU, y los defienden la propuesta original, entre los que destacan España, Italia o Brasil. Algunos otros países como Noruega y los Países Bajos apoyan total o parcialmente la resolución, Dinamarca y Suecia han mostrado una oposición clara, defendiendo a su potente industria farmacéutica local.

Estos dos países han tratado de eliminar algunas de las propuestas más polémicas, como la exigencia de publicar cómo se invierten los fondos en investigación y han querido incluir la posibilidad de que la adopción de las medidas propuestas sea voluntaria por parte de las empresas, algo a lo que se han opuesto España y Brasil.

EEUU, por su parte, mostró un cambio de actitud, y ha pasado a apoyar la transparencia de precios, aunque se sigue oponiendo a la publicación de los costes de investigación y desarrollo de los fármacos, unos datos que son fundamentales para a dar más poder de negociación a los Gobiernos frente a la industria farmacéutica.

La organización Knowledge Ecology International, ha redactado una carta abierta dirigida a los delegados de la Organización Mundial de la Salud y que ha sido firmada por más de 70 organizaciones civiles de más de una veintena de países. En la misiva, se insta a los delegados “a que se opongan a los dañinos cambios propuestos al proyecto de resolución de la Asamblea Mundial de la Salud sobre la transparencia”, ya que dichos cambios “harían que esta resolución fuera confusa, débil y prácticamente inútil en muchas áreas”.

Tras no haber alcanzado un acuerdo sobre la redacción de esta resolución, se programará otra reunión antes de la Asamblea Mundial de la Salud, donde se presentaría la propuesta final y se decidirá el camino a seguir. Si la resolución tampoco tiene éxito en esta reunión, las negociaciones continuarán, pero mientras tanto no debemos subestimar los movimientos del lobby de la industria farmacéutica en contra de la transparencia.

72.ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD A72/1 Ginebra, Suiza 25 de marzo de 2019 20 a 28 de mayo de 2019