El mayor brote de ébola en la RD del Congo

El mayor brote de ébola en la RD del Congo

Fuente: cooperativa.cl who.int La epidemia fue declarada el pasado 1 de agosto en las provincias de Ituri y Kivu del Norte, en el noreste del país.  Hasta la fecha, se han registrado 319 casos y 198 defunciones.

La epidemia de ébola declarada el pasado 1 de agosto en las provincias de Ituri y Kivu del Norte, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), ya es la mayor en la historia del país en relación al número de contagios, que suman 319.

“(Este brote) acaba de superar el de la primera epidemia registrada en la historia (de la RDC) en 1976 en Yambuku, en la provincia (noroeste) de Ecuador. Hasta la fecha, se han registrado 319 casos y 198 defunciones“, confirmó este fin de semana el ministro de Sanidad congoleño, Oly Ilunga Kalenga, en un comunicado.

Hasta ahora, el brote en Yambuku, a raíz del que se descubrió esta enfermedad -bautizada justamente en honor al río congoleño Ébola- era no solo el más mortal en la historia del país con 280 muertes, sino también en el que hubo más contagios (318).

Esta epidemia, con 198 defunciones, según los datos difundidos por el Ministerio de Sanidad congoleño a fecha de 8 de noviembre, ya es la tercera más mortífera del país, solo superada por el primer brote de 1976 y el tercero declarado en 1995 en la ciudad de Kikwit, en el que murieron 250 personas.

“Ninguna otra epidemia en el mundo ha sido tan compleja como la que estamos experimentando actualmente”, afirmó Ilunga, al recordar también el rechazo, las amenazas y las agresiones a los que habitualmente se enfrentan los equipos médicos y humanitarios desplegados en la zona.

Es la primera vez que una epidemia de ébola se declara en una zona en conflicto, donde operan un centenar de grupos armados, lo que provoca el desplazamiento continuo de cientos de miles de personas que podrían haber estado en contacto con el virus.

Vacunación contra el ébola (OMS)

El Gobierno de la República Democrática del Congo, con el apoyo de la OMS y sus asociados, se está preparando para vacunar a las poblaciones de alto riesgo contra la enfermedad por el virus del Ebola en las zonas sanitarias afectadas.

Los profesionales sanitarios que trabajan en las zonas afectadas están siendo vacunados hoy, y se han emprendido actividades de divulgación en las comunidades para preparar la vacunación en anillo.

Se han enviado más de 7500 dosis de la vacuna contra el ebola rVSV-ZEBOV a la República Democrática del Congo para llevar a cabo la vacunación en la provincia noroccidental de Équateur, donde se han notificado 46 casos sospechosos, probables y confirmados de ebola y 26 muertes (al 18 de mayo). La mayoría de los casos se han registrado en Bikoro, un pueblo rural remoto, mientras que cuatro casos confirmados se han registrado en Mbandaka, la capital de la provincia, con una población de más de 1 millón de personas.

Las vacunas han sido donadas por Merck, mientras que la Alianza Gavi para las Vacunas está aportando US$1 millón para sufragar los costos operativos. El Wellcome Trust y el DFID también han prometido fondos para apoyar las actividades de investigación.

«La vacunación será clave para controlar este brote», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Agradecemos el apoyo de nuestros asociados para que esto sea posible.»

El Ministerio de Salud, junto con la OMS, Médecins Sans Frontières (MSF), el UNICEF y otros asociados clave, están llevando a cabo una vacunación en anillo con la vacuna (aún no autorizada) rVSV-ZEBOV, con arreglo a la cual se ofrece la vacunación a los contactos de los casos confirmados y a los contactos de los contactos. Los trabajadores sanitarios de primera línea y otras personas con exposición potencial al virus del Ebola, como los trabajadores de laboratorio, los equipos de vigilancia y las personas responsables de los entierros seguros y dignos, también recibirán la vacuna.

«Debemos actuar con rapidez para detener la propagación del ebola protegiendo a las personas que corren el riesgo de infectarse con el virus, identificando y poniendo fin a todas las cadenas de transmisión y velando por que todos los pacientes tengan acceso rápido a una atención segura y de alta calidad», dijo el Dr. Peter Salama, Director General Adjunto de la OMS para la Preparación y Respuesta ante las Emergencias.

La vacunación en anillo consiste en buscar cuanto antes a todos los contactos de un caso recién confirmado, y también a los contactos de tales contactos. Los equipos desplegados en el terreno han intensificado la búsqueda activa y el seguimiento de todos esos contactos, de los que, hasta el momento, se han detectado 600.

El Dr. Matshidiso Moeti, Director Regional de la OMS para África, señaló: «La vacunación en anillo contra el ebola es un proceso complejo. Es necesario almacenar las vacunas a -60ºC o -80ºC, por lo que transportarlas a las zonas afectadas y almacenarlas allí entraña una gran dificultad».

La OMS ha enviado portavacunas especiales que pueden mantener las vacunas a temperaturas inferiores a 0ºC durante una semana, y ha instalado neveras para almacenarlas en Mbandaka y Bikoro. Además, ha enviado a expertos congoleños y guineanos para mejorar la capacidad de los trabajadores sanitarios locales. El Ministerio de Salud, la OMS, el UNICEF y sus asociados están en contacto con las comunidades a fin de informar a la población sobre el ebola y sobre la vacuna para prevenirlo.

De acuerdo con los resultados de un gran ensayo realizado en Guinea en 2015, la vacuna rVSV-ZEBOV confiere una elevada protección contra la enfermedad. De las 5837 personas a las que se administró, ninguna sufría la enfermedad nueve días después de la vacunación, o más tarde. Aunque las autoridades normativas pertinentes todavía no han completado su evaluación de la vacuna, el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la OMS ha recomendado su uso a través del protocolo de acceso ampliado/uso compasivo durante los brotes de ebola relacionados con la cepa Zaire, como el que se está registrando actualmente en la República Democrática del Congo.

La OMS y sus asociados necesitan US$ 26 millones para financiar la respuesta al ebola en la República Democrática del Congo durante los tres próximos meses. Se han recibido fondos de Italia, el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas, la Alianza Gavi para las Vacunas, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el Wellcome Trust y el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido. La OMS ha destinado también US$ 2 millones de su Fondo para Contingencias relacionadas con Emergencias.

Los asociados de la OMS en la respuesta al ebola en la República Democrática del Congo son los siguientes:

Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Cruz Roja de la República Democrática del Congo, Médecins Sans Frontières (MSF), Fondo de Reserva para el Socorro en Casos de Desastre (DREF), Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC-África), Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos de América, Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNICEF, UNOCHA, MONUSCO, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Centro de Gestión de Crisis – Sanidad Animal de la FAO, Asociación Humanitaria Internacional (IHP), Alianza Gavi para las Vacunas, Red Africana de Epidemiología de Campo (AFENET), el equipo de Ayuda Rápida en Materia de Salud Pública del Reino Unido, red de antiguos alumnos del EPIET, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Red de Respuesta y Evaluación Clínica de Enfermedades Emergentes (EDCARN), Banco Mundial y Foundation for Appropriate Technologies in Health. Además, la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) y los Equipos Médicos colaborarán próximamente en la coordinación y la prestación de asistencia técnica.