“El envejecimiento en 2019. Añadiendo vida a los años” Una mirada a las desigualdades sociales y de salud que amenaza a las personas mayores de 50 años en Reino Unido

“El envejecimiento en 2019. Añadiendo vida a los años” Una mirada a las desigualdades sociales y de salud que amenaza a las personas mayores de 50 años en Reino Unido

Fuente: euskadi.eus  Equipo de Coordinación Sociosanitaria ” Una mirada a las desigualdades sociales y de salud que amenaza a las personas mayores de 50 años en Reino Unido”

El Estado de bienestar elevó la edad media y la salud de las personas mayores. Pero la crisis actual y sus desigualdades auguran un cambio radical en esta tendencia.

La entidad británica sin ánimo de lucro Centre for Ageing Better (Reino Unido) publica un informe que alerta del riesgo que corre una significativa proporción de las personas mayores que actualmente tienen entre 50 y 60 años de afrontar situaciones de pobreza, mala salud y dificultades diversas en su proceso de envejecimiento. En la actualidad este riesgo afecta a la población menos acomodada que presenta mayores probabilidades de padecer desigualdades en materia de salud, trabajo y vivienda. Es decir: riesgos de morir más joven, enfermar más temprano, perder el trabajo debido a la mala salud o requerir apoyo para la realización de las llamadas Actividades Básicas de la Vida Diaria (como lavarse o vestirse). 

Este informe se articula en torno a cuatro grandes ejes temáticos (Empleo y finanzas, Salud, Vivienda y Comunidad) y presenta datos diversos en materia de desigualdades en salud y sus consecuencias para la calidad de la vida de las personas entre los 50 y los 60 años en Reino Unido:

Desde 2010, por vez primera se ha incrementado el número de pensionistas en situación de pobreza. Más de 1,9 millones de personas mayores de 65 años se encuentran en una situación de pobreza relativa.
Casi un cuarto de la población (23%) entre los 50 y los 64 años presenta tres o más enfermedades crónicas. Y la tendencia va en aumento.
Las desigualdades sociales en salud se manifiestan entre la población de más de 50 años: los varones más pobres tienen tres veces más probabilidades de tener enfermedad cardíaca crónica, el doble de probabilidades de tener diabetes tipo 2 o artritis y casi cuatro veces más probabilidades de necesitar ayuda para Actividades Básicas de la Vida Diaria como lavarse y vestirse a medida que envejecen.
Además, millones de hogares en Reino Unido presentan condiciones inadecuadas para las necesidades derivadas de situaciones de discapacidad o movilidad reducida de sus residentes: Solo el 7% de los hogares cumplen con los estándares de accesibilidad básicos y se estima que aproximadamente 1,3 millones de personas mayores de 55 años viven en hogares que representan una grave amenaza para su salud y su seguridad.
Cerca de un tercio (3,3 millones) de las personas de 50 a 64 años se encuentra en situación de desempleo. Y aproximadamente un millón de personas entre los 50 años y la edad de jubilación se encuentran prematuramente desocupados.
Las familias y los hogares están cambiando, con un número creciente de personas de 50 y 60 años que viven solas y se divorcian. Esto tiene consecuencias para el papel de las comunidades, un elemento clave para garantizar que las personas generen y conserven vínculos sociales fundamentales también a medida que se van cumpliendo años.
Casi una cuarta parte de las personas de 45 a 64 años en Gran Bretaña son cuidadoras/es, aunque se cree que es una subestimación. Alrededor del 5% de este grupo proporciona más de 35 horas de atención a la semana, y un 4% más de 50 horas a la semana. El informe alerta de que en Reino Unido al menos 8 de cada 10 cuidadoras/es no remuneradas/os se sienten solos o socialmente aislados como resultado de la asunción de sus responsabilidades en el cuidado, y alertan de que esto puede tener un impacto negativo en el bienestar mental y físico.

Conclusión: Center for Aging Better reclama al gobierno británico, a las empresas y a las organizaciones benéficas acciones que contribuyan a abordar las causas de la salud y la discapacidad prevenibles, incluida la mala alimentación y los bajos niveles de actividad física; la construcción de nuevas viviendas que respondan a criterios de accesibilidad y adaptabilidad; o la empleabilidad de las personas mayores de 50 años, entre otras.

Si desea ampliar esta información puede consultar el informe “The State of Aging in 201. Adding life to years” (Centre for Active Aging, 2019).