El alarmante desfilfarro español por costosas infraestructuras infrautilizadas

El alarmante desfilfarro español por costosas infraestructuras infrautilizadas

Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas

Juan Romero, Dolores Brandis, Carmen Delgado, José León García, María Luisa Gómez Moreno, Jorge Olcina, Onofre Rullan, Fernando Vera, Joan Vicente

Fuente: Asociación de Geógrafos Españoles (AGE)

“Este trabajo de la AGE pretende ser una primera aproximación a la dimensión del despilfarro de recursos públicos en infraestructuras en España desde 1995 hasta la actualidad en los distintos niveles de gobierno. A partir de algunas precisiones sobre los conceptos de despilfarro y corrupción, se analiza, de una parte, la inversión y los sobrecostes en infraestructuras innecesarias impulsadas y ejecutadas por la Administración General del Estado en el ámbito de sus competencias, y de otra, infraestructuras, proyectos, eventos e inversiones fallidas, vacías o infrautilizadas acometidas por las Comunidades Autónomas y los gobiernos locales. Se abordan los déficit de marco institucional y de gobernanza territorial y se sugiere una posible agenda de reformas a partir de unas conclusiones generales”.

Se trata de un informe de 50 páginas que puedes descargar aqui:

http://www.age-geografia.es/ojs/index.php/bage/article/view/2628/2453  (Licencia CC)

Algunos datos (Extractos del artículo citado)

Advertencia: Para una estimación precisa de estos extractos, es absolutamente necesaria la lectura del artículo completo.

Productividad Total de los Factores

Los economistas miden la eficiencia económica mediante una variable denominada productividad total de los factores (PTF). La producción económica se realiza utilizando factores económicos como el capital y el trabajo (…) La definición es amplia, porque a medida que se desarrolla la economía, los factores productivos se hacen más complejos, tanto el capital como el trabajo se cualifican y diversifican y aparecen elementos o variables como la información, el conocimiento, el saber hacer y las instituciones creadas para la mejor organización de la vida económica y social que afectan notablemente la producción económica. (…) En la parte superior de la Figura 1 están las evoluciones de la productividad total de los factores desde 1985 hasta la actualidad para un número de países y tomando el 1985 como año base con valor 100. En la parte inferior se representa la evolución de la productividad total de los factores para la economía española.

Crecimiento del PIB por hora trabajada

Cálculo de la brecha entre la productividad multifactorial de España y del grupo de referencia (formado por Finlandia, Francia, Irlanda y Estados Unidos).

La Tabla 1 presenta en distintos periodos, el crecimiento del producto interior bruto por hora trabajada. Se observa cómo la economía española desde 1985 hasta la actualidad ha tenido un crecimiento de la productividad horaria, en términos constantes, inferior al grupo de referencia.

Los resultados relativos a la brecha en la multi-productividad vienen expresados en la Tabla 2.

Estimación del gasto público en infraestructuras en España comprometido de forma inadecuada

(…) nuestra estimación de en torno a 81 000 millones de euros comprometidos de forma inadecuada en Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, 77, 1–51 13 España durante el periodo 1995–2016 es a nuestro juicio inferior a las cantidades realmente malgastadas. En primer lugar, porque solamente se han seleccionado determinadas áreas que a continuación se indican; en segundo lugar, porque no se incluyen todos los proyectos fallidos e inútiles con presupuesto inferior a 10 millones de euros; y en tercer lugar, porque hay compromisos de gasto público en actuaciones innecesarias o con sobrecostes elevados, ya acabadas, que suponen en torno a 20 000 millones de euros adicionales en los próximos años.

Despilfarro y sobrecostes en las infraestructuras competencia de la Administración General del Estado

(…) a la espera de poder disponer de más información referida no tanto a número de casos de episodios de corrupción de las que hemos tenido noticia hasta ahora, sino a volumen de recursos públicos saqueados de forma ilegal en ámbitos competenciales del gobierno central (…) disponemos de información que permite ofrecer una visión general de los recursos públicos comprometidos, a nuestro juicio, de forma inadecuada desde los ministerios inversores y desde las agencias y empresas públicas que dependen de la Administración General del Estado. Básicamente vía sobrecostes, construcción de infraestructuras abandonadas o innecesarias en detrimento de otras que hubieran tenido mayor rentabilidad social y económica. En este caso hemos recopilado información sobre las áreas siguientes: Líneas de Alta Velocidad (en adelante, LAV), autopistas y autovías, puertos y aeropuertos, desaladoras, trasvases y almacenes subterráneos de gas natural.

Conclusiones

(…) En España se ha realizado una asignación inadecuada de recursos públicos en materia de inversiones (incluidas importantes cantidades procedentes de los fondos europeos). Priorizando de manera irracional e ineficiente la inversión en infraestructuras como líneas de alta velocidad en detrimento de, por ejemplo, inversiones en educación, formación e innovación, o de inversiones en áreas de gran relevancia, como ferrocarril de cercanías o de media distancia que Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, 77, 1–51 35 hubiera facilitado mejoras sustanciales en movilidad sostenible. Desaprovechando incluso la ocasión de haber impulsado un nuevo modelo de infraestructuras, un cambio en la concepción de la infraestructura, poniendo en el centro no la titularidad de la misma, sino la gestión de la movilidad de los ciudadanos; y no la parcelación de actuaciones, sino la consideración de, por ejemplo, corredores logísticos multiregionales para las mercancías en el horizonte 2030. Sin olvidar la conveniencia de haber acometido una gran estrategia de adaptación a los impactos del cambio climático.

(…) Los ciudadanos han tomado plena conciencia del problema de la corrupción, pero no tanto del despilfarro de recursos públicos. El coste político es menor, si existe, en el segundo caso. Sin embargo, el problema es importante y es estructural.

(…) El despilfarro puede tener cuatro dimensiones: a) una en forma de corrupción; b) otra en forma de sobrecostes; c) otra en forma de obras infrautilizadas o inútiles, y d) otra en forma de priorización inadecuada de inversiones. Se necesitan muchas investigaciones a escala regional y local para conocer la verdadera dimensión, así como acceder a información de los organismos inversores de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas y gobiernos locales, muy reticentes a proporcionar información actualizada y desagregada.

Leer el artículo completo aquí:

http://www.age-geografia.es/ojs/index.php/bage/article/view/2628/2453

(Copyright (c) 2018 Juan Romero, Dolores Brandis, Carmen Delgado, José León García, María Luisa Gómez, Jorge Olcina, Onofre Rullan, Fernando Vera, Joan Vicente

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.