“Directo a tus hormonas” Informe sobre Disruptores endocrinos

“Directo a tus hormonas” Informe sobre Disruptores endocrinos

Los alimentos españoles contienen al menos 38 plaguicidas con capacidad de alterar el sistema hormonal. Los plaguicidas contaminantes hormonales en los alimentos exponen a la población a un peligroso cóctel de tóxicos que diversos estudios científicos relacionan con daños a la salud humana. Ecologistas en Acción publica el nuevo informe ‘Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’, edición de 2018.

Fuente: Ecologistas en acción

(…) Al menos 38 plaguicidas disruptores endocrinos contaminaban los alimentos españoles en 2015, cifra superior a los 33 encontrados el año anterior. Los dos alimentos con mayor número de plaguicidas fueron los tomates y los pimientos, cuyas muestras contenían residuos de 37 plaguicidas diferentes, 16 de los cuales son contaminantes hormonales.

Los contaminantes hormonales están relacionados con importantes enfermedades:

  • Daños al sistema reproductor masculino: disminución de la calidad del semen e infertilidad, malformaciones congénitas del tracto urogenital como criptorquidia (no descenso testicular) e hipospadia (posición anormal de la apertura de la uretra).
  • Daños al sistema reproductor femenino: pubertad precoz, reducción de la fecundidad, síndrome de ovarios poliquísticos, reducción de la fertilidad, resultados adversos del embarazo, endometriosis y fibroides uterinos (tumores no cancerosos).
  • Tumores en órganos hormono-dependientes: cáncer de mama, cáncer de ovarios, cáncer de próstata, cáncer de testículo, cáncer de tiroides.
  • Alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico: déficit cognitivo o de conducta (hiperactividad, dificultad de concentración, pérdida de memoria, pérdida auditiva, falta de coordinación motora, dificultades en el aprendizaje, etc.).
  • Enfermedades metabólicas: síndrome metabólico, diabetes y obesidad.
  • Trastornos del sistema neuroinmunológico: encefalopatía miálgica/ síndrome de fatiga crónica/ síndrome de fatiga postviral (EM/SFC/SFPV), fibromialgia y esclerosis múltiple.
  • Enfermedades cardiovasculares: los EDC que actúan como obesógenos o diabetógenos incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, nuevos estudios sugieren una relación directa entre algunos EDC y enfermedades cardiovasculares

El Reglamento Europeo 1107/2009 prohíbe expresamente el uso de plaguicidas que puedan afectar al sistema hormonal. Por desgracia, los criterios recientemente aprobados para definir qué plaguicidas son disruptores endocrinos establecen un nivel de prueba tan elevado para identificar una sustancia como disruptora endocrina que muy pocas sustancias activas con propiedades de alteración endocrina serán prohibidas. Por lo tanto, no cumplen su objetivo de proteger la salud de la población y el medio ambiente.

Edición de 2018 del informe ‘Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’, de Ecologistas en Acción,