Atención Primaria: Trabajar en activos de salud

Atención Primaria: Trabajar en activos de salud

Fuente: Artículo recomendado por Rafa Cofiño en su blog “Salud Comunitaria” Fundamentos del enfoque de activos para la salud en atención primaria de salud. Mariano Hernán-GarcíaaDaniel García BlancobJara Cubillo LlanescRafael Cofiñod https://doi.org/10.1016/j.fmc.2019.06.005

Documento completo pdf

Puntos para una lectura rápida

La salutogénesis (origen de la salud) es una forma de mirar a la salud desde lo que genera y hace que las personas, las familias y las comunidades aumenten el control sobre su salud y la mejora.

El modelo salutogénico se basa en el sentido de la coherencia, que se construye a partir de componentes principales: cognitivo, instrumental o conductual y motivacional, así como en los recursos generales de resistencia que sustentan el comportamiento del individuo y proceden de su propio yo, de su contexto sociocultural y del entorno físico y natural.

Este modelo puede ser muy útil de cara a la atención primaria de la salud para orientar los esfuerzos, comprender mejor cómo se originará la salud y los riesgos son y dónde se encuentran los factores salutogénicos que acompañan a la persona en su desarrollo vital desde el nacimiento hasta la muerte En el río de la vida.

Desde la salutogénesis opera una mirada complementaria a la preventiva, orientada a identificar los riesgos y los problemas cuando ya existen, identificar los factores generadores de salud y cómo operan estos en la percepción de salud que tiene la persona en su vida cotidiana.

Es fundamental incorporar el enfoque salutogénico al campo de los determinantes sociales en salud, poniendo en la balanza el modelo del déficit frente al modelo de los activos, con objeto de reorientar la mirada hacia aquellos que promueven capacidades y activos para la salud.

El anclaje claro en la comunidad y el objetivo de desarrollar la participación de esta hace que el enfoque comunitario constituya una herramienta clave para el buen desempeño de la atención primaria en salud. Esta orientación comunitaria puede (y debe) desarrollarse a diferentes niveles: desde la consulta, educación para la salud de las causas de las causas, y en el trabajo en y con la comunidad.

Un activo para la salud es un factor o recurso que potencia la capacidad de los individuos o las comunidades para mantener la salud y el bienestar. Los activos para la salud pública forman parte del patrimonio de una comunidad y servicios para mantener o mejorar la salud, como el fruto del esfuerzo organizado de las personas, las asociaciones, las organizaciones, las instituciones y los recursos ambientales o culturales.

Permanentemente, quienes viven en pobreza se encuentran con mensajes que remarcan su incapacidad y su mala cabeza para tomar decisiones. Se les empuja a no utilizar sus recursos y capacidades, bloquear o esconder algunos activos en la salud de los dispositivos y que pueden tener identificados como cuentos. Reconocer estos saberes invisibilizados es clave de cara a desarrollar dinámicas de promoción de la salud comunitaria basada en activos que no dejen a nadie fuera, interrumpiendo así la reproducción de modelos generadores de exclusión y desigualdad.

Documento completo pdf