Apoyo de la FADSP y Osalde a Luis Ocampo

Apoyo de la FADSP y Osalde a Luis Ocampo

OSALDE se adhiere al comunicado de la Federación Española de Asociaciones de Defensa de la Salud Pública apoyando al Dr. Luis Ocampo.

Ante la información de que nuestro compañero de el Dr. Luis Ocampo va a ser juzgado el 17 y 18 de junio por la Audiencia Provincial de Madrid por un presunto atentado a la autoridad en el trascurso de una manifestación, desde la FADSP queremos comunicar:

1- Que el Dr. Luis Ocampo ha mantenido a lo largo de su actividad como médico de familia una intachable práctica de entrega profesional, incompatible con el comportamiento violento que se la imputa

2.- Además, Luis Ocampo ha mostrado una gran preocupación y entrega por mejorar y defender la sanidad pública, colaborando activamente y desinteresadamente con las Plataformas para la Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León.

3.- La movilización ciudadana, reprimida con tanta violencia, estaba dirigida a denunciar hechos que ahora están siendo objeto de investigación por la fiscalía del Estado

4.- Recientemente se ha objetivado a nivel nacional e internacional una actitud de violencia de algunos cuerpos policiales, incompatibles con los derechos ciudadanos. Los videos de los acontecimientos muestran que este compañero fue objetivo de una violencia absolutamente injustificada, como prueban las lesiones sufridas por él mismo que requirieron su ingreso hospitalario

5.- Exigimos, por lo tanto, la absolución del Dr Luis Ocampo y el resarcimiento por los daños que se le produjeron.

 

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica
12 de junio de 2020

Nota de la Asociación de Defensa de la Salud Pública de Valladolid

Después de casi seis años desde que ocurrieran los hechos, Luis Ocampo, médico y activista en defensa del Sistema Sanitario Público y de la lucha contra el narcotráfico, va a ser jugado los días 16, 17 y 18 de junio en la Audiencia Provincial de Madrid.

Los hechos de los que se le acusa y por lo que se le pide una pena de 18 meses de cárcel, presuntamente atentado a la autoridad, ocurrieron en el transcurso de una manifestación pacífica el 4 de octubre de 2014, convocada por la Coordinadora 25-S para denunciar la corrupción de la monarquía Borbónica y reivindicar la República. En la referida manifestación estaba también Doris Benegas, procesada igualmente en esta causa, que falleció el 29 de julio de 2016 de un tumor que se le diagnosticó pocos meses después de su detención en aquella movilización.

Hay un abundantísimo material, vídeos y fotografías, que recogen de forma clara e indubitativa cómo ocurrieron los hechos realmente. Doris Benegas, Luis Ocampo y otros compañeros fueron simple y llanamente víctimas de la brutalidad policial de algunos miembros de la UIP enviados por la Delegación del Gobierno en Madrid, bajo la responsabilidad en aquel entonces de la “Máster por la Universidad Juan Carlos I”, Cristina Cifuentes. El Ministro del Interior era Jorge Fernández Díaz, bien conocido por la manipulación política de las Fuerzas de Orden Público. Luis Ocampo tuvo que ser ingresado en el hospital “Fundación Jiménez Díaz” por un cuadro de presíncope y sintomatología compatible con isquemia coronaria aguda, además de diversas lesiones, especialmente en muñecas. A los pocos días se le diagnosticó en el servicio de oftalmología del hospital Universitario del Río Hortega de Valladolid desprendimiento traumático de vítreo en el ojo derecho.

Desde la primera declaración ante la Juez de Instrucción, Luis Ocampo ha mantenido la misma versión de los hechos: que fue agredido por miembros de la UIP sin motivo alguno, salvo la beligerancia y animadversión públicamente expresada por Cristina Cifuentes contra la Coordinadora 25-S, Doris Benegas y Luis Ocampo.

En la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública o en la Coordinadora contra el Narcotráfico no nos imaginamos a Luis Ocampo arremetiendo físicamente contra los antidisturbios. Nos consta que Luis Ocampo, en su actividad profesional como médico, tenía entre sus pacientes a diversos miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Visionando las abundantes imágenes que hay de los hechos se evidencia que lo ocurrido es muy diferente de la versión policial oficial. Luis Ocampo es tirado al suelo y reducido por dos antidisturbios, uno de los cuales, por cierto, aprieta su cuello con las rodillas, en una imagen que nos recuerda lo ocurrido hace una semanas en los EEUU con George Floyd. Exigimos la absolución de Luis Ocampo y de sus compañer@s; que se depuren las responsabilidades sobre el comportamiento de los miembros de la UIP y que cese cualquier tipo de brutalidad policial.

PLATAFORMA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE VALLADOLID.