Abordando la gestión del conocimiento: La transdisciplinaridad en las ciencias de la salud y la vida

Abordando la gestión del conocimiento: La transdisciplinaridad en las ciencias de la salud y la vida

Por ITZIAR CABIECES IBARRONDO. Psicóloga Clínica. Osakidetza. Miembro de Osalde.1.-Es un hecho el experimentar a menudo que los conocimientos y competencias son el principal activo y soporte de una organización, sanitaria, universitaria o social.
Aportan criterios claros, válidos y efectivos en las decisiones, a veces difíciles, y actuaciones profesionales.
Si vamos saliendo de algunos enfoques, como la medicalización innecesaria, veremos que ahorramos SALUD, DINERO, AUTONOMIA y producimos CAMBIO SOCIAL.
2-.Partimos de una competencia individual ( saber, saber conocer, saber hacer…) pero es fundamental revisarla, ponerla en relación con los conocimientos y competencias colectivas que incluye a diferentes disciplinas , de manera formal e informal. Poder informarnos, consultar, discutir, razonar…Saber ser con las demás especialidades y profesiones, saber estar con las demás, querer hacer, poder hacer… Particularmente en las áreas formativas, clínicas e investigadoras y las de fuerte proyección social. Una expresión antigua de este estilo de abordaje es la MEDICINA SOCIAL ( 1985).
3.-Exige mayor colaboración entre el mundo de la educación y el del trabajo para una nueva autoridad (GUIA, no PODER), para la capacitación, cualificación, incumbencia y suficiencia. Aportar clínica a la academia, y método a la clínica. También mejoras entre especialidades clínicas.
Y no sólo de nuestro campo de conocimiento sino el de otros campos de las ciencias de la Vida y la Salud. Particularmente en lo complejo, en la búsqueda de respuestas, aunque también en lo que requiere interacción social, abordaje poblacional.
4.-A las personas, el interactuar en contextos de conocimiento y competencias no propios, nos genera incertidumbre o preocupación relacionándolo fácilmente con dificultad.
Sin embargo, observamos en los procesos de interactuación que la REFLEXIÓN, COMPRENSIÓN Y SENSIBILIDAD INTERCULTURAL van a mitigar esa limitación: diversidad disciplinar, gestión común, gestión de proyectos, un nuevo cuerpo de normas y valores, evaluación, reducción de jerarquías, estrategias para trabajar en la interdisciplinaridad.
Ahí el papel de nuestra Organización OSALDE, hoy, resulta importante como dinamizador y facilitador de este cambio NECESARIO.
5.-La propia organización sanitaria, a lo largo de estos años, nos ha pedido, porque se requería innovación y mejora en tareas y atención: UN FUNCIONAMIENTO EN EQUIPO, LA ORGANIZACIÓN POR PROCESOS, LA INFORMATIZACIÓN DE TAREAS O DE LA HISTORIA CLÍNICA, LA LENGUA PARA ACCEDER A LA POBLACIÓN…O PARA LA INVESTIGACIÓN (INGLES), LA FORMACIÓN PERMANENTE… Hemos ido colectivamente dando esos pasos, en la mejora de nuestros servicios. Y nos sentimos orgullosos de ello , en buena parte, a pesar del esfuerzo que nos ha supuesto.
6.- Este momento viene siendo una OPORTUNIDAD:
– El sistema sanitario cambiado ya internamente con el modelo integrado OSI.
– La cultura científica, aún en los márgenes (donde nos dicen se producen realmente los cambios, pues lo tradicional permanece precisamente por tradición)propone este mismo
cambio y lo está llevando a cabo. Personalidades destacadas de la Ciencia (Manuel Lozano Leyva, Jorge Wagensberg…), la Cátedra de Divulgación de Cultura Científica de la UPV/EHU , colectivos profesionales dela ciencia a través de sus blogs en Internet y de Jornadas de divulgación…)han colaborado en ello, y también el mundo universitario como expresan ,con análisis denso y sólido, profesionales como el psicólogo Manzano-Arredondo y otros, a favor de Universidades más LIBRES Y COMPROMETIDAS con la Ciencia, la Técnica pero también con las necesidades sociales.
Coinciden en que cada vez el alumnado tiene un nivel de conocimientos más limitado y de menor densidad. En alguno casos, como mucho perciben como resultado final la consecución de personas “MICROSABIAS MACROIGNORANTES”.
7.- Podemos pensar que tiene que haber alguna VENTAJA, frente a un CAMPO nuevo: una función más compartida pero también en un inicio posiblemente más perturbadora. Por esto en Osalde, como Comisión dedicada a estudiar esta forma de abordaje en las Ciencias de la Vida y la Salud, cuando se ha planteado facilitar este CAMBIO a la TRANSDICIPLINARIDAD, hemos propuesto formas lúdicas, tertulias, producción de vídeos, divulgación de experiencias que ya estén en marcha que nos vinculen a la alegría que produce la renovación frente al agotamiento y atasco a que nos conducen algunos de los enfoques profesionales y organizacionales actuales; también a respuestas nuevas, con más sentido y realismo, a través de una visión razonada y común. Potencialmente más VERDADERA por tanto.
Pero también crear Alianzas entre sectores que compartan esta nueva visión.
8.-. Este cambio, por tanto, contiene una PROMESA pero, sobre todo, responde a una NECESIDAD social y profesional:
Durante tiempo, por ejemplo bien sabido, los Tratamientos Hormonales Sustitutivos (THS) ante el descenso biológico del estrógeno en la Menopausia, ” a través de la CREENCIA de que la sintomatología ( malestares) que se producía en las mujeres- consultaban en los servicios ginecológicos que a su vez iban creciendo debido al “nicho de negocio” – era por dicha merma se disparó en una indicación de THS de un 1-2% en la población de mujeres en climaterio y postmenopausia, a proponerse para prácticamente el 100%”.
En aquel campo afloraron múltiples contenidos negativos y de daño potencial atribuído al descenso de la HORMONA, lo que iba incrementando la Consultas por este motivo. Se llegó a decir que era una ETAPA, que era ENVEJECIMIENTO conllevando RIESGO DE INFARTO, ROTURA DE HUESOS, PERDIDA DE DENTADURA, de PRÁCTICA SEXUAL, AFECTACION A LOS OJOS…
Revisado desde el campo de la Psicología: no es una etapa; las mujeres llegan generalmente , al climaterio con efectos negativos debido a la afectación por el género en esta cultura (DISFORIA DE GENERO ó el llamado “malestar de las mujeres por el molestar de los hombres”) ; los datos sobre la práctica sexual venían decreciendo desde la treintena de las mujeres, sucesivamente en cada década( ya en estudios de los años 90) ; en los países nórdicos la experiencia sexual se mantenía más gratificante, algo no compatible con una explicación exclusivamente fisiológica…Los niveles de contenido mineral óseo se mantienen hasta casi los 80 años… Cuando el síntomas más molesto y más general es exclusivamente la presencia de los sofocos- que salvo en alguna mujer donde se incrementa hasta 5grados (como “fuego” decían ellas mismas) en el resto podían acompañar las actividades habituales.
Y así los datos hablaban en una dirección opuesta, incluso respecto a lo “conveniencia” que se indicaba o se transpiraba en el medio sanitario público y privado para tomar TH.
Hasta que vino, más tarde, una moratoria de la OMS al ver los daños producidos precisamente por seguir aquellas creencias iniciales que simplificaban el análisis y distorsionaron la realidad.
¿Qué sabemos de otros consejos dados habitualmente, durante años, en el contexto de crianza, relación afectiva, desarrollo psíquico, tanto por el sector psicológico, como el pediátrico?
¿Qué está pasando con lo que afecta a la salud poblacional?:
Un profesional de la salud pregunta sistemáticamente, si no me equivoco, por el Tabaco al que va asociada cualquier sospecha diagnóstica en determinadas condiciones -abortos, parto prematuro en mujeres, patología fetal…y en los varones con lo relativo al cáncer- No hay perspectiva poblacional (humos, aceites de ciertas máquinas, cercanía de fábricas o carreteras, aunque haya 3 empresas contaminantes en ámbitos geográficos pequeños) . No se pregunta en muchos ámbitos, por la actividad laboral en concreto en cuanto a riesgos laborales. Hay Infradiagnóstico y asociaciones cerradas en la sospecha diagnóstica; los riesgos psíquicos apenas se abordan de manera normalizada.
Un médico hoy, nuevo ejemplo real, puede decir ” no te vas a curar esta crisis de ansiedad, si no tomas medicación para ello”. Muchas personas, en nuestro entorno, no toman medicación: de hecho, a lo largo de la historia, millones no han tenido industria farmacológica, lógicamente, ni la tienen, y es un hecho resuelven sus estados de ansiedad en otro campo de actuación.
Estamos en un Sobrediagnóstico de Depresión, observado desde -al menos- el año 1987 en que ya está identificado por profesionales de la salud mental, pero les damos medicación (antidepresiva) tanto en atención Primaria como Especializada, cuando según algunos estudios no produce efectos positivos en una de cada tres personas, y sí muchas veces efectos negativos, entre ellos, el no menos importante, soslayar el cambio psíquico NECESARIO.
9.- El conocimiento individual tiene un componente, los “modelos mentales” y uno de sus elementos importantes las CREENCIAS justificadas por determinados argumentos, demasiadas veces no suficientes, teniendo en cuenta que se juega con la vida o grado de salud de la población; otras no coherentes o sin fundamentos razonables y lógicos, desde el rigor científico. Pero se creen VERDADEROS.
Son la antesala del CONOCIMIENTO, ahora bien, la información que no tenemos o no creemos, no nos conducirá a ello. NOS EQUIVOCAMOS o el conocimiento se ESTANCA.
10.-Tendríamos que hablar del papel de la Universidad, de los “expertos” en nuestra formación profesional, por supuesto, en este sentido. Desde ahí nos dicen que hay demasiada visión disciplinar pero no interdisciplinar, también mediada por la sociedad orientada al mercado.
11.-Desde la organización sanitaria, hay una vía particularmente unidireccional, en extensión de documentos, protocolos, en estos años últimos y cierta información incluso con “big data” ( muchas investigaciones, en muchos países)…pero la mayor parte del conocimiento profesional es tácito, y uno de sus componentes como en los ejemplos expresados corresponden a las propias opiniones que representan mejor o peor la propia realidad ,en cada momento, siguiendo las modas o inclinaciones de los colectivos profesionales que en
ocasiones, como lo expuesto, arrastran un nivel de responsabilidad profesional muy importante.
El rumbo se puede ampliar, corregir, dinamizar, afinar…Es gratamente sorprendente la visión reciente de un servicio que presentaba Cardiología transdiciplinar.
12.-Creo que las personas de Osalde podemos PROMOVER espacios de reflexión, de intercambio, no específico o clínico que puede quedar para espacios nuevos que van apareciendo en nuestro sistema sanitario compartiendo preocupaciones y proyectos que quizá vaya abriéndose paso por la fuerza de nuevas formas de trabajo, más de abajo hacia arriba.
La cronicidad va a ser un campo de prueba para este nuevo enfoque de actuación, multi e interdisciplinar.
Puede ser, entonces, un área específica la de la propia construcción del conocimiento: ampliar la revisión, la crítica; también la de limitar el divorcio o la estrechez de posibilidades de relación entre la Universidad y la experiencia Profesional. La universidad -, QUINTO PODER, necesita un fuerte cambio, y se explicita un miedo dentro, por sectores del profesorado, para abordarlo. Una aportación a este proceso, como profesionales en ejercicio, puede servir de empuje y soporte.
Experiencias transdisciplinares, compartir preocupaciones. En algunos países Alianzas de los profesionales de las Ciencias de la Salud y la Vida. Espacios para una nueva relación – digital, presencial, congresual, experimental…entre los jóvenes profesionales de la SALUD Y LA VIDA.
ITZIAR CABIECES IBARRONDO. Psicóloga Clínica. Osakidetza.
Miembro de Osalde.