5,3 enfermeras por cada mil habitantes, una menos que Portugal y ocho menos que Alemania

5,3 enfermeras por cada mil habitantes, una menos que Portugal y ocho menos que Alemania

Fuente: elsaltodiario.com “Los sindicatos de enfermería inician una recogida de firmas para que la Ley eleve los ratios de enfermeras por cada mil habitantes hasta alcanzar los estándares de la Unión Europea.”

La campaña de invierno en los hospitales comienza con déficit de personal de enfermería. La falta de profesionales es endémica en el sistema sanitario español que, pese a estar considerado como uno de los mejores del mundo, está a la cola de Europa en ratios de enfermeras por paciente, solo por delante de Polonia y lejos de Portugal, donde hay 6,3 profesionales por cada mil habitantes.

Con el objetivo de que el Estado se comprometa por Ley a fijar ratios que equiparen a España con el resto de países de la OCDE, el 7 de noviembre ha comenzado una campaña de recogida de firmas para que una Iniciativa Legislativa Popular llegue al Parlamento español a principios de julio de 2019. El objetivo es lograr 500.000 apoyos, explica a El Salto Jesús García, secretario de acción sindical de la sección madrileña del Sindicato de Enfermería y Sanidad en España (SATSE).

(…) Jesús García, secretario de acción sindical de la sección madrileña del Sindicato de Enfermería y Sanidad en España (SATSE): “en los grandes hospitales está por encima de 20 o 30 días las jornadas que se deben al personal de enfermería (…) Solo en Madrid han sido 2.000 los y las enfermeras despedidos, señala García, algo que ha generado un déficit que en la Comunidad de Madrid se sitúa en 6.000 profesionales, y en todo el territorio 131.000, “para equipararnos a la Unión Europea”, remarca este sindicalista.

(…) Para este sindicato, no es el momento de más “buenas palabras” sino de impulsar una Ley que fije ratios a las Comunidades que, como recuerdan, destinan a Sanidad entre un 40 y un 45% de su presupuesto anual, lo que hace a esta partida susceptible de recortes. Esto conlleva, concluye Jesús García, que “nuestro sistema sanitario, uno de los mejores, cada día se está deteriorando más”.