Día: 6 febrero, 2018

Archive Posts Listed On This Page

Los alimentos tendrán que reducir su sal, grasas y azúcar entre un 5% y un 18%

El Ministerio de Sanidad ha firmado un acuerdo con la industria de la alimentación, los proveedores de catering sociales, los distribuidores de grandes superficies y las empresas de máquinas de vending para hacer más saludables los alimentos que venden antes de 2020. Reducirán entre un 5 y un 18 por ciento la sal, grasas y azúcar de 3.500 productos

Fuente: diariomedico.com

(…) Es la primera vez que Sanidad consigue alcanzar un acuerdo mucho más global que implica el compromiso de la industria para hacer más saludables al menos 3.500 alimentos y bebidas, reduciendo de forma gradual su contenido en sal, grasas y azúcares. Y también la primera vez que Sanidad va más allá de la cesta de la compra e involucra en la tarea de poner a disposición de la población alimentos más sanos también a la patronal de empresas de cátering social para hospitales, colegios o residencias y a las compañías de máquinas de vending.

Así al menos lo ha explicado este lunes la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en la firma del acuerdo que ha sellado con las patronales de alimentación y bebidas (Fiab), de supermercados (Aces), de distribuidores y grande superficies (Asedas y Anged), de restauración y cátering social (Feadrs) y de vending (Aneda).

El acuerdo implica la reformulación hasta 2020 de 3.500 productos diferentes para reducir en ellos entre un 5 por ciento y un 18 por ciento su contenido en grasas, azúcar y sal. Se trata de productos que representan actualmente el 44,5 por ciento de la energía diaria que consumen los españoles.

Se trata, concretamente, de un acuerdo para reducir la sal en un 6,7 por ciento en las cremas de verduras, un 10 por ciento en los platos preparados, un 13,8 por ciento en los aperitivos y un 16 por ciento en las salsas y embutidos.

En el caso de los azúcares añadidos, el compromiso es una reducción del 5 por ciento en los helados, galletas, pan de molde y bollería, de un 10 por ciento en los refrescos, zumos, cereales, embutidos, y de un 18 pro ciento en el caso de las salsas. Finalmente, la industria se compromete a reducir gradualmente hasta 2020 el contenido en grasas saturadas en un 10 por ciento en los platos preparados y aperitivos saldados y en un 5 por ciento en el caso de la bollería, las galletas y los embutidos.

Con ello, la ministra ha expresado su voluntad de colaborar a la reducción de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer “con un nuevo enfoque basado en prevención”.

Además de impactar en la cesta de la compra, el acuerdo sellado para los próximos tres años aspira a influir también en otras fuentes habituales de alimentación de la población, como los cátering sociales de hospitales, residencias o colegios y las máquinas de vending.

Para las empresas de cátering se ha establecido un plan para incrementar gradualmente la oferta de alimentos saludables, inlcuyendo más alimentos cocinados a la plancha, reducción del 20 por ciento actual al 15 por ciento la oferta de alimentos fritos y precocinados y aumentando en u lugar la oferta de legumbres, pescados, verduras y frutas de temporada.

Sobre esta cuestión, el responsable de la patronal de empresas de cátering social ha resaltado ante la ministra la necesidad de que los concursos públicos de adjudicación de estas clase de menús valoren no sólo el precio, sino cuestiones de calidad en la comida ofertada, para que quienes realmente ofrezcan comidas más saludables no queden fuera de los concursos a hospitales, residencias de ancianos o colegios por resultar más caros.

El resto de empresas de restauración se han comprometido voluntariamente también a reducir un 50 por ciento el contenido de los sobres monodosis de azúcar que ofertan y un 33 por ciento el de los de sal.

Por otra parte, el acuerdo con las empresas de vending, que han dicho sentirse “injustamente acusadas” por la opinión pública de vender productos poco saludables y ser las causantes de la sobrepeso infantil que afecta al 41,3 de los niños y niñas y el 36,7 por ciento de los adultos, implica la promesa de sólo incluir en su oferta productos que hayan sido reformulados, esto es, que se hayan sometido ya a ese adelgazamiento de azúcares, sal y grasas. Además, las máquinas expendedoras aumentarán del 30 al 50 por ciento su oferta de alimentos más sanos y reducirán un 15 por ciento el azúcar de las máquinas de café.

Ver

Día internacional de tolerancia cero con la mutilación genital femenina

«Con la dignidad, la salud y el bienestar de millones de niñas en juego, no hay tiempo que perder. Unidos, podemos y debemos poner fin a esta práctica nociva». — António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

Fuente: un.org

La mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas, y es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada y constituye una forma extrema de discriminación contra mujeres y niñas. La práctica viola sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

Para abandonar la práctica de la mutilación genital femenina, es necesario realizar esfuerzos sistemáticos y coordinados que involucren a las comunidades enteras, que se enfoquen en los derechos humanos y en la igualdad de género. Estos esfuerzos deben hacer hincapié en el diálogo social y en el empoderamiento de las comunidades para actuar colectivamente y poner fin a la práctica. También deben atenderse las necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres y niñas que sufren sus consecuencias.

El UNFPA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), han liderado conjuntamente el mayor programa a escala mundial para acelerar la eliminación de la mutilación genital femenina. El programa se centra actualmente en 17 países de África y también es compatible con las iniciativas regionales y globales.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) colabora con gobiernos, socios y otras agencias de la ONU para hacer lograr varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (en particular, el Objetivo 3 sobre la salud, el 4 sobre la educación y el 5 sobre la igualdad de género) y contribuye en diversas formas para lograr muchos de los demás objetivos.

La celebración de este Día también forma parte de la «Iniciativa Spotlight», un proyecto conjunto de las Naciones Unidas y la Unión Europea para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y la niñas. En concreto, se ocupa de la violencia sexual y de género, que incluye la mutilación genital femenina, en el África subsahariana.

Datos relevantes

  • A nivel mundial, se calcula que hay al menos 200 millones de niñas y mujeres mutiladas.
  • En la actualidad, cada año se le mutilan los genitales a tres millones de niñas.
  • 44 millones de niñas menores de 14 años han sufrido la ablación, principalmente en Gambia (un 56%), Mauritania (54%) e Indonesia, donde alrededor de la mitad de las niñas de 11 años han padecido esta práctica.
  • Los países con la prevalencia más alta entre mujeres y niñas entre 15 y 49 años son Somalia (58%), Guinea (97%) y Djibouti (93%).
  • Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.
  • La mutilación genital femenina se practica en niñas en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia.
  • La mutilación genital femenina es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de recién nacidos.
  • La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres.
  • Establecidos en 2015, los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen la erradicación de la mutilación genital femenina antes del 2030 en el Objetivo 5, dedicado a la igualdad de género – Meta 5.3: Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.
  • Varias organizaciones intergubernamentales —entre otras, la Unión Africana, la Unión Europea y la Organización de Cooperación Islámica— y tres resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas han pedido la eliminación de la mutilación genital femenina.

NACIONES UNIDAS

Ver

Kit de herramientas de seguridad para el paciente para la práctica general

La seguridad del paciente es la prevención de errores y efectos adversos para los pacientes asociados con la atención médica. La atención médica se ha vuelto más compleja y requiere un mayor uso de nuevas tecnologías, medicamentos y tratamientos. Los servicios de salud tratan con mayor frecuencia a pacientes mayores y más enfermos que presentan importantes comorbilidades que demandan decisiones cada vez más difíciles con respecto a las prioridades de atención médica.

Fuente: rcgp.urgf.uk Royal College of Medical Practitioners

El kit de herramientas de seguridad para el paciente está diseñado para ser utilizado por cualquier práctica general en el Reino Unido. Estos recursos se pueden usar de manera flexible, ya sea como materiales independientes o como parte de un paquete integrado para la seguridad del paciente.

Las herramientas

Ver

Montoro: Penalización por bajas médicas

Una de las medidas más polémicas que el Gobierno adoptó en su decreto de recortes de 2012 fue la rebaja del 50% del sueldo en caso de baja por enfermedad (los tres primeros días, los subsiguientes hasta el vigésimo son del 25%, y a partir de ahí se cobra el 100%).

Fuente: eldiario.es 

Algunas comunidades autónomas y ayuntamientos completan el sueldo de sus empleados en estos casos desde hace un año y medio aproximadamente. Pero esto no ocurre de manera generalizada y tampoco entre los trabajadores de la Administración General del Estado, entre otros. “Colocan al empleado público en la disyuntiva de acudir o no a trabajar aunque un médico le haya recomendado quedarse en casa”, lamenta Monell.

En este capítulo el Ministerio se muestra especialmente abierto a estudiar avances, según explican los sindicatos, que exigen la recuperación del 100% del pago de las bajas por enfermedad.

Su reivindicación es que se separe el problema del absentismo de las bajas justificadas por enfermedad. “Nosotros estamos dispuestos a apoyar alternativas que penalicen el absentismo, pero unas vacaciones o una enfermedad no lo son”, defiende.

Ver