Editorial: Trabajo precario, salud precaria.

por Osalde, en Defensa del Derecho a la Salud en el trabajo Raro es el día sin noticias de accidentes laborales graves y junto a las denuncias de trabajadores y sindicatos. Cada semana mueren una media de 10 personas en España por accidente laboral (INE)[i]. Para sus víctimas, sus familias y para toda la ciudadanía tan solo una es demasiado y el objetivo no puede ser otro que el de “siniestralidad cero”. Pero vamos en dirección opuesta a esa meta merced a las politicas de austeridad suicida que se vienen sucediendo desde la crisis del 2008 en toda Europa. Y en España sobre todo a partir de las “reformas laborales” del gobierno Zapatero, rematadas por las aun más agresivas del gobierno Rajoy, obedientes ambos a las instrucciones de la “Troika”. En 2018 se produjeron casi 2.000 accidentes cada día, 730.686 en el año, de los cuales 10 fueron graves y 506 mortales. Desde Osalde y la FADSP venimos insistiendo en los determinantes sociales de salud, de los que el trabajo es uno de los más influyentes. Un determinante que con demasiada frecuencia es ignorado por los propios médicos asistenciales o negados por las mutuas de trabajo. Su influencia en la salud como causa principal, caso de las enfermedades laborales y los accidentes de trabajo, y otras como fuertemente condicionantes parece incuestionable en relación a situaciones de desempleo, temporalidad y precariedad por el progresivo deterioro de los derechos laborales que se está sufriendo por los diferentes colectivos de personas trabajadoras desde la … Sigue leyendo Editorial: Trabajo precario, salud precaria.