Día: 12 febrero, 2018

Archive Posts Listed On This Page

Planta medicinal y fármaco, unión arriesgada si se salta la consulta

El consumo conjunto de fitoterapia y fármacos es habitual, pero no cuenta con la suficiente atención. La equivocada asimilación de lo natural a lo inocuo y la falta de una supervisión profesional sistemática alimentan riesgos

Fuente: diariomedico.com

El uso de plantas medicinales junto con fármacos convencionales es una realidad muy poco investigada. Escasea la literatura científica, y desde luego hay pocos trabajos como la revisión que un grupo de investigadores sudafricanos acaba de publicar en British Journal of Clinical Pharmacology, encabezada por Charles Awortwe, de la Universidad de Stellenbosch, en Tygerberg. El análisis ha incluido dos estudios observacionales y 49 casos donde se referían síntomas por una sospecha de interacción entre fármacos y plantas. La mayoría de los pacientes tenían una enfermedad cardiovascular (30 por ciento), cáncer (22 por ciento) o habían recibido un trasplante renal (16 por ciento).

Tras indagar en los mecanismos farmacológicos de los ingredientes activos de las plantas concluyen que en un 60 por ciento de los casos, la planta influyó probablemente en la interacción. “Los pacientes que están tomando plantas medicinales, incluidas Ginkgo bilobaPanax ginseng, hipérico y té verde, entre otras que afectan a las propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas de los fármacos de prescripción, tienen riesgo de experimentar interacciones en diferente grado“, escriben los autores. Uno de los casos más llamativos es el de un hombre de 55 años que falleció por una crisis convulsiva mientras nadaba. La autopsia reveló la probabilidad de que los suplementos de G. biloba hubieron inhibido el efecto de su medicación anticonvulsiva.

El trabajo es una llamada de atención al profesional sanitario “muy necesaria”, comenta a DM Beatriz de las Heras, profesora de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), “puesto que es un ámbito poco estudiado. Lo interesante es que identifica a los pacientes con más riesgo de sufrir las interacciones. También hay que tener en cuenta que los fármacos analizados son de estrecho margen terapéutico“.

Tipos de interacción

Lourdes Girona, jefe de Sección del Servicio de Farmacia del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, explica que en esencia, pueden producirse dos tipos de interacciones: las farmacodinámicas, cuando un fármaco influye en el efecto de otro a través de la vía sobre la que actúa, causando un efecto aditivo o antagónico. “Un ejemplo sería el de la levadura roja de arroz, un complemento nutricional que se toma para reducir el colesterol. Uno de sus componentes es la lovastatina. Si un paciente medicado con esta estatina lo consume, estaría expuesto a la sobredosis”.

El otro tipo es la interacción farmacocinética, cuando un medicamento modifica la absorción, metabolismo o excreción de otro.”Ocurre en pacientes anticoagulados con el arándano, que contiene inhibidores enzimáticos que evitarían el metabolismo del fármaco anticoagulante y por tanto, elevarían sus niveles y el riesgo de sangrado”.

Girona, artífice de la plataforma digital medinteract.net, que recopila interacciones de fármacos, incluidas las de fitoterapia, propone fomentar el conocimiento y la “cultura de la interacción” al prescribir: “En ocasiones, hay alternativas terapéuticas sin riesgo de interacción y sin renunciar al beneficio terapéutico; ocurre también entre fármacos convencionales, como con el antiagregante clopidogrel y los inhibidores de bomba de protones. Pero eso no significa que siempre haya una alternativa, pues a veces es el efecto farmacológico el que genera el riesgo de interacción; cuando el tratamiento exige administrar varios antidepresivos puede producirse el síndrome serotoninérgico, pero no hay otra opción. Y esto puede suceder si el paciente tratado con fármacos antidepresivos toma también hipérico”.

Atención

Recabando el punto de vista de la atención primaria, Yolanda Herreros, coordinadora del GdT de Prevención en el Anciano del Programa PAPPS de Semfyc, afirma que “el conocimiento sobre las interacciones entre fármacos y plantas medicinales es limitado. Existen varios factores que hacen difícil la identificación: incorrecta caracterización de los agentes responsables, falta de estandarización de los principios activos, ausencia de estudios de interacciones entre plantas medicinales y fármacos y la no incorporación de estas sustancias a los servicios de farmacovigilancia. Por otra parte, los profesionales no ponemos suficiente atención sobre su consumo en muchas ocasiones y no interrogamos sobre su uso a los pacientes“.

Herreros menciona algunas de las eventuales asociaciones de riesgo entre plantas medicinales y fármacos que más se conocen: “El hipérico, que es un potente inductor enzimático de la isoenzima CYP3A4 del citocromo P450, y probablemente también de la glucoproteína P, provoca un efecto aditivo sobre fármacos habituales como antiagregantes plaquetarios o hipoglucemiantes. Las plantas con efecto laxante que aumentan el bolo intestinal (sen, cáscara sagrada, plantagoovata, frángula, anís verde) podrían reducir la absorción de ciertos fármacos (calcio, hierro, litio, digoxina y anticoagulantes orales), con una reducción del efecto de estos fármacos. Las plantas con efectos inmunoestimulantes (equinácea, astrágalo, regaliz o alfalfa) pueden neutralizar el efecto inmunodepresor de los anticalcineurínicos o de los glucocorticoides. El ginseng o el saiboku pueden incrementar el efecto de los glucocorticoides, mientras que el Sho-salko -otra combinación de hierbas oriental- puede reducirlos. La goma guar puede reducir la absorción de muchos fármacos, entre ellos los inmunodepresores”.

Sobre el exotismo de ciertos compuestos, Girona advierte:”La globalización también ha llegado a la fitoterapia; con las migraciones poblacionales, hay centros de venta de plantas de orígenes extracomunitarios sobre los que la información es muy reducida”.

Un 20 por ciento de los pacientes oncológicos no comentaban al médico que usaban una planta medicinal, según una investigación española

Herreros abunda en “la ausencia de estudios sistemáticos que caractericen la interacción y en la falta de documentación sobre el empleo de plantas medicinales en la historia farmacoterapéutica del paciente”.
De las Heras remacha: “El problema es que se desconoce la farmacocinética y farmacodinámica del principio activo de la planta; de hecho, de un compuesto comercializado a otro hay una variabilidad en la composición que dificulta realizar estudios clínicos“.

Con todo, el empleo de plantas medicinales es frecuente en nuestro medio. Una encuesta europea entre 14 países mostró que la prevalencia media de pacientes que usaban fitoterapia era del 35’9 por ciento; en España se situaba en 29,8 por ciento, aporta Elena Álvaro Sanz, del Servicio de Farmacia del Hospital Costa del Sol de Málaga. Precisamente, un estudio llevado a cabo en este servicio demostró que un 20 por ciento de los pacientes oncológicos no informa a su médico de que está tomando o ha tomado fitoterapia. Entre los compuestos más habituales que pueden comprometer el tratamiento oncológico está “el zumo de pomelo, que actúa como un inhibidor enzimático, aumentando la concentración de fármacos y el riesgo de toxicidad, y el hipérico, que se toma como potenciador de la inmunidad, y se comporta como un potente inductor enzimático, provocando el efecto contrario: disminución del nivel del fármaco y con ello, de su eficacia”.

Últimamente, esta especialista refiere un auge en el consumo de hongos y algas; entre estas últimas destaca la espirulina.”Sabemos que se ha notificado una interacción con los fármacos que se metabolizan a nivel de las isoenzimas 1A2 y 2E1. La afectación es teórica, pero desconocemos el grado. Por eso, con un fármaco que tiene probada su eficacia y seguridad, la recomendación es no tomar nada que pueda poner en riesgo su efecto terapéutico“.

Un 88 por ciento de los pacientes oncológicos que recurrían a las plantas medicinales recibían tratamiento con intención paliativa, y el perfil se corresponde al de una mujer, en estadio avanzado de la enfermedad y con un nivel cultural alto.

Pregunta expresa

Elena Álvaro también argumenta que estos datos surgen del grupo de enfermos con cáncer, porque se les realiza de forma sistemática una entrevista farmacoterapéutica, lo que no significa que no ocurra en otras enfermedades o en enfermos que acudan de urgencia.

“En nuestra experiencia, hay que preguntar al paciente directa y específicamente si está tomando algún tipo de planta medicinal, porque al indagar por la medicación que están tomando suelen obviarlo, no lo asocian“.

En ello coincide Lourdes Girona: “A veces, los pacientes no son conscientes de que están tomando un producto con efecto farmacológico, por ejemplo en el caso de extractos de té, regaliz, manzanilla, arándano… Tenemos que estar alerta con estas interacciones. El médico debe preguntar expresamente al paciente si toma fitoterapia“, y abunda en estudios realizados por Infito y por la OMS que sitúan la ingesta de fitoterapia en uno de cada cinco pacientes. “La fitoterapia no deja de ser un medicamento: tiene un efecto terapéutico y tóxico. Hay que preguntar sobre ello y concienciar a la población de que el origen natural no significa necesariamente que algo sea seguro o inocuo”.

Sospecha de interacción

La identificación de una eventual interacción de fármaco y fitoterápico se realiza en España, al igual que con cualquier medicamento, a través del Sistema de Farmacovigilancia. “El profesional sanitario está obligado a comunicar cualquier reacción adversa que sospeche, así como interacción”, recuerda Iván Espada, farmacéutico del Departamento de Productos y Servicios, del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof). No obstante, una misma planta si se presenta como un producto de venta libre -un complemento nutricional, por ejemplo- no está sujeta a esa obligación, en merma de la seguridad.

Una vez confirmada la interacción, las herramientas del profesional para cotejarla no están tan sistematizadas. Además del recurso a obras de referencia (Stockley), se encuentra BotPLUS, la base de datos del Cgcof. Integrada en los programas de gestión de las farmacias españolas, incluye un módulo de interacciones, “no muchas de este tipo, pues en general son raras, debido en parte al buen perfil de seguridad de la fitoterapia y a la insuficiente comunicación del paciente sobre su uso”. Algunas comunidades autónomas integran esta herramienta en su programa de receta electrónica, como ayuda a la prescripción del médico.

Ver

Mediator 150 mg combien de morts?

Fuente: Irène Frachon  “Mediator 150 mg, combien de morts?”

Date de parution: 3 juin 2010; ISBN9782918135142; Prix15,90 €; Nombre de pages: 152; Format210mm x 135mm

“El 25 de noviembre de 2009, la Agencia francesa para la seguridad de los productos sanitarios – Afssaps – anuncia la suspensión de la autorización de comercialización de un medicamento. Este es el MEDIATOR, comercializado durante más de treinta años por el laboratorio Servier, que se consume diariamente por casi 300,000 franceses. Esta decisión sigue a la revelación de toxicidad grave directamente relacionados con el fármaco: un ataque de las válvulas del corazón, a veces con consecuencias mortales. Los primeros elementos surgidos con posibilidad de sospecha de tal toxicidad aparecen en 1997, cuando un medicamento estrechamente relacionado y comercializado por el mismo laboratorio, Isomeride supresor del apetito, fue suspendido por las mismas razones.

La transparencia es una condición de la calidad de la política de salud de la población. Es por eso que testifico en este libro lo que viví, de la manera más factual posible. Mi objetivo es permitir que todos comprendan cómo se toman determinadas decisiones de salud pública en Francia y contribuir así al debate público, que constituye el ejercicio de la democracia. “[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Irène Frachon, editions-dialogues.fr

“LA DOCTORA DE BREST” Un film (“La fille de Brest”)

Audio y subtítulos. Versiónes en Español, Original con Subtítulos, Audio: Inglés, Subtítulos: Español y CatalánDirector: Emmanuelle Bercot  Francia, 2015

Sobre la película

En el hospital de Brest (Francia), la neumóloga Irène Frachon descubre una conexión directa entre una serie de sospechosas muertes y un medicamento aprobado por el estado. Comenzará entonces una solitaria lucha por descubrir la verdadera naturaleza del fármaco. Basada en el libro autobiográfico “MEDIATOR 150 mg: Combien de morts?”, ésta es la historia de Irène Frachon, la Erin Brockovich francesa, que destapó el escándalo MEDIATOR, uno de los más sonados de la historia reciente en Francia. Lo tuvo todo en contra: al gobierno francés, las grandes farmacéuticas e incluso a los médicos, totalmente sobornados y sometidos, pero eso no le impidió resistir y cambiar el sistema, desde dentro. Un biopic de superación que no solo denuncia, si no que también homenajea la vida de los héroes anónimos.

 

Ver

Prioridades estratégicas de atención sociosanitaria en el País Vasco 2017-2020

El documento ‘Prioridades Estratégicas de Atención Sociosanitarias 2017-2020‘, presentado por el Lendakari del Gobierno del País Vasco Iñigo Urkullu el 11 de febrero de 2018, es una la hoja de ruta que pretende dar una respuesta eficaz en ese ámbito a las necesidades de las personas, especialmente en el caso de los colectivos más vulnerables.

Fuente: Irekia.Euskadi.eus

El documento define seis prioridades, que desarrollan a su vez un total de 17 proyectos estratégicos. Éstas son las prioridades: 

(más…)

Ver

Prioridades estratégicas de atención sociosanitaria en el País Vasco 2017-2020

El documento ‘Prioridades Estratégicas de Atención Sociosanitarias 2017-2020‘, presentado por el Lendakari del Gobierno del País Vasco, Iñigo Urkullu, es una la hoja de ruta que pretende dar “una respuesta eficaz” en ese ámbito a las necesidades de las personas, especialmente en el caso de los colectivos más vulnerables.

Fuente: Irekia.Euskadi.eus

El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido esta mañana en Donostia el acto de presentación de las Prioridades Estratégicas de Atención Sociosanitarias 2017-2020, que ha contado también con la presencia del consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón; y la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal; además de los diputados generales de Araba, Ramiro González; de Bizkaia, Unai Rementería; y de Gipuzkoa, Markel Olano; así como del presidente de la Asociación de Municipios Vascos, EUDEL, Imanol Landa; junto a cientos de representantes de las distintas administraciones vascas, profesionales e integrantes del Tercer Sector, como muestra del apoyo de todos los ámbitos a este nuevo planteamiento para hacer frente a las necesidades sociales y sanitarias de las personas.

En su intervención, el Lehendakari Iñigo Urkullu ha reafirmado la apuesta inequívoca y firme de las instituciones vascas por una atención sociosanitaria de calidad.  Así, ha destacado “el esfuerzo que las instituciones vascas vienen realizando en este ámbito a lo largo de más de dos décadas, en las que, superando barreras competenciales y de diseño de serviciosse ha alumbrado un nuevo marco más efectivo, coordinado y sostenible”.

“El reto ahora es orientar esa estrategia hacia las personas y, en especial, hacia aquellos colectivos considerados diana, por sus mayores necesidades en el ámbito sociosanitario: personas con discapacidad o dependencia, personas con trastorno mental grave, personas en riesgo de exclusión y desprotección, niños/as con necesidades especiales, y otros colectivos con  necesidades sociosanitarias (enfermedades raras, final de la vida, etc.)”.

Ése es precisamente el objetivo esencial del documento estratégico hecho público hoy y que establece las medidas prioritarias para garantizar el mantenimiento de una buena atención sociosanitaria, en un contexto demográfico cada vez más marcado por el envejecimiento, la cronicidad y la dependencia.  Según ha señalado, “nuestros indicadores de excelencia, como puede ser el aumento de la esperanza de vida de los vascos y las vascas, por encima de la media europea y entre las más altas a nivel mundial, son un logro social enorme que, sin embargo, lleva aparejado un aumento de las necesidades derivadas de situaciones de dependencia vinculadas al progresivo envejecimiento poblacional.

El documento presentado hoy define seis prioridades, que desarrollan a su vez un total de 17 proyectos estratégicos. Éstas son las prioridades: 

1.-  Estructuración sociosanitaria de la coordinación

Se define una hoja de ruta en la coordinación sociosanitaria que sirva para establecer los itinerarios y las relaciones, funcionales y estructurales, entre los diversos niveles del sistema de coordinación y atención sociosanitaria: desde la estructura directiva y ejecutiva representada por el Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria (CAVSS) hasta el nivel de la atención concreta, representado por los y las profesionales de la atención primaria social y sanitaria. Estructurar estos niveles dotándolos de seguridad jurídica y empoderándolos es el objetivo teórico de esta prioridad, que en la práctica se traduce en tres proyectos estratégicos:

-Definir un modelo de gobernanza sociosanitario práctico en todos los niveles de intervención y ejecución, y que se acompañará de un mapa de los y las profesionales referentes en cada ámbito de atención.

-Dotar a ese modelo de una personalidad jurídica, con la aprobación de un Decreto para el desarrollo de la atención sociosanitaria en Euskadi.

-Formalizar jurídicamente la Comisión sociosanitaria coordinadora de Comités de Ética de Euskadi. 

2.- Estructuración sociosanitaria de los recursos

Se trata de dar un espacio a los recursos propiamente sociosanitarios, para lo cual se plantean dos proyectos clave:

-la redefinición y aprobación de un catálogo de recursos e intervenciones sociosanitarias

-la definición y consenso en torno a un marco de financiación estable para los recursos sociosanitarios. 

3.- Estructuración sociosanitaria de la atención

El objetivo es acercarse a los colectivos con más necesidades sociosanitarias: las personas con trastornos mentales graves, las personas en situación de desprotección, las personas en situación de dependencia, las personas con una discapacidad, las personas en situación de final de la vida, los niños y las niñas con necesidades especiales o las personas con enfermedades raras; pero también acercarse simultáneamente a los y las profesionales, a la comunicación entre ellos y ellas, a sus lugares de encuentro y a las herramientas que requiere el espacio sociosanitario. Esta tercera prioridad reúne un total de 8 proyectos estratégicos, algunos iniciados ya y otros nuevos:

-la actualización de la guía de protocolos sociosanitarios

-el despliegue de Osabide en residencias

-el despliegue de la herramienta de valoración sociosanitaria InterRAI-CA

-la elaboración de un manual para el desarrollo de las comisiones sociosanitarias

-el desarrollo de un piloto de tiempo de trabajo conjunto sociosanitario

-el desarrollo e implantación de la Historia Sociosanitaria

-el diseño de rutas asistenciales sociosanitarias específicas para cada colectivo diana,

-las rutas asistenciales no presenciales.

4.- Prevención sociosanitaria y participación ciudadana

Esta prioridad estratégica concibe la prevención sociosanitaria desde la activación de intervenciones de naturaleza diversa y complementaria -económico-financieras, familiares, de ocio, comunitarias, de vivienda, en salud, entre otras- y determinadas conjugando el enfoque poblacional con los ajustes individuales en función de cada perfil de riesgo. Estas actuaciones preventivas individuales, gestionadas por el sistema social, el sanitario y la propia persona, serán determinantes para evitar o retrasar las demandas de atención sociosanitaria. 

5.- Evaluación sociosanitaria

La realidad de la atención sociosanitaria en la actualidad es aproximativa y basada en la observación y la recogida de testimonios. El objetivo sería consolidar el conocimiento de esa realidad a través de una aproximación cuantitativa y cualitativa, fundamentada en indicadores que permitan objetivar las características de la atención y las necesidades a las que dar respuesta. Para ello, se plantea como prioridad esencial el desarrollo de un marco de conocimiento y colaboración interinstitucional y participación profesional y ciudadana, mediante un cuadro de mando nutrido de indicadores de seguimiento y resultado de las acciones que se desarrollan, y una encuesta de satisfacción tanto a las personas usuarias de los recursos sociosanitarios como a los y las profesionales que hacen posible esa atención.

6.- Innovación sociosanitaria.

El propósito es promover un espacio de innovación en el ámbito sociosanitario que estimule la generación de conocimiento y pueda difundirse a todos los niveles asistenciales y ámbitos, tanto profesional como ciudadanía. Todo ello, de cara a dar respuestas innovadoras a los retos que plantea la atención sociosanitaria.

Descargar el documento ‘Prioridades Estratégicas de Atención Sociosanitarias 2017-2020‘

 

Ver

Terminar el uso no esencial de antimicrobianos en el ganado

La lucha contra la resistencia a los antimicrobianos (AMR) es una prioridad de la agenda de salud pública de la Organización Mundial de la Salud, y en noviembre de 2017 la organización lanzó pautas sobre el uso de antimicrobianos médicamente importantes en la industria de producción de alimentos.

Fuente: BMJ 2018; 360: k259

Sus recomendaciones inequívocas fueron que su uso rutinario para la promoción del crecimiento animal y la prevención de enfermedades en animales sanos debería suspenderse (recuadro 1). 1 De acuerdo con el plan de acción mundial sobre resistencia a los antimicrobianos, 2 el objetivo es ayudar a preservar la eficacia de los antimicrobianos críticos para la medicina humana. Como organismo supranacional, la OMS ha aprovechado la oportunidad para presionar de manera independiente a los responsables de la política sanitaria para que respondan ahora a su desafío.

Cuadro 1

Recomendaciones de la OMS 1

  1. Una reducción general en el uso de todas las clases de antimicrobianos médicamente importantes en animales productores de alimentos
  2. Restricción completa del uso de todas las clases de antimicrobianos médicamente importantes en animales productores de alimentos para la promoción del crecimiento.
  3. 3 Restricción completa del uso de todas las clases de antimicrobianos médicamente importantes en animales productores de alimentos para la prevención de enfermedades infecciosas que aún no han sido diagnosticadas clínicamente.
  4. 4a Sugiera que los antimicrobianos clasificados como de importancia crítica para la medicina humana no deberían utilizarse para controlar la diseminación de una enfermedad infecciosa clínicamente diagnosticada identificada dentro de un grupo de animales productores de alimentos    4b Sugiera que los antimicrobianos clasificados como de mayor prioridad (ver a continuación) de importancia crítica para la medicina humana no se deben usar para el tratamiento de animales productores de alimentos con un diagnóstico clínico …

 

Ver